El Parlamento aprueba por unanimidad la Ley de Perros de Asistencia a personas con discapacidad

  • Boletín: BOLETÍN 160 enero 2022

    La consejera de Igualdad y el delegado territorial de la ONCE con los portavoces de los Grupos | Fotos: Alfredo de AncaLa consejera de Igualdad y el delegado territorial de la ONCE con los portavoces de los Grupos | Fotos: Alfredo de Anca

    El Pleno del Parlamento de Andalucía de la última sesión del año 21 aprobó por unanimidad la ley por la que se regulan los perros de asistencia a personas con discapacidad en Andalucía, que amplía los derechos recogidos en la Ley del Perro Guía de 1998 e incluye entre sus beneficiarios a personas con otras discapacidades, además de la visual. Todos los Grupos de la Cámara respaldaron, sin excepción, la nueva Ley, que asume en gran medida las propuestas trasladadas desde la ONCE y el CERMI de Andalucía.

    Y todos los portavoces de los Grupos Parlamentarios agradecieron a la ONCE, sin excepción, sus aportaciones, su experiencia y sus conocimientos, para mejorar un nuevo texto legal que supone “un gran avance en términos de derechos”, según destacó a la salida del pleno el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, quien asistió al pleno con el vicepresidente del Consejo Territorial, José Antonio Ornedo.

    Vista general del Salón de Plenos desde la tribuna del público durante el debate de la Ley

    La nueva norma sustituye a la ley de 1998 relativa al uso de perros guía por personas con discapacidad visual y amplía los derechos a otros perros que asisten a personas con otras discapacidades como el autismo o personas que padecen diabetes o epilepsia para que les faciliten el desenvolvimiento libre y seguro por diferentes entornos.

    La portavoz del Grupo Socialista, mayoritario en la Cámara andaluza, calificó el día como “muy importante”. “Hoy es uno de esos días que merece la pena dedicarse a la política”, proclamó orgullosa Carmen Dolores Vázquez, quien recordó que ya en 2018 su grupo planteó este debate que ha impulsado ahora la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, con Rocío Ruiz al frente. “Es una ley muy potente que refuerza la autoestima y la seguridad y viene a mejorar la vida de las personas con discapacidad”, subrayó.

    Para el portavoz del PP, el granadino Rafael Caracuel, esta ley demuestra el "compromiso con la igualdad de oportunidades" del Gobierno de la Junta de Andalucía y la defensa "real y efectiva" de los derechos de las personas con discapacidad”. “Es una norma más rica gracias a las aportaciones de las organizaciones sociales y nos sitúa entre las más modernas tendencias legislativas”, dijo.

    La afiliada a la ONCE Amparo Cruz asistió al debate final de la Ley acompañada por su perro guía, Omet

    También la portavoz de Ciudadanos, Concha González, dijo que la ley facilitará mucho la vida a las personas con discapacidad y sus familias. “Esta ley lleva mucho corazón, iguala, integra y pone un granito de arena para una Andalucía más solidaria e inclusiva”, afirmó emocionada. “Mejora la vida de las personas y para eso vine a hacer política”.

    También el portavoz de Unidas Podemos, Jesús Fernández, se felicitó porque el texto final aprobado por unanimidad mantenga intacto el ADN, dijo, de las demandas de las organizaciones sociales, aunque lamentó que haya tardado tanto su procedimiento. Fernández destacó especialmente que la ley prevea un 10 por ciento de los medios de transporte masivos sean destinados a personas con perros de asistencia, así como un aumento de las sanciones en casos de discriminación en el acceso. Por Vox, Ana Gil, lamentó el retraso “inexplicable” en la aprobación de la ley y dijo este texto era un deber y un compromiso de la sociedad.

    Registro de Perros de Asistencia

    La ley define a los perros de asistencia como los que han sido adiestrados en centros oficialmente homologados para el acompañamiento, conducción, ayuda y auxilio de personas con discapacidad, y están identificados con un distintivo oficial. La nueva norma obliga expresamente a promover su utilización con la garantía de que se permita su libre acceso a todos los lugares, alojamientos, establecimientos, locales, transportes y demás espacios de uso público sin que ello conlleve gasto adicional.

    La normativa autonómica establece ahora diferentes categorías de perros de asistencia y su adiestramiento; fija el derecho de acceso en su compañía en los distintos entornos y especifica los derechos, obligaciones y responsabilidad por el uso de estos animales, sus condiciones sanitarias y su adiestramiento.

    Cristóbal Martínez, Rocío Ruiz y Carmen Dolores Vázquez, conversan tras la finalización del debate

    Asimismo, define el procedimiento de reconocimiento, suspensión y pérdida de la condición de perro de asistencia, crea el Registro de Perros de Asistencia de Andalucía y recoge un régimen sancionador. Y especifica además que una persona usuaria no podrá ser discriminada en los procesos de selección laboral ni en el cumplimiento de su tarea profesional por el acompañamiento de un perro de asistencia, al tiempo que establece la obligación de disponer de una póliza de seguro de responsabilidad civil para cubrir eventuales daños causados por el perro. Además, prevé campañas informativas sobre el contenido de la ley, especialmente dirigidas a los centros de enseñanza, establecimientos de hostelería, comercios y transportes.