FOAPS y Specsavers Ópticas lanzan una campaña solidaria para ayudar a personas con sordoceguera

  • Boletín: BOLETIN 111 julio 2017

    Temática: Servicios Sociales Una persona sordociega en conversación con su mediadora | Foto: Pepo HerreraUna persona sordociega en conversación con su mediadora | Foto: Pepo Herrera

    La Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera (FOAPS) y la cadena de ópticas Specsavers Ópticas presentaron el pasado 27 de junio en Málaga, coincidiendo con el Día Internacional de las personas sordociegas, una campaña solidaria destinada a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visuales y/o auditivas, mediante la atención y el servicio de mediadores, personas que les conectan con el mundo, les informan, les acompañan, les enseñan y les motivan. 

    El consejero territorial de la ONCE de Andalucía, Ceuta y Melilla, Marcelo Rosado, jefe también de Servicios Sociales de la ONCE en Málaga, y el director Comercial y de Desarrollo de Negocio en Specsavers Ópticas, José Ángel Moral-Tajadura, fueron los encargados de presentar los detalles de esta campaña.

    Durante los próximos seis meses las ocho ópticas de Specsavers en España estarán colaborando con la Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera (FOAPS). La campaña solidaria consiste en la solicitud por parte de las ópticas de un euro a cada paciente que se realice un examen visual gratuito hasta finales de año. El objetivo de la citada campaña es conseguir recaudar 6.000 euros para sufragar 400 horas de mediación para las personas sordociegas.

    Durante la rueda de prensa José Ángel Moral-Tajadura manifestó que “uno de los objetivos desde que Specsavers llegó a España era colaborar con una organización como la ONCE, una organización tan importante en la ayuda con personas con deficiencias visuales y espero que esta colaboración no sólo dure 6 meses, sino que se realicen más colaboraciones a lo largo del tiempo, tanto con ONCE como con sus fundaciones”.

    Marcelo Rosado y José Ángel Moral-Tajadura, en la presentación de la campaña ante los medios de comunicación

    Moral-Tajadura también añadió que su compromiso “no sólo es alcanzar los 6.000 euros de recaudación de fondos sino superarlos, así que me comprometo a colaborar directamente con nuestras ópticas de manera muy estrecha y en enero poder celebrar juntos el haber superado nuestro objetivo”.

    También destacó en su intervención que “nuestros exámenes visuales son exhaustivos y centrados en el detalle clínico profesional, en el cual realizamos exámenes de fondo de ojo y tomamos fotografía digital. Asimismo, realizamos otras pruebas para detectar signos relacionados con el glaucoma, la degeneración macular asociada a la edad, retinopatías diabéticas y otras patologías. Este tipo de patologías, si no son derivadas al oftalmólogo, pueden provocar pérdida total o parcial de la visión y esto es algo con lo que ONCE está muy familiarizado”.

    Por su parte, Marcelo Rosado explicó la labor tan importante que desempeñan los mediadores desde FOAPS e informó que hay un total 100 en España quienes trabajan de una manera muy personalizada ya que dan servicio y ayuda a personas con distintos grados de discapacidad visual y auditiva y diferentes situaciones personales.

    En cifras, según Rosado, “se están atendiendo en España con mediadores a 377 personas, 260 adultos y 117 escolares. Y en lo que llevamos de 2017 se han  desarrollado más de 46.000 horas de atención. Como se abarcan más actividades surgen nuevas necesidades, por tanto, iniciativas como la de Specsavers Opticas, para nosotros son muy importantes”.   

    Todos los fondos recaudados serán donados a FOAPS para sufragar el coste de mediadores-intérpretes, una figura crucial y necesaria para que las personas con sordoceguera puedan comunicarse y llevar una vida plena. Esta iniciativa forma parte de la campaña que ha puesto en marcha FOAPS con motivo de su décimo aniversario para crear conciencia sobre los problemas a los que se enfrentan las personas sordociegas y conseguir fondos para ayudar a un mayor número de estas personas que, por su vulnerabilidad, se encontrarían totalmente aisladas sin su ayuda.

    Aquellos que quieran colaborar con la campaña solo tienen que acudir a una óptica Specsavers para un examen visual y donar un euro entre julio y diciembre de 2017. Specsavers tiene ocho ópticas en España, en la Costa Blanca, Costa del Sol y Mallorca. 

     

    Manifiesto del Día Internacional de las Personas Sordociegas

    Por su parte, ASOCIDE, la Asociación de Personas Sordociegas de Andalucía, celebró en las sede de la ONCE de Málaga y Córdoba, el día 27, y Granada y Huelva el 28, el Día Internacional de las Personas Sordociegas con la proyección de un audiovisual sobre la vida diaria de este colectivo, lectura del Manifiesto de este año y una exposición sobre los diferentes materiales tiflotécnicos que ayudan a las personas con sordoceguera a desenvolverse en su rutina habitual. En las jornadas participó la presidenta de ASOCIDE Andalucía, Teresa Brioso, con los distintos responsables de la ONCE en cada provincia, junto a otros representantes sociales y afiliados de la Organización.

    Celebración del Día Internacional de las Personas Sordociegas en Málaga

    Este es el Manifiesto hecho público en el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera por la Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas de España:

    1º. Las instituciones públicas y privadas deberán estar abiertas a la información y formación sobre lo que significa la Sordoceguera como discapacidad, a fin de conocer en profundidad nuestras necesidades específicas y nuestras características tan diferenciadoras de otras discapacidades.

    2º. Las administraciones públicas deberán desarrollar medidas y políticas sociales específicas que contemplen dichas necesidades y que garanticen la cobertura de las mismas, a fin de que las personas Sordociegas podamos acceder al uso y disfrute de los servicios sociales en igualdad de condiciones y de oportunidades que otros colectivos de personas con discapacidad.

    3º. Los problemas más importantes con que nos encontramos las personas Sordociegas son la desconexión con el medio y las barreras de comunicación.

    4º. Al objeto de garantizar el derecho a la educación de las personas Sordociegas, considerando las necesidades específicas que caracterizan la discapacidad en cuanto a desconexión con el medio, dificultades de comunicación y lo que ello conlleva, las administraciones públicas deberán garantizar la atención especializada conveniente, que abarcará la valoración, la orientación y el apoyo educativo de los alumnos Sordociegos en todos los niveles y etapas educativas, así como a sus familias y los centros a los que asistan, desde el momento de su detección.

    5º. Dada la importancia que tiene para nuestro desarrollo la figura del Guía-Intérprete y del Facilitador Social-Mediador Socioeducativo como profesionales específicos en sistemas de comunicación para personas Sordociegas, reivindicamos la necesidad de crear un servicio estable de estos profesionales, ampliando las prestaciones a fin de que las personas Sc podamos acceder de forma normalizada al ámbito educativo, laboral, social y cultural. Responsabilizándose las administraciones públicas de financiar o cofinanciar los servicios mencionados con, o a través de las instituciones que en la actualidad los vienen prestando.

    6º. A fin de garantizar la calidad en los servicios sanitarios a las personas Sordociegas en cuanto a efectos comunicativos, las administraciones públicas tendrán que tener en cuenta la necesidad de incorporar personal que conozca códigos alternativos de comunicación en los centros de salud. Asimismo, deberá coadyuvar, con las instituciones pertinentes, a fomentar la información sobre la labor del G-I y del Mediador comunicativo, a fin de que no sea rechazado en el entorno sanitario, cuando acompaña a una persona Sordociega.

    7º. Las administraciones públicas y privadas implantarán medidas que fomenten y faciliten el aprendizaje de la lengua de signos y de códigos alternativos de comunicación a todo el sector social que lo desee.

    8º. Queremos hacer ver a las administraciones locales y autonómicas la necesidad de incluir las peculiaridades específicas de las personas Sordociegas a la hora de diseñar planes de Accesibilidad Universal.

    9º. Es imprescindible la creación de centros residenciales para la atención de las personas Sordociegas, sobre todo si estas, además, presentan discapacidades concurrentes. Así mismo, deberán proporcionarse los profesionales especializados.

    10º. Las administraciones públicas tienen que apoyar a las Asociaciones (de padres, de adultos, etc.) que trabajan con, para y por las personas Sordociegas.

    11º. Las personas Sordociegas queremos llamar la atención a las instituciones públicas, privadas y al movimiento asociativo sobre la importancia de tenernos en cuenta para participar de forma activa en los eventos sobre discapacidad, a fin de dar a conocer la Sordoceguera como discapacidad específica. Las personas Sordociegas reivindicamos la necesidad de contar con nuestra presencia en las instituciones, organismos y comités de representación de la discapacidad, a fin de que las personas Sc contemos con un espacio donde ejercer con voz propia la defensa de nuestros derechos.

    12º. Es preciso que se promuevan campañas de sensibilización social para que se colabore con el cumplimiento de la legislación a fin de facilitar nuestra plena participación en esta sociedad, que es de todos.

    13º. Reivindicamos el reconocimiento de la Sordoceguera como discapacidad especifica dentro del Estado español. Así mismo queremos que se nos tenga en cuenta a la hora de elaborar o modificar cualquier legislación que afecte a nuestro colectivo.

    14. Pedimos a las administraciones públicas y privadas que se comprometan y difundan apropiadamente el uso del bastón rojo-blanco de movilidad para las personas Sordociegas. Es un elemento característico de nuestra discapacidad específica mediante el cual nos desplazamos sintiéndonos más libres y seguras. Este bastón nos hace más visibles ante la sociedad, sensibilizando al resto de ciudadanos/as de que la persona que lo porta tiene problemas visuales y auditivos.