El edema macular diabético afecta más a hombres pobres y sin estudios, según el informe ECSEMDA

  • Boletín: BOLETÍN 126 diciembre 2018

    Temática: Relaciones Institucionales José Antonio Toledo defendió la colaboración con la comunidad científica para avanzar en la prevención de la cegueraJosé Antonio Toledo defendió la colaboración con la comunidad científica para avanzar en la prevención de la ceguera

    La Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla acogió el pasado día 27 la presentación del Estudio de Costes Sociales del Edema Macular Diabético en Andalucía (ECSEMDA), impulsado por Allergan Medical Institute, que concluye que los hombres con menos ingresos y con un nivel formativo bajo tienen más probabilidades de padecer esta enfermedad.

    Según este informe, que en Andalucía se ha llevado a cabo por primera vez, el perfil general del paciente con Edema Macular Diabético corresponde a un varón (56,8%), con estudios básicos o no regulados (82,4%), no activo laboralmente (28,2%) o jubilado (57,7%). Por su parte, los que trabajan (14,1%) lo hacen a tiempo completo (81,3%). Además, sus ingresos personales medios están por debajo de los 1.000€ (73,6%). Los de la unidad familiar igualmente están por debajo de los 1.000€ en una proporción alta (42.3%), o entre los 1.001 y los 1.500 € (32.2%). La composición del hogar promedio es de 2,5 personas (SD: 1,06).

    Manuel Ruiz-Adame, investigador principal de ECSEMDA y profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Granada, presentó la metodología, los datos obtenidos y las conclusiones de este trabajo en la Delegación Territorial de ONCE.

    En el acto intervinieron José Antonio Toledo, delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Jacinto Zulueta, presidente de Mácula Retina, Amparo Berral, vicepresidenta de la Sociedad Andaluza de Oftalmología, Eduardo Esteban, portavoz del Club Español de la Mácula, Fernando Álvarez, representante de la Asociación VP, director General de Allergan Iberia, y Remedios Martel, directora general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.

    La directora general de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Consejería de Salud, Remedios Martel, asistió a la presentación del estudio

    “Efectivamente, las características del perfil socioeconómico son determinantes a la hora de desarrollar este tipo de consecuencias de la diabetes”, sostuvo Ruiz-Adame, en alusión al Edema Macular Diabético. El investigador señaló que este trastorno, además, “conlleva más consecuencias socioeconómicas”, puesto que requiere un tratamiento específico que eleva la el número de fármacos y su carestía.

    El Edema Macular Diabético es una complicación derivada de la diabetes que cursa con pérdida de visión central. Puesto que la diabetes de tipo II, al contrario de la de tipo I que es genética, se puede prevenir, las medidas sociales que se deben tomar para reducir este trastorno pasan, a juicio del profesor, por el “ámbito educativo”, por el “cambio de hábitos” y por la información acerca de las “conductas de riesgo”.

    La Asociación Macular-Retina encargó el ECSEMDA, en el que han participado la Sociedad Andaluza de Oftalmología, oftalmólogos y enfermeras, especialistas en retina, del Servicio de Oftalmología y economistas, aparte de 227 pacientes de hospitales públicos andaluces con esta dolencia.

    Tras una revisión bibliográfica se diseñó una entrevista que se sometió a la opinión y corrección de un grupo de oftalmólogos veteranos. El cuestionario incluye aspectos relativos al perfil social, gasto social vinculado a la asistencia sanitaria, uso de servicios, valoración de calidad de vida, gasto desembolsado para la asistencia y autonomía del paciente, y su historial médico.

    Ruiz-Adame destacó que “es más importante la incidencia en cuestiones de género”. “Si bien hay más casos entre varones que entre mujeres, la evolución, en sí, de la enfermedad es más larga” en ellas y “las consecuencias de tipo socioeconómico también son más intensas en personas de sexo femenino”, agregó.

    El investigador principal del estudio ECSEMDA es el profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Granada, Manuel Ruiz-Adame

    Para Ruiz-Adame, los resultados de este estudio “son descriptivos, básicamente”. “Me parece muy interesante que se haya realizado porque no existe un precedente, tal cual, que tengamos conciencia, porque hace mucho tiempo ya que no se hace nada que se le parezca, y porque los costes de tipo sanitario son más conocidos, pero la repercusión de tipo social y de nivel social no lo es tanto”, indicó.

    “Una de las cosas que nosotros hemos puesto en evidencia es que trabajando sobre perfiles sociales de especial vulnerabilidad posiblemente algunas de las consecuencias, y, en sí, la evolución de la enfermedad se podrían reducir”, zanjó.

    Por su lado, el delegado territorial de la ONCE subrayó que, a su juicio, es importante que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, la Sociedad Andaluza de Oftalmología, la Sociedad Andaluza de Farmacia Hospitalaria y la Asociación Mácula-Retina junto con la ONCE” vayan “de la mano en el objetivo común de contribuir a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos”. “Este estudio es una apuesta por el conocimiento que redundará seguro en el reforzamiento de los controles de prevención para evitar patologías vinculadas a la causa de ceguera”, resaltó.