EN PRIMERA PERSONA: Ana Cachinero, escritora de literatura infantil y juvenil

Temática: Entrevistas
alicia_cachinero1.jpg

“La ceguera alimenta la inspiración”

A Ana Cachinero (Andújar, 1962), siempre se le dieron mejor las letras que los números. De pequeña se gastaba la paga de sus padres en cuentos antes que en chuches y, con el tiempo, se acabó devorando cualquier libro que cayera en sus manos. Aprobó a la primera las oposiciones de Magisterio, aunque nunca ejerció la enseñanza. Durante 25 años Ana ha sido vendedora de la ONCE en Jaén y ahora, ya jubilada, ocupa su tiempo en hacer lo mismo que ha hecho siempre, lo que más le gusta; leer y escribir. En 2002 escribió su primera novela, ‘La aventura de Carol’, en 2017 'Aventura Salvaje', novela juvenil en la que se entrelazan valores como la amistad, el compromiso o la solidaridad. Y este año acaba de ver la luz ‘Los ojos de un niño’, 9 cuentos gráficos. Sin resto visual, ni apenas audición, es una luchadora nata, una mujer llena de proyectos y de muchos cuentos y libros aún por escribir.

Usted de muy niña dedicaba buena parte de la paga que le daban sus padres los fines de semana a comprar cuentos en lugar de chuches. ¿Cómo despertó esa pasión por la lectura?

Desde siempre me ha gustado muchísimo leer. Empecé porque me llamaban la atención una serie de cuentos que eran gráficos, como si fueran viñetas. Y buscando, buscando encontraba los más bonitos y los que más me gustaban. Cada semana me llevaba unos poquitos, los leía y los iba guardando. Tenía ya una buena colección. Los ratos libres, sobre todo los domingos, aprovechaba las mañanas, a leer.

A los 7 años le sobreviene una retinosis pigmentaria por un sarampión que le atacó los ojos. ¿Fue muy duro a esa edad tan temprana?

No, ni siquiera me di cuenta. Vino como de golpe. Fue el sarampión, pero yo ni siquiera me enteré porque en vez de atacarme los granitos en cualquier parte del cuerpo me atacaron a los ojos. A los 7 años mis padres se dieron cuenta porque ya tenía una serie de comportamientos que no eran normales. Yo no entendía por qué tenía esas dificultades al entrar en un sitio oscuro. Cuando ya me vieron los médicos, Barraquer padre, me dijo que si hubiera ido cuando me aparecieron los síntomas me hubieran operado a tiempo y hubieran evitado mi ceguera. Las circunstancias son las que fueron y ya está. Gracias a Dios, yo he visto a lo largo de mi vida. La retinosis pigmentaria ha ido bajando poquito a poco hasta llegar un momento en que en la actualidad prácticamente no veo. Solo puedo percibir un poquito de luz, nada más, pero gracias a eso, puedo defenderme dentro de lo que cabe.

¿Y le ha condicionado mucho su vida?

No mucho la verdad, porque yo he hecho mis estudios primarios en colegios normales de educación integrada para todo el mundo. La pérdida de audición se agudizó más en la juventud. Pero yo he hecho mis estudios universitarios y no he tenido ningún problema. He estado trabajando con la ONCE y no me ha condicionado mucho. He estado dentro de la integración total.

Los problemas de audición, ¿cuándo surgen?

Dicen que están asociados a la retinosis, pero yo he ido perdiendo el oído poquito a poco. Empezó en la adolescencia y juventud más o menos. Ahora ya con la ceguera, en los últimos años, se me ha venido más fuerte.

Tiene la sensación de que no lo ha tenido fácil en la vida.

Pues sí. Gracias a Dios he estado muy arropada por mi familia, pero habrá gente que no lo habrá tenido fácil porque antes no era lo mismo que ahora. Ahora con el apoyo que tenemos de la ONCE, todo afiliado puede contar con su apoyo. Y hoy en día las cosas son de otra manera.

¿Siempre ha sido usted una luchadora?

Sí, siempre, siempre, siempre. Sin darme cuenta yo siempre he luchado. Me he dado cuenta que antes la sociedad no te miraba con buenos ojos y te compadecía, y eso a mí no me gustaba. Tenía claro que tenía que ser una persona más, como todo el mundo, tuviera la enfermedad que tuviera. Hay que reconocer esa enfermedad y a partir de ahí tú puedes luchar por tus sueños.

¿Se considera un ejemplo de superación?

Yo creo que sí, pero bueno, no estoy en las nubes, estoy con los pies en la tierra y todavía me queda mucho camino por recorrer.

Aprobó a la primera las Oposiciones de Magisterio. ¿Por qué nunca ejerció como profesora de Educación Primaria?

Eso fue una anécdota muy graciosa que me ocurrió. Hubiera preferido ejercer mi profesión, pero un verano, un amigo mío que era afiliado, me dijo que probara a vender cupones de la ONCE durante tres meses y que si no me gustara que siguiera con mi carrera. Yo lo que quería era enseñar, pero pasaron tres meses, pasaron otros tres meses, después me llamaron para estar un año en Bailén. Y así hasta 25 años. Y la verdad es que después de la jubilación es cuando he empezado a realizar mis sueños que tenía parados, como volver a tocar el laúd, que lo dejé con 12 años, y seguir con mi escritura y mis publicaciones, que es lo que más me gusta.

“Mi imaginación vuela”

La escritora jienense reconoce que hay que inculcar más la pasión por la lectura en las edades tempranas

¿Cómo se da el paso a escribir un primer libro?

Primero fue la lectura, me gustaba mucho leer. Mi padre nos puso una tarea a cada uno. A mi hermana le puso hacer cuentas desde niña y a mí a escribir. Poco a poco lo he ido mamando hasta que cuando estaba trabajando en Linares por 1998 por casualidad cayó en mis manos una revista del arte de escribir. Por ahí me documenté y empecé. Lo que más me gusta es escribir cuentos infantil y juvenil y así poco a poco comencé a adquirir conocimientos hasta publicar 'Las aventuras de Carol' en 2002. Y desde entonces he ido buscando libros que enseñan a cómo escribir, cómo utilizar técnicas de escritura y así llegué a 2017 a publicar mi segundo libro 'Aventuras salvajes'.

¿Cómo es su arte de escribir? ¿Cómo es su proceso creativo? ¿Cómo construye un relato?

Todo escritor tiene una técnica y un estilo. Cada uno tiene su manera de escribir. Yo primero concibo una idea, luego veo lo que quiero escribir, pongo un argumento y sobre esa historia voy buscando material, frases, noticias, hechos, vocabulario para poder escribir y voy haciendo técnicas de entrenamiento de creatividad, de desbloqueo, cogiendo palabras, y una vez que empiezo a escribir voy ordenando todo ese tipo de material. Entonces mi imaginación vuela. Yo ya empiezo a escribir una serie de cosas. Lo hago manualmente. Y cuando voy a escribir en el ordenador ese argumento lo voy haciendo por partes, descanso un poco y luego lo retomo. Y cuando ya escribo en el ordenador voy plasmando más cosas, mi pensamiento y así poquito a poco.

¿Sucede que el texto que escribe coge otro rumbo distinto al que concibió en un principio porque los personajes se apoderan del relato?

Sí, sí, eso me ha pasado muchas veces. Yo escribo un relato y cuando lo vuelvo a retomar resulta que el final no es lo que tú piensas y he tenido que cambiar el final, el medio o el principio. Lo que tienes que hacer es empezar con un principio potente para que puedas desarrollar los hechos o puedas plasmar la atención a lo largo del cuento.

¿Por qué ha preferido literatura infantil y juvenil?

Porque me gusta muchísimo. Desde que empecé, eran cuentos lo que leía, también leía novela, pero me gustaba más los cuentos infantiles. He leído muchísimos cuentos clásicos, me los conozco casi todos. Yo más o menos todo lo que he escrito me he inspirado en todo lo que he leído, lo que pasa que lo he hecho más actualizado, más acorde a los tiempos que vivimos.

¿Qué le inspira como autora?

Me inspira muchas veces la relajación. Muchas veces estar sentada en cualquier parte, te vienen las ideas a la mente, y tienes que tener a mano algo para poder escribirla, aunque sea una tablet o un móvil, porque si no, las ideas vienen y se van, y si tú no atrapas esas ideas que te vienen a la mente, entonces no hay nada que hacer. Tienes que coger y atraparlas.

¿Se escribe con la misma pasión sin visión?

Yo creo que sí. Hay un tiempo que escribes con mucha pasión y hay un tiempo en el que no tienes inspiración y no escribes nada y tienes que esperar a que te venga esa inspiración. Incluso durmiendo tiene viene una idea y te tienes que levantar a escribir esa idea porque si no se te va y no hay manera de atraparla.

La ceguera no afecta a la inspiración.

Para nada, es más, esa inspiración se hace más sensible, más fuerte, más visible. Creo que la alimenta. No sé a los demás autores, pero para mí, parece como si estuviéramos viendo con los ojos del alma porque la escritura nos viene del corazón y la mente con los pensamientos. Muchas veces con la ceguera desarrollamos otros sentidos, y yo me he dado cuenta de que conforme ha ido avanzando mi ceguera mi intuición, mi sexto sentido como llamamos nosotros, se me hace más fuerte y visible.

Lo que escribe ¿va dirigido a público joven y adolescente exclusivamente?

En general sí, pero también para un público que le guste leer. Lo mismo me puede leer un niño o una niña que una persona mayor.

Se lee poco a esas edades tempranas, ¿no cree?

El público infantil lee más. El adolescente lee menos. Por eso me dirijo a infantil y a personas ya mayores que leemos mucho más que la gente joven.

Qué importante es incentivar la lectura en los primeros años de vida, ¿verdad?

Si es muy importante, porque si un niño empieza a leer porque son los mayores los que se lo inculcamos, entonces cuando llega la edad adulta, aunque lea menos, pero lee. Habría que inculcar más la pasión por la lectura en las edades tempranas. Y eso lo están haciendo en los centros educativos, lo que pasa es que cuando ya terminan su educación, entonces tendrían que buscarse otros medios y técnicas para que esa lectura no termine ahí, bibliotecas o club de lectores como hacemos los mayores. Los niños, además de los centros educativos, tendrían que tener un Club de Lectura aparte para que pudieran seguir leyendo.

“25 años como vendedora dan para una novela”

Cachinero considera que la pandemia ha servido mucho "para que seamos más responsables"

La pandemia ha supuesto un incremento importante en las ventas de libros. El confinamiento nos ha conducido a la lectura. ¿Esa situación será para quedarse?

Sí, sí, pienso que sí, ha sido algo muy positivo. A mí la pandemia me ha servido para leer un poquito más. Y si no libro físico, a través de la digital, se sigue leyendo, y eso ha tenido la culpa la pandemia.

Sus 25 años como vendedora de la ONCE, ¿dan para escribir una novela?

Creo que sí, tengo mis anécdotas. De hecho, tengo un libro que empecé mientras estaba trabajando en la ONCE que se titula 'Luces y sombras, diario de una invidente' y lleva unos pocos años parados, pero estaba bastante avanzado, tenía cuatro o cinco capítulos, y cuando termine la novela juvenil que tengo entre manos, 'Buscando mis raíces', pienso retomarla. Durante la pandemia para entrenar mi creatividad escribí más de 20 reflexiones sobre el mundo en general, son textos que he convertido algunos en poesía y otros en microrelatos. Se llama 'Reflexiones, poesías y microrelatos' y lo terminaré el año que viene.

¿Qué lección extrae de la pandemia?

Que tenemos que ser personas más consecuentes, más responsables, y que esto es un aviso, de que, de aquí para adelante, pueden pasar más cosas. Esto ha venido como de golpe y no se han tomado las medidas que había que tomar, Pero la pandemia nos ha servido mucho para que seamos más responsables.

¿Comparte la sensación ciudadana de agravio con respecto a Jaén?

La verdad es que si, está un poquito abandonada. Pero poquito a poco se irán tomando las cosas como hay que tomarlas.

Después de su experiencia laboral, de 25 años en contacto con la calle, ¿se atrevería a definir a la sociedad jienense?

Los jienenses somos personas amables, muy acogedoras, que ayudamos a todo el mundo, somos muy caritativos, y todo el mundo que venga a Jaén lo acogeremos con los brazos abiertos. Hay muchas cosas por ver y por compartir.

Veo que afronta la jubilación, cargada de proyectos.

Estoy muy bien, mucho más tranquila, con mi lectura, mi escritura, mi música, colaborando con la ONCE, cuidando a mi madre, y seguir para adelante. No es una jubilación como las de antes, yo sigo para adelante y positiva.

| LUIS GRESA

Compartir :

Publicador de contidos

Podcast - Andalucía podcast

Logo del Podcast

Calendario

Subscrición

Subscrición

Suscríbete al boletín de Noticias ONCE de la Comunidad de Andalucía

Publicador de contidos

Webs de ONCE

Logo de la web de ONCE (Abrir en nueva ventana)