Tres andaluces reciben financiación para impulsar sus iniciativas culturales

Temática: Afiliados Temática: Cultura Temática: Servicios Sociales
La fotógrafa cordobesa Victoria Adame es una de las andaluzas seleccionadas

La Dirección de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de la ONCE ha seleccionado tres iniciativas culturales presentadas por el gaditano Jesús Espiñeira y los cordobeses Victoria Adame y Antonio García, para financiar sus respectivos proyectos, dentro la convocatoria de este año. En esta 38 edición se han concedido ayudas a 17 proyectos procedentes de Andalucía, Cataluña, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, la Comunidad Valenciana y País Vasco.

Siete maneras de llorar’

‘Siete maneras de llorar’ es el segundo libro del gaditano Jesús Espiñeira, ciego total. Alma desde el origen de los Premios Fermín Salvochea con los que la ONCE premia cada año las letras más solidarias del Carnaval de Cádiz, Espiñeira ha sido un hombre muy polifacético a lo largo de toda su vida. Afiliado a la ONCE desde 1986, de Ceuta pero con toda una vida anclada en Cádiz, donde ha ocupado distintos puestos de responsabilidad dentro de la Organización, los dos primeros años como director en Vejer de la Frontera, y jefe de Servicios Sociales en Jaén, y los 25 siguientes como responsable también del área social en Cádiz.

Adicto a la historia, sobre todo de los siglos XII y XIII, publicó en 2017 su primera novela ‘Entre dos vidas’, una historia de amor ambientada en la Sevilla actual, y ahora ha recibido financiación de la ONCE para sacar a la luz su segundo trabajo editorial ‘Siete maneras de llorar’.

“La novela es una denuncia social sobre el drama de la inmigración de los pueblos subsaharianos”, explica Espiñeira. “Cuando vemos a una persona negra que se nos acerca a una mesa donde estamos tomando un café y nos ofrece cualquier cosilla, casi nadie se para a pensar qué ha habido en esa vida desde que dejó su tierra hasta aquí y la suerte que ha tenido por estar viva”, argumenta. Pues de eso va este libro.

Jesus Espiñeira con Cádiz de fondo

Espiñeira profundiza en el drama de la inmigración para denunciar la hipocreía de la sociedad

Al día siguiente de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretara el estado de alarma por la pandemia de la COVID 19, Jesús se sentó delante de su ordenador con una página de Word en blanco y comenzó a escribir. “Me costó más la documentación que escribirlo”, reconoce. En concreto, tres años para recopilar toda la información y apenas tres meses para redactarlo, y otros dos años para darle forma. El proceso ha sido largo y complicado, porque ha tenido que documentarse sobre países de la África Subsahariana en los que nunca ha estado. “He buceado mucho en Internet y he contado con colaboradores muy válidos que me han ayudado a manejarme con mapas, culturas y religiones”, comenta.

El resultado, una novela con un doble objetivo; entretener al lector y remover conciencias. ‘Siete maneras de llorar’ no se centra en historias personales aunque tiene como protagonistas a Telemanka, Moussa y Marian, dos hombres y una mujer de Mali, con los que ha creado “una historia ficticia que podría suceder igual en Tarrasa en Cádiz o en Almería”, según su autor. “La novela entra al saco desde la primera palabra y reprocha a la sociedad el falso buenísimo de mirar para otro lado y no querer saber nada de la tragedia que llevamos viviendo años, décadas, en nuestras vidas cotidianas”, subraya el escritor.

A su juicio, la solución al problema de la migración masiva pasa por intervenir en el origen y el tránsito y cargar contra las mafias “que están por todos lados”, denuncia.

Espiñeira cree que si no fuera por ayudas como las que ofrece la ONCE sería muy complicado para cualquier afiliado editar un libro, una novela o un catálogo de las obras que crean. Con la ayuda que ha recibido ahora de la ONCE, Jesús prevé publicar su libro en la editorial gaditana QBOOK con la intención de presentarlo en sociedad este mes de mayo.

¿Ciego yo?

El músico cordobés, Antonio García, también ha recibido financiación para otro proyecto editorial. Pianista, compositor y productor musical, García cambió hace solo cuatro meses su Córdoba por Lanzarote donde ha decidido emprender una nueva vida tocando en hoteles todo tipo de música, rumbas, sevillanas, blues, bandas sonoras de películas. Antes fue vendedor de la ONCE durante 15 años y después de un tiempo volcado en su faceta artística, se plantea ahora compatibilizar esa vertiente con la venta de nuevo en un destino más tranquilo como la isla del volcán Timanfaya.

La Dirección General de la ONCE le ha concedido una ayuda para publicar su último proyecto, ‘¿Ciego yo?, Despejando Tinieblas’, un libro en el que cuenta un relato en primera persona para acabar con los estigmas que algunos todavía mantienen sobre las personas ciegas.

Antonio García tocando el piano

Con su libro, el pianista cordobés Antonio García quiere acabar con los estigmas que aún perduran sobre las personas ciegas

“Yo estuve cuatro años en el colegio de la ONCE en Sevilla, de los 13 a los 17 -explica-. Y quiero sacar una sonrisa al lector con las cosas que nos pasaban a los que teníamos poca visión. Porque mucha gente desconoce como hace un ciego para saltar una longitud, o como funciona nuestro sistema de braille y quiero quitarles ese sentimiento de lástima que todavía tienen cuando ven a un ciego, y hacerlo con sentido del humor”.

García conserva todavía el 5% de visión “que me ayuda a no chocarme y me permite defenderme bastante bien”, puntualiza. “Quiero hacer más cercana la imagen que la gente tiene de los ciegos, que a veces parece que nos ven como bichos raros, y quiero explicar la capacidad de supervivencia que tenían aquellos chavales de aquel colegio, porque siempre es una alegría recordarlo”, concluye.

8gr 25mm, la ceguera como metáfora

El epicentro fotográfico de la cordobesa Victoria Adame, afiliada a la ONCE por su discapacidad visual grave, gira hoy en torno a la visión y los modos de ver en su más amplio sentido de la palabra. Con esa guía, Adame habla en el proyecto fotográfico que ha merecido la financiación de la ONCE de una ceguera física como metáfora de una ceguera social: de la ceguera ante las propias necesidades y las necesidades ajenas, de la falta de visión hacia la sociedad y desgracia particular de cada ser humano y de cómo una situación límite es capaz de sacar lo mejor o lo peor de las personas.

“La fotografía debe ir más allá de lo obvio -sostiene-, superar los decálogos, los formalismos y las costumbres. Se trata de un lenguaje con el que expresar lo que sucede, incluso cuando eso puede atacar la esencia misma de la fotografía, pasándose por alto muchas de las normas básicas de fotografía”. Así es su proyecto 8gr 25mm (la medida del ojo humano).

Victoria Adame sentada con un espejo

 

“Recuerdo en mi época de estudiante en la que teníamos que aprender cómo enfocar de varias maneras posibles una fotografía con Photoshop -explica-. Nos argumentaban las razones por las que era obligado a enfocar, pero no recuerdo que se nos hablara de esas excepciones que confirman la regla, en la que el fondo es, si cabe, más importante que la forma”. Con su proyecto, Adame pretende hacer cómplice al espectador invitándole a ver el mundo como lo ve ella cuando no usa gafas con las imágenes evidentemente desenfocadas. “Puestas una detrás de otra las imágenes forman un adictivo e hipnótico recorrido que estimula la curiosidad y nos lleva a querer saber si lo que creemos que vemos es realmente lo que había delante”.

Más allá del evidente juego visual, 8 gr 25mm invita a reflexionar al espectador sobre el aplastante peso que la visión tiene en nuestra forma de entender el mundo y la fuerza que tienen los otros sentidos en la manera en la que percibimos nuestro entorno.

Imágenes de fotografías de Victoria Adame

Imágenes de fotografías que revelan la visión distorsionada fotógrafa Victoria Adame

Victoria Adame ( Córdoba, 1983) es fotógrafa y licenciada en Derecho. Afiliada a la ONCE desde 2019 por problemas en las retinas, su línea de trabajo se centra en la creación de proyectos fotográficos sobre lo humano y las emociones como punto de partida. En 2015 fue finalista en Madrid 24 PhotoEspaña y en los Lens Culture Exposure Award en Londres. En 2016 fue seleccionada para Descubrimientos PhotoEspaña y fue becada también por la Fundación Cotí con el programa de apoyo a la creación, además de ser seleccionada en la VIII Bienal de la Fundación Botí. En 2017 ganó el primer premio de Apertura en Málaga y recibió una mención honorífica para el International Photography Awards en Los Angeles por un trabajo sobre el cambio climático. Uno de sus últimos proyectos, Miopía, ha ganado la beca Art House Holland en Países Bajos, con la que ganó también la VII edición de la beca fundación Viana Bilbao Arte donde ha desarrollado su actual proyecto foto poético. Parte de su obra fue incluida en los años de la pandemia, 2020 y 2021, en la exposición del Espacio Madoz propuesta por Galería Álvaro Alcázar y Fundación Bancaria de Madrid. Actualmente se centra en nuevos proyectos que tienen la visión y los modos de ver como epicentro fotográfico. Recientemente ha realizado una exposición monográfica bajo el lema ‘No toda distancia es ausencia’ en el Museo Tiflológico de la ONCE en Madrid.

Compartir :

Publicador de contenidos

Podcast - Andalucía podcast

Logo del Podcast

Calendario

Suscripcion

Suscripción

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Andalucía

Publicador de contenidos

Webs de ONCE

Logo de la web de ONCE (Abrir en nueva ventana)