Fundación ONCE reclama que discapacidad y accesibilidad entren en la agenda turística

  • Boletín: BOLETÍN 136 noviembre 2019

    Temática: Turismo El robot Paca dio la bienvenida al alcalde de Málaga a su llegada al Palacio de Ferias y CongresosEl robot Paca dio la bienvenida al alcalde de Málaga a su llegada al Palacio de Ferias y Congresos

    El vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, reclamó en la inauguración del III Congreso Internacional ‘Tecnología y Turismo para la Diversidad’ que “la discapacidad y la accesibilidad” estén en la agenda de todas las instancias, públicas y privadas, que trabajan en el sector del turismo. “Se trata –añadió-, de trabajar por tener un turismo más accesible, más moderno y más dotado de una tecnología que suponga un valor añadido”. Aseguró que la tecnología suele ayudar a derribar barreras y favorecer la autonomía personal. “Es un aliado si se piensa en el diseño para todos desde el inicio”. “Invertir en diseño para todos es invertir en un futuro en igualdad, en el que todos seamos vistos como consumidores, y ese es el mensaje que debe llegara todos”, concluyó.

    El videpresidente de Fundación ONCE, Alberto Durán, con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, en la foto de familia de autoridades el día de la inaguración

    Junto a Durán, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el secretario general para el Turismo de la Junta de Andalucía, Manuel Muñoz, participaron también en la inauguración. De la Torre señaló que la ciudad se siente “honrada” con la presencia de este Congreso que, según dijo, ayuda a seguir avanzando para ser una urbe plenamente accesible. “Ese es el camino que estamos siguiendo y este Congreso es una oportunidad de conocer experiencias y ejemplos de buenas prácticas para que nadie se quede atrás en materia de turismo”.

    Reconoció que “hay que superar barreras” y apuntó que “la tecnología ayuda en ello”.  “Que este Congreso sea de éxito y sirva para establecer redes de contacto, avanzar y comprometernos en hacer las cosas aún mejor. Sois la punta de lanza de la accesibilidad y de una sociedad para todos”, señaló. Por su parte, el secretario general para el Turismo de la Junta de Andalucía consideró que la accesibilidad universal es un derecho social fundamental, pero también una oportunidad de negocio, ya que “un destino turístico accesible es sinónimo de satisfacción del viajero”. 

    Los directivos de la ONCE de Andalucía con el robot Paca, sin duda una de las protagonistas del Congreso

    A la inauguración del congreso asistieron el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, la vicepresidenta del Consejo Territorial, Leonor Basallote, y buena parte de los directivos de la ONCE y del Grupo Social ONCE en la comunidad autónoma.

    Y a partir de las palabras oficiales arrancaron tres días de intensa actividad congresual, con ponencias, presentaciones, debates, exposiciones, demostraciones prácticas de videojuegos accesibles y robots inteligentes de ayuda personal, que profundizaron en aspectos tan diversos como la movilidad de los pasajeros en el futuro, el modelo formativo actual, los videojuegos inclusivos, la accesibilidad en los contenidos culturales o las nuevas tecnologías aplicadas, por citar algunos solo de los más relevantes.

    Inauguración del III Congreso de Tecnología y Turismo para la Diversidad

    En una de las mesas dedicada a debatir sobre la normalización en el sector turístico, el director de la ONCE en Málaga, José Miguel Luque, reclamó “más ambición a las administraciones y a la iniciativa privada” para incorporar la accesibilidad desde el diseño y el inicio de las políticas turísticas para favorecer la inclusión del colectivo de personas con discapacidad en el disfrute del ocio y el turismo. “De esta forma estaremos favoreciendo al conjunto de la sociedad porque la accesibilidad es un bien común que agradecemos todos”, subrayó. Luque también destacó otra idea fuerza que acaba con un mito, “el diseño no está reñido con la accesibilidad”, enfatizó.

    En otra de las mesas, dedicada a la accesebilidad de los contenidos culturales, la profesora de la Universidad de Granada, Cristina Álvarez de Morales, presentó el proyecto impulsado por la Universidad granadina para hacer accesible la Cueva de las Ventanas de Piñar. Se trata de una joya del paleolítico que ahora pueden disfrutar las personas ciegas a través de una guía que traduce las imágenes en palabras para garantizar esa experiencia al colectivo. El proyecto incluye audioguía, signoguía y guía de lectura fácil. “Apostar por la accesibilidad en la cultura requiere voluntad y colaboración de instituciones y empresas”, reconoció Álvarez de Morales.

    Según datos aportados durante el congreso, un turista con discapacidad gasta una media de un 30% más que un turista sin discapacidad.

    El alcalde de Málaga agradeció a Fundación ONCE su apuesta por la ciudad como referente de la accesibilidad

    El director de Accesibilidad Universal e Innovación de Fundación ONCE, Jesús Hernández, que ha sido el alma y motor principal del congreso, destacó en cada una de sus intervenciones otra faceta importante del turismo, como fuente de empleo y por tanto de inclusión, para el colectivo de personas con discapacidad. En este sentido, abogó por mejorar la accesibilidad, aumentar la concienciación de los actores y apostar por la competitividad y el crecimiento empresarial gracias a una mejor accesibilidad. “Que la accesibilidad no sea un eslogan sino una realidad”, afirmó. 

    Muchas barreras que cerrar

    Ya en la jornada de clausura, en nombre del Gobierno, el director general de Políticas de Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Jesús Celada, abogó por seguir trabajando, como se ha hecho este año, en materia de accesibilidad para cerrar las “muchas brechas” que existen todavía en varios aspectos relacionados con la discapacidad.

    A su juicio, 2019 está siendo “un año bueno”, pues se ha vivido “un cambio histórico” en políticas de discapacidad con la llegada a metas como la del acceso al voto de las personas con discapacidad intelectual, pero que, no obstante, hay que seguir trabajando porque todavía “existen muchas brechas” que cerrar”.

    El director de la ONCE en Málaga, José Miguel Luque, durante su intervención en la mesa de Turismo y Normalización

    En este sentido, recordó que no todas las discapacidades han alcanzado el mismo grado de satisfacción en la respuesta a sus necesidades, que hay también diferencias entre hombres y mujeres con discapacidad y entre personas con discapacidad que viven en el entorno rural o urbano, entre otros puntos, y que por eso hay que seguir trabajando desde el sector público y el privado. Pese a todo, Jesús Celada quiso transmitir un mensaje positivo y recordó, por ello, los logros alcanzados este año y durante los anteriores, algo que, en su opinión, sitúa a España en un buen lugar en cuanto al tratamiento de las personas con discapacidad.

    A por los Objetivos de Desarrollo Sostenible

    El Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para la Diversidad de Fundación ONCE concluyó con una apuesta por el cumplimiento de la Agenda 2030 y, por lo tanto, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La última de las mesas, moderada por el jefe del Departamento de Accesibilidad al Medio Físico de Fundación ONCE, José Luis Borau, puso de relieve la importancia de tomarse en serio el cumplimiento de los ODS, dado que su cometido es reducir desigualdades y mejorar la calidad de vida de muchas personas, entre ellas las que tienen discapacidad.

    Desde esta perspectiva, son varios los Objetivos de Desarrollo Sostenible en los que se ven reflejados los ciudadanos con discapacidad. De hecho, Fundación ONCE con el apoyo del Real Patronato sobre Discapacidad ha identificado más de treinta metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las que se habla de accesibilidad o discapacidad, bien sea de forma directa o indirecta, de ahí que los ODS deban abordarse desde la perspectiva del diseño para todos y aprovecharse para que se tenga en cuenta a los colectivos más vulnerables, entre ellos las personas con discapacidad, según destacaron.

    El vicepresidente de Fundación ONCE y el delegado territorial visitaron los stands del Congreso, entre ellos el de Dadai Shop en el que trabaja una afiliada a la ONCE

    La agenda 2030 refleja la discapacidad, además de en su introducción, en ODS como el cuatro, sobre educación; el ocho, que habla del empleo; el 10, de la reducción de las desigualdades; el 11, acerca de la ‘inclusividad’ de las ciudades y la accesibilidad del transporte, y el 17, sobre seguimiento del cumplimiento de la propia agenda.

    Esta es la segunda vez que el Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para la Diversidad se celebra en el Palacio de Ferias y Congresos de la capital malagueña.