El voluntariado de FOAL, un ejemplo para el mundo

  • Boletín: BOLETÍN 133 julio 2019

    Temática: Servicios Sociales Foto de familia de los participantes en las IV Jornadas de Voluntariado de la FOAL en el CRE de SevillaFoto de familia de los participantes en las IV Jornadas de Voluntariado de la FOAL en el CRE de Sevilla

    El encuentro anual, que se celebró en la sede del Centro de Recursos de la ONCE en Sevilla, sirvió para mostrar las acciones que en materia de voluntariado se han  llevado a cabo en el 2018, aprobar su Plan de Actuación 2019 y para que todos los voluntarios, a través de grupos de trabajo, pudieran plantear ideas, propuestas y aportaciones que mejoren y enriquezcan este servicio, que a lo largo de los años ha dado apoyo a centros educativos, de rehabilitación y de inclusión laboral en 16 países de los 19 de la región latinoamericana en donde actúa FOAL. 

    La directora general de la FOAL, Estefanía Mirpuri, y el delegado territorial de la ONCE, Cristóbal Martínez, inauguraron las Jornadas

    La directora General de la FOAL, Estefanía Mirpuri, y el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, inauguraron el encuentro en el que también participó la directora del Centro de Recursos de la ONCE en Sevilla, Eva Pérez, quien dio la bienvenida a los participantes.

    Martínez agradeció a los voluntarios el trabajo que hacen “por construir un proyecto común entre Europa y América Latina, por profundizar y reforzar los valores que nos unen y por trabajar por la cooperación contribuyendo a que la ONCE y el Grupo Social ONCE sean una bandera de solidaridad y justicia social en el mundo”.

     

    WBS Madrid 2020: Mil representantes de 170 países

    El delegado territorial de la ONCE abogó porque Andalucía siga teniendo “un papel importante en la estrategia internacional del Grupo Social ONCE”, en colaboración con la Agencia Andaluza de Cooperación y ofreció el apoyo de Andalucía para contribuir al éxito de la Cumbre Mundial de la Ceguera que se celebrará el próximo año en Madrid, la World Blindness Summit 2020, que tiene como siglas WBS por sus iniciales en inglés.

    Estefanía Mirpuri dijo en este sentido que los voluntarios de la FOAL van a tener un papel muy importante que desarrollar durante esta cumbre.

    De los 41 voluntarios de FOAL, todos ellos muy cualificados y mayoritariamente vinculados al área educativa, un 25% son andaluces. “Necesitamos más apoyo para lograr nuestros objetivos y superar las barreras y los mecanismos de intermediación internacional laboral y más alianzas de vinculación internacional con socios estratégicos”, señaló la directora general de la FOAL. Mirpuri también destacó la necesidad de reforzar el trabajo con organismos multilaterales y subrayó la importancia del Tratado de Marraquech que permitirá a cualquier afiliado a la ONCE acceder a cualquier obra literaria en cualquier idioma. A su juicio, la labor de FOAL al otro lado del Atlántico se percibe “con una enorme gratitud y una valoración muy positiva”.

    Volmir Raimondi, presidente de la Unión Latinoamericana de Ciegos

    El presidente de la Unión Latinoamericana de Ciegos (ULAC), el brasileño Volmir Raymondi, comparte la opinión de Mirpuri. “Valoramos de forma muy positiva lo que hacen los voluntarios de FOAL, ha sido una experiencia muy interesante en un trabajo conjunto con las entidades locales. Y el impacto siempre es muy positivo especialmente porque se deja personas capacitadas en el terreno para seguir trabajando las temáticas en cada país. Las mayores carencias, a su juicio, pasan por la capacitación profesional, rehabilitación, inclusión educativa, y capacitación de personas para trabajar el deporte inclusivo.

    Tras la inauguración, el director ejecutivo de Relaciones Internacionales de la ONCE, Javier Güemes, habló de la actual estrategia internacional del Grupo Social ONCE, y del gran evento que acogerá Madrid el próximo año, la ‘World Blindness Summit 2020’, con motivo de la Asamblea General de cada cuatro años celebra la Unión Mundial de Ciegos. Güemes prevé la participación de más de mil personas ciegas y con baja visión procedentes de 170 países.

    Güemes aseguró que la FOAL va a seguir siendo “una apuesta decidida del Consejo General para que sea el instrumento principal de solidaridad de la ONCE y del Grupo Social ONCE con América Latina”. De hecho, el modelo de voluntariado de FOAL servirá de referente para poner en marcha nuevos proyectos de cooperación en otras zonas del mundo.

    Javier Güemes, director de Relaciones Internacionales del Grupo Social ONCE

    Javier Güemes reconoce que la ONCE recibe el mismo cariño fuera que dentro de España. “Se quiere, se admira y se respeta a la ONCE y se anhela que se puedan establecer vías de cooperación. Desde el área internacional estamos muy orgullosos de representar a la ONCE y notar cómo muchos gobiernos, muchas asociaciones de la sociedad civil incluso empresas quieren colaborar con nosotros porque es un modelo que les aporta, les enriquece y pueden aprender”. A su juicio, la cumbre del 2020 constituye la máxima expresión de la solidaridad que tiene la ONCE con el resto del mundo. “Es un gran escaparate para defender los derechos de las personas ciegas en el mundo”, subraya. 

     

    Todo un ejemplo de solidaridad

    El jienense Carlos Valbuena es voluntario de FOAL desde 2013. Después de 30 años como maestro en la inclusión -fue uno de los pioneros en este campo en España en 1984-, dio el paso de ser voluntario tras su jubilación y atiende ahora la atención temprana desde los cero años a todos los niveles educativos hasta el universitario con funciones de asesoramiento para compartir la experiencia acumulada en las aulas durante estos 30 años. “He descubierto las formas que tienen ellos, que son esponjas, todo lo que les dices lo asimilan, es un intercambio de experiencias, yo también aprendo de ellos, y valor como ellos, con pocos recursos, pueden acceder y llevar a cabo la inclusión de los alumnos en los distintos países”. Carlos recomienda ser voluntario “porque es una experiencia muy enriquecedora”.

    Carlos Valbuena recomienda a los afiliados que vivan la experiencia de ser voluntario

    El cordobés afincado en Málaga Antonio Cuevas ha aprovechado también el tiempo libre que le ha dejado su jubilación para dedicarse a colaborar desinteresadamente con la FOAL. Cuevas fue militar hasta los 33 años, era miembro de la Guardia Civil dentro de la especialidad de desactivador de explosivos, pero tras el accidente en la vista decidió ser útil en la sociedad formándose primero y trabajando después como fisioterapia. “Cualquier persona afiliada a la ONCE y no afiliada a la ONCE puede ser voluntaria siempre que disponga de un poco de tiempo para los demás y piense que puede ser útil para los demás.

    Antonio Sánchez cree que cualquiera puede dedicarle tiempo y ser útil a los demás

    Natalia Alcántara, fisioterapeuta, madrileña, viene colaborando con la FOAL desde hace tres años. En este tiempo ha colaborado con una Universidad en Paraguay porque había dificultades con un alumno al que le sirvió mi experiencia para superas las barreras que le entorpecían su acceso a los estudios de Fisioterapia. Y también ha contado su experiencia con esta profesión a estudiantes ciegos de Panamá. “Yo he aprendido que queda mucho por hacer, que hay que ayudar bastante, que somos unos auténticos privilegiados aquí en Espala con nuestra discapacidad, que es gente muy amable, muy abierta y que están dispuestos a dar, dan mucho, se aprende mucho de ellos, la verdad”. Alcántara también recomienda este y cualquier otro tipo de voluntariado. “En lo personal es muy gratificante aprender de otras experiencias y otras culturas, concluye. 

    Natalia Alcántara considera que se aprende mucho siendo voluntaria en la FOAL

    Durante la jornada se ofreció a los voluntarios información de los asuntos más relevantes que en el ámbito internacional está liderando el Grupo Social ONCE.  Además, se celebraron tres mesas redondas. La primera, ‘Las Plataformas de Organizaciones no Gubernamentales de Desarrollo como agentes promotoras del ODS 17. Alianzas’, participada por representantes de la Coordinadora Andaluza de Desarrollo (CANGD), de la Coordinadora Estatal de ONGDs (CONGDE, y del Consorcio Internacional sobre Discapacidad y Desarrollo (IDDC).

    Posteriormente, tuvo lugar la mesa ‘2020: Desafíos de las Personas con Discapacidad Visual Grave en Latinoamérica’, con intervenciones de Volmir Raymondi, presidente de la Unión Latinoamericana de Ciegos (ULAC), Cristina Sanz, presidenta del Consejo Internacional para la Educación de Personas con Discapacidad Visual (ICEVI), y Marta Vallejos, coordinadora del Proyecto de inclusión laboral ÁGORA, en Paraguay, para personas ciegas o con grave discapacidad visual que desarrolla la FOAL.

    Por último, se abordaron otras experiencias de Voluntariado en la tercera y última mesa, titulada ‘Ciudadanía Solidaria sin fronteras: Cruz Roja y sus proyectos de cooperación’, con intervención de representantes de Cruz Roja Española.

     

    15.000 beneficiados con la FOAL

    En el ámbito de la cooperación al desarrollo, FOAL es el instrumento del Grupo Social ONCE que desde 1998 ha permitido canalizar recursos de cooperación internacional para desarrollar no sólo programas de inclusión laboral, también educativa y de fortalecimiento y liderazgo del movimiento de personas con discapacidad visual en toda la región latinoamericana.

    La acción institucional del Grupo Social ONCE ha servido además para crear alianzas estratégicas con organismos iberoamericanos (SEGIB, OISS, OEI) con el objetivo de promover la incorporación de la perspectiva de la discapacidad en las políticas públicas de la región, tomando como referencia el modelo de inclusión del Grupo Social ONCE.

    Vista general del encuentro durante la inuaguración

    Su experiencia en materia de discapacidad ha sido clave en la elaboración del primer Programa Iberoamericano para la inclusión de las personas con discapacidad, que beneficiará a más de 90 millones de personas.

    La acción de cooperación de FOAL en el ámbito del empleo, a través de su Programa Ágora ha beneficiado a más de 15.000 personas de toda la región latinoamericana, convirtiéndose en paradigma de inclusión laboral para miles de personas con discapacidad visual.

    Con un enfoque global e inclusivo, la acción, desarrollada por FOAL desde hace más de 20 años es inculcar, de manera paulatina, tanto en la sociedad como en las instituciones públicas, la necesidad de que los servicios y recursos para la formación y el empleo que ponen a disposición de la población también sean accesibles para quienes tienen una discapacidad.