La Diputación de Sevilla y la ONCE redoblan su impulso en la promoción del turismo accesible

  • Boletín: BOLETÍN 132 junio 2019

    Temática: Turismo Cristóbal Martínez y Fernando Rodríguez Villalobos en la sede de la Diputación de SevillaCristóbal Martínez y Fernando Rodríguez Villalobos en la sede de la Diputación de Sevilla

    El acuerdo contempla la participación de la Diputación de Sevilla, a través de Prodetur, y de la ONCE en la realización de actuaciones que contribuyan   a difundir y promocionar una oferta turística accesible para dar a conocer la provincia sevillana como destino turístico adaptado al colectivo de personas con discapacidad. Dentro de este contexto, se prevé la organización de viajes accesibles a los municipios sevillanos para conocer su oferta cultural y patrimonial, así como la relacionada con la naturaleza,  el turismo activo y la gastronomía.

    Para ello, la ONCE se compromete a ofrecer a Prodetur, en la medida de sus posibilidades, asesoramiento experto en materia de accesibilidad universal y diseño para la elaboración de la oferta turística accesible de la provincia, al tiempo que dará difusión de estos viajes a través de sus canales de comunicación.

    Rodríguez Villalobos destacó la voluntad de la Diputación de “continuar y desarrollar con el presente acuerdo la línea de actuaciones emprendidas anteriormente con la Fundación ONCE en el ámbito del turismo accesible”; una colaboración, en este caso, que “vuelve a reafirmar nuestro decidido compromiso con la accesibilidad y la igualdad de oportunidades para toda la ciudadanía y, en particular, el colectivo de personas discapacitadas”, precisó.

    Del mismo modo, apuntó la “relevancia estratégica” que para el sector turístico de Sevilla supone la promoción de actividades de turismo accesible. “Algo –añadió- en lo que coincidimos tanto desde la ONCE como desde esta Diputación, pues ese mayor acercamiento del turismo a las personas con discapacidad repercute, a su vez, en un incremento del potencial de visitantes a los municipios sevillanos”.

    Fernando Rodríguez Villalobos y Cristóbal Martínez en el momento de la firma

    Por su parte, el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, sostuvo que el compromiso que muestra la Diputación de Sevilla con este tipo de convenios “es un ejemplo de responsabilidad social de las administraciones públicas en su apuesta decidida por la accesilibidad en el turismo que es una fuente de riqueza, de ocio personal y de fuente de vida para las personas con discapacidad”. A su juicio, el marco de colaboración entre la ONCE y Prodetur “derriba barreras, facilita la incorporación de más personas al potencial turístico de la provincia de Sevilla y garantiza su disfrute en condiciones de igualdad”. En este sentido, Martínez cree que “Sevilla se convierte en un referente nacional e internacional del turismo inclusivo con un modelo perfectamente exportable a otros territorios porque la accesibilidad es más una cuestión de voluntad que de inversión”.

    Cristóbal Martínez considera que las administraciones deben favorecer el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad y velar también por los intereses económicos empresariales “dentro de una visión más social del turismo”. Pero también destaca que las empresas del sector turístico pueden localizar nuevas oportunidades de negocio que hasta ahora no tenían en consideración, en buena parte, por falta de conocimiento o por entender que pueden suponer una carga a su cuenta de resultados. Si bien, para la ONCE, los servicios que ofrecen accesibilidad aportan un valor diferencial a la oferta que ayudan a captar un importante segmento de personas interesadas en encontrar destinos adecuados a sus necesidades. “La accesibilidad ofrece una oportunidad al mercado turístico para continuar siendo líderes apostando por la calidad de los servicios inclusivos”, concluye el delegado territorial de la ONCE.

    Las personas con discapacidad o necesidades especiales viajan prácticamente con la misma frecuencia que cualquier otra persona aunque suelen gastar en torno a un 30% más en sus viajes, un dato que confirma la percepción, entre los que sí tienen necesidades especiales, de tener que realizar un mayor desembolso para asegurar un mayor grado de accesibilidad en los alojamientos y servicios turísticos, por lo que el precio de la no accesibilidad de los entornos y servicios repercute directamente sobre el desembolso económico del turista, según denuncia el último Informe del Observatorio de Accesibilidad Universal del Turismo de Fundación ONCE.