Lola García-Baquero da el salto a los escenarios con el flamenco inclusivo de la Compañía de José Galán

  • Boletín: BOLETÍN 150 febrero 2021

    Temática: Cultura La bailaora de Torreblanca se ha ganado un sitio propio en los espectáculos de la Compañía de José GalánLa bailaora de Torreblanca se ha ganado un sitio propio en los espectáculos de la Compañía de José Galán

    A Lola, el mundo se le vino abajo cuando se quedó ciega, hace casi ya 9 años, en un momento de su vida que coincidió con una catarsis existencial total. Pensó que era el final, hasta el punto que prefirió no vivir. Se negó a vivir. Pero la ceguera le condujo a la ONCE y de ahí a la salvación. “Me acogieron todos con los brazos abiertos y me salvaron la vida –reconoce-. Me enseñaron que se puede volver a vivir. Cuando llegué a la ONCE pensaba que era la única ciega del mundo y descubrí que había otro mundo y que se podía vivir. Llegué a la ONCE y sentí que había más vida, dejé de verme sola ante el mundo y me agarré a la vida”, explica conteniendo la emoción. Comenzó a participar en las actividades, a conocer a otras personas, a viajar y cuando se montó el taller de baile flamenco en la Delegación Territorial se apuntó inmediatamente. Siempre le gustó bailar. Así comenzó todo.

    El bailaor, coreógrafo y director de la Compañía José Galán, precursor del flamenco inclusivo en España y Premio Solidarios ONCE en Andalucía, puso en marcha el taller de baile flamenco en la sede de la Delegación Territorial en 2017. Y desde entonces Lola García-Baquero no se ha perdido una sola de sus clases.

    Galán, que ha volcado su carrera artística en potenciar la vena flamenca de las personas con diversidad funcional, creó a continuación la sección de Flamenco Visión, dentro de su propia Compañía, para abrir un cauce de expresión específica dirigida a las personas ciegas o con discapacidad visual grave. Y en ese grupo, Lola destacó siempre por su entrega.

    Flamenco y libertad 

    “El flamenco inclusivo con Pepe me aporta libertad, autoestima, saber que se puede –subraya la bailaora-. Me ha dado alas a mi cuerpo para poder expresarme y demostrar al mundo que se puede con todo, si uno quiere. ¿Quién iba a pensar que una persona en silla de ruedas, o ciega total o con Down pueda con esto? –se pregunta-. Y si se puede –se responde-. Hay mucho cariño y mucho amor en su técnica”. García-Baquero reconoce que ha ganado mucho en autonomía personal y en su capacidad de relacionarse con la gente. “Antes me daba vergüenza bailar. Pero la ONCE me ha enseñado a maquillarme y a desenvolverme y Pepe me ha enseñado que puedo ser normal ante la sociedad, porque para algunos no somos normales todavía”, explica.

    A partir de entonces, la de Torreblanca, uno de los barrios más humildes de Sevilla, se entregó al flamenco en cuerpo y alma, y descubrió alas para volar, para sentirse una mujer libre y para crecer como artista, de la mano siempre del maestro José Galán. “Se está empoderando más y queriéndose más”, resume gráficamente el coreógrafo sevillano, que ha apostado por ella para su último espectáculo ‘Invictus’ y para el próximo estreno  de ‘Gozo y Llanto’, donde actuarán con otros artistas con diversidad funcional.

    Juntos protagonizan una coreografía, que triunfó en el pasado Festival ‘Arte por la Integración’ en La Coruña por su singularidad, sensibilidad y belleza artística, en el que se recrean en su arte, bien jugando con los abanicos o envueltos en un mantón de manila, bien a solas con el vuelo de sus manos, o bien en su entrega pasional de deseo al ritmo del tango habanero de ‘La llorona’. Los dos, inmersos en un luto riguroso, protagonizan un pasaje que resulta muy lorquiano a los ojos del espectador en su expresión, hermosura y delicadeza finalmente conmovedoras. Y como en todas sus coreografías Galán logra hacer ver al espectador otra forma de ver en la vida.

    José Galán y Lola García-Baquero actuarán el próximo 21 en el TNT Atalaya Teatro de Sevilla

    Ahora Lola se ve y se siente una mujer radiante, dentro y fuera del escenario. “Me siento más hermosa desde que no me veo, porque cuando me veía no miraba, y ahora que no me veo, no me hace falta mirarme porque me siento súper bien. Es como una libertad dentro de mi ceguera y mi oscuridad. Eso es mi mundo y eso me lo da el flamenco inclusivo; el sentirme libre”. Una libertad que le ha dado, reconoce, su maestro. “No me deja nunca en el escenario, bailemos lo que bailemos me orienta, me enseña los pasos, me guía con su taconeo”, comenta.

    Y ahora sí, Lola García-Baquero se siente feliz y con la estima por las nubes. “En el flamenco inclusivo no hace falta tener 60 kilos –matiza encantada-. La estética no nos importa y Pepe nos inculca eso; que lo importante es demostrar con nuestro cuerpo el mensaje que queremos dar. Y la sensación de libertad es muy importante. ¿Por qué tenemos que ser divinas con un cuerpo esbelto si sabemos demostrar que sabemos bailar unas alegrías o unas bulerías?”. Para Galán se le agotan los adjetivos. “Es tan creativo, un ser tan hermoso, tan humilde, que te da la mano y me eleva porque me da una libertad que la necesitaba en mi vida”, añade.

    Le basta un toque o un susurro para que Lola se venga arriba sobre las tablas. “Déjate llevar e interpreta”, me dice, “sigue mi sonido”. Y eso me da una libertad absoluta en el escenario –explica-. Saco de mi cuerpo la rabia que llevo dentro y la fuerza que creía que no tenía, por eso me siento más fuerte encima de un escenario que en los bajos, pero es una sensación súper bonita, porque tengo al maestro al lado que me dice, tú puedes y vamos a hacerlo”.

    El título del espectáculo, lo dice todo, invencibles. “Eso es lo que hay que demostrar encima del escenario, que somos invencibles. Ese es el mensaje, que no hay nada imposible. Él (José Galán) se pone en mi piel y empatiza conmigo y eso se transmite, me susurra, me jalea y yo tengo que sacar garra, somos dos cuerpos en uno, él viendo y yo sin ver. Y es maravilloso”, concluye.

    Cartel del próximo espectáculo de la Compañía de José Galán '`Gozo y llanto'

    _____

    GOZO Y LLANTO

    SINOPSIS

    Como invita a descubrir el título del espectáculo, cuenta con las dos emociones primarias del ser humano: Gozo o el placer de la felicidad y Llanto o el dolor del sufrimiento. Es una reflexión interpretada en voz alta, a corazón abierto y con el alma desnuda, para transmitir estos dos conceptos opuestos y complementarios que marcan la vida. Dos caras de la misma moneda, luces y sombras sobre las tablas de un escenario para mostrarle al mundo las capacidades artísticas de la diversidad.

    ELENCO

    Dirección artística, coreografía, texto y baile: José Galán

    Al baile: Carmen Caro, Rocío Cuadrado, Virginia Fernández, Concha García, Lola García-Baquero y Manuel Pérez

    ENTRADAS

    Domingo 21 de febrero a las 19.00 h. en el Centro Atalaya TNT de Sevilla.

    Entradas en: https://www.atalaya-tnt.com/entradas/