El malagueño Manuel Reina publica su quinto libro ‘Memorias de un cegato-Un canto a la esperanza’

  • Boletín: BOLETÍN 167 AGOSTO 2022

    Temática: Cultura "La soledad es la enfermedad del siglo XXI", sostiene Manuel Reina"La soledad es la enfermedad del siglo XXI", sostiene Manuel Reina

    El periodista y escritor malagueño Manuel Reina, afiliado a la ONCE desde hace 38 años por su discapacidad visual grave, ha publicado el que es ya su quinto libro ‘Memorias de un cegato-Un canto a la esperanza’, una biografía en la que repasa sus 76 años de vida, para transmitir optimismo a las personas con discapacidad.

    La sede de la Sociedad Económica de Amigos del País en Málaga acogió semanas atrás la presentación del nuevo libro de Manolo Reina, ‘Memorias de un cegato-Un canto a la esperanza’, con el que el autor quiere infundir esperanza en personas que tienen problemas psíquicos, físicos o de comunicación, para que confíen “en la medicina y en la providencia y que sepan que siempre hay un camino y una solución para sus problemas”, afirma.

    Reina cree que, con su ejemplo, su libro puede ayudar a muchas familias, a superar las adversidades que plantea la discapacidad. De pequeño, Manuel sufrió en primera persona el acoso escolar por las pronunciadas gafas que llevaba. Con 14 años sumaba ya 14 dioptrías y su infancia y adolescencia, según reconoce, no resultaron fáciles. “Resultó muy duro”, reconoce ahora, con el paso del tiempo. Pero a partir de la implantación de las primeras lentillas corneales que salieron al mercado, su actitud ante la vida cambió radicalmente para afrontar el mundo de frente.

    Presentación del libro en la Sociedad Económica de Amigos del País en Málaga

    Su libro habla de héroes. “Es que los padres y niños y las familias que están intentando superar esos problemas son auténticos héroes porque no tienen los medios suficientes y sin embargo están luchando como si fueran héroes”. El libro está editado por la Fundación Rincón y la Fundación Málaga Más Cultura y todos los beneficios de la venta van destinados a la Fundación Héroes, cuyo objetivo es la obtención de medios de rehabilitación física, psíquica y/o sensorial para ponerlos al alcance de todos los colectivos con discapacidad y enfermos crónicos.

    La vulnerabilidad del ser

    Reina advierte al lector sobre la vulnerabilidad del ser humano. “No se da cuenta que hoy está bien y mañana puede estar fatal. Lo he vivido -explica-. En mi vida he vivido momentos de gente que se reía de los problemas ajenos y después han contraído Alzheimer o han llegado a tener de todo. Es cuando una persona se da cuenta de que somos muy vulnerables. Si esto calara en la gente seríamos más solidarios, tendríamos mucho más respeto hacia las personas con problemas”. 

    Manuel Reina ha trabajado un cuarto de siglo en Diario Sur, once de ellos como corresponsal en Rincón de la Victoria. “Los medios de comunicación han cambiado totalmente con las nuevas tecnologías y las redes sociales -reconoce-. Todos estos instrumentos que tenemos ahora nos entretienen tanto que no tenemos tiempo ni de leer la prensa escrita”, lamenta.

    El director de la ONCE en Málaga, José Miguel Luque, asistió a la presentación del libro de Manuel Reina

    Y denuncia con firmeza la falta de credibilidad en los medios. “La política está influyendo mucho y está haciendo a los medios menos críticos con el poder que es el que les paga. Entonces hay una falta de credibilidad en la profesión periodística muy grave porque no hay medios independientes, porque cuesta más mantenerlos que lo que se cobra por ellos. Y como casi todo ahora mismo es gratis, no hay fuente de ingresos y lo único que hay es la política”.

    'Memorias de un cegato' es, además, testimonio vivo de un profesional que entendió el periodismo como servicio público y que ha dejado escritas crónicas que le hicieron merecedor de no pocos reconocimientos, como el Premio de Periodismo 'Jerez Perchet' 2001, concedido por el Ateneo de Málaga y la Universidad de Málaga, por su entrevista a la viuda del concejal asesinado por ETA, José María Martín Carpena, o el II Premio Jaén de Periodismo por 'Crónica de un viaje a Cazorla'.

    Reina, que ha dirigido durante años la revista mensual ‘Tu Barrio Málaga’, es presidente de la Asociación de Pensionistas y Jubilados de Málaga. “La soledad es la enfermedad de la gran mayoría de las personas porque cada uno va a su bola -afirma-. Hay muchísimos mayores que se sienten abandonados por sus hijos, y están viviendo solos agarrados a una tele que no entienden muchas veces. Es la enfermedad del siglo XXI”.

    “Nos falta sentido común”

    En otro de sus libros ‘Al mal tiempo buena cara’ , recopiló 750 chistes en beneficio de Cáritas. La ironía y el sentido del humor forman parte de su ADN como escritor. “Es que muchas veces no se puede decir las cosas con toda claridad y contundencia y hay que esconderlas o disfrazarlas con un poco de ironía porque si no te ganas enemigos. ‘Mis cartas a Mari Puri’ (otro libro suma de artículos publicados) está cargado de ironía y doble sentido. “Así ganas credibilidad y lectores. Ese es el mérito de tener 76 años y seguir en la brecha. Aunque tengo mi deficiencia visual, el sentido del habla y de la crítica no me faltan”.

    Y en ‘Regueros de sangre’, hace un repaso histórico a la España de la Guerra Civil y habla del fracaso de la convivencia entre los españoles. “A nosotros nos falta una cosa que es importantísima, que es el sentido común. Lo que no podemos permitir es que sigamos enfrentados por siempre los españoles como ha ocurrido desde las guerras Carlistas del siglo XIX hasta hoy, por los enfrentamientos particulares de unos y otros. Los españoles necesitamos sentido común, ponernos de acuerdo en lo importante y, sobre todo, en la convivencia, en el respeto, al contrario, que cada uno tenga el derecho a pensar lo que quiera, es la norma fundamental de la convivencia. Si tú no me dejas a mi hablar yo tampoco te dejaré a ti. ¿Entonces qué hacemos? Terminamos peleados. Vamos a respetarnos”.

    Manuel Reina se muestra muy crítico con la falta de credibilidad de los medios de comunicación

    Reina se afilió a la ONCE en 1984, aprendió braille, fue miembro del coro, y siempre está cuando le llaman para cualquier necesidad, como las charlas sobre envejecimiento activo y saludable que suele dar de forma periódica. “Para mí la ONCE es un modelo a seguir como creadora de empleo y de apoyo y auxilio a toda persona con discapacidad, que no somos tan discapacitados. Somos capaces. La peor dureza, la peor minusvalía que hay en el ser humano es la dureza de corazón, que no tengas buenos sentimientos, eso sí es una minusvalía. Por lo demás, todos somos válidos para algo y todos tenemos labor que hacer. La soledad se combate con labores sociales, ayudando a los demás, y eso es lo que se practica en la ONCE”.

    Con cinco hijos y cinco nietos, Manuel Reina aspira solo, a sus 76 años, a seguir siendo útil a los demás. “Para mí, lo importante es servir de apoyo a los demás -concluye-. Hay mucha gente sola, que necesita compañía, cariño, y comprensión y yo me ofrezco a dárselo”.