ONCE Andalucía ante el reto de 2018

  • Boletín: BOLETÍN 115 diciembre 2017

    Cristóbal Marínez e Isabel Viruet consideran que estos dos años como delegado y presidenta han sido "apasionantes" | Reportaje gráfico: Pepo HerreraCristóbal Marínez e Isabel Viruet consideran que estos dos años como delegado y presidenta han sido "apasionantes" | Reportaje gráfico: Pepo Herrera

    Se han superado ya tres cuartas partes de esta Legislatura desde las últimas elecciones en la ONCE. ¿Cuál sería el balance que realizan de este tiempo?

    CRISTÓBAL MARTÍNEZ. Se han hecho muchas cosas y hemos vivido una etapa apasionante de conocimiento de nuestro territorio y de nuestra gente, que es lo más importante que tenemos en la ONCE. Nos ha servido para darnos cuenta lo grande que es Andalucía en todos los sentidos, en la capacidad de aportación y sacrificio de nuestra gente y el enorme trabajo que desarrollan cada día y que nos hace sentir completamente orgullosos.

    ISABEL VIRUET. Para el Consejo ha sido un mandato complicado, todos recordamos el inicio, con Ventura como presidente que nos dejaba a la mitad de 2015 y tuvimos que retomar su proyecto con el ánimo un poco destrozado. Pero yo también me quedo con el tesón y la fuerza con la que nuestra gente ha sabido tirar hacia adelante. Hoy, al cierre de 2017, creo que este Consejo está al ritmo de trabajo que el resto de Consejos Territoriales y tiene que sentirse muy orgulloso porque a pesar del revés emocional que sufrió ha sabido levantar y seguir adelante.

    Delegado, ¿podemos referirnos a la crisis en tiempo pasado?

    Quizá sí, es evidente que hemos dejado atrás los síntomas más rotundos de la crisis. Nos ha hecho valorar mucho más lo que tenemos, adaptarnos a las circunstancias, evolucionar al mismo tiempo que el país. Afortunadamente vivimos esta legislatura en cifras positivas de Juego, en cuanto a medias de los vendedores, que nos está permitiendo crecer en servicios y recursos. Pero no podemos olvidar que vivimos en un mercado muy complicado y competitivo. Seguiremos teniendo muchas dificultades para sacar adelante nuestros productos y nuestros objetivos de ventas. Parece que el país no ha tomado buena nota de lo que ha sucedido y el riesgo de que una crisis real vuelva está ahí y tenemos que estar preparados en todos los sentidos

    Presidenta, esperanza es la palabra que define el futuro inmediato de esta Casa?

    Si pero yo creo que la palabra que define esta casa es ilusión, compromiso y fuerza. Esperanza siempre pero le define mejor la ilusión y el compromiso.

    "Hay mucha unión entre el Consejo y la Delegación Territorial, hay un trabajo en equipo", afirman Cristóbal Martínez e Isabel Viruet

    Para los dos ha sido una nueva responsabilidad. Dígannos, ¿cómo han sido estos dos años? ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de este tiempo? ¿Lo que más les ha sorprendido y lo que más les ha decepcionado?

    C.M. Lo mejor de estos años coincide con lo mejor de los años anteriores; es nuestra gente, nuestros vendedores que cada día se dejan la piel en la calle por un proyecto absolutamente ilusionante, que merece todo nuestro sacrificio, y que se llama ONCE. Gracias a ellos hemos conseguido avanzar mucho. La ONCE está muy arropada también por las instituciones, por todo el tejido social que nos apoya, y eso es para nosotros muy importante. No sabría destacar un aspecto negativo sinceramente porque todo ha sido fuerza, ilusión y ganas. Y la gente nos lo ha puesto muy fácil, ¿verdad Isabel?

    I.V. Además de verdad. Coincido contigo, la clave está en nuestra gente, lo mejor es nuestra gente, nuestros afiliados, nuestros equipos. ¡Chapeau por ellos! Yo sí que encuentro una parte negativa, por mucho que quitemos horas a nuestras familias y a los fines de semana, necesitaríamos tener más tiempo o que Andalucía fuera más pequeña porque por mucho que te organices nunca tienes lo suficiente para poder estar más cerca de nuestra gente. Ese sinsabor siempre me queda.

    Les voy a pedir que se pongan en la piel del otro. ¿Qué haría Cristóbal Martínez como presidente del Consejo e Isabel Viruet como delegada territorial?

    I.V. Madre mía, eso es muy complicado. Me voy a adelantar a Cristóbal. Yo creo que él lo está haciendo muy bien. A mí me gusta mucho como está haciendo el delegado su trabajo. Tengo la suerte de conocerlo y no sería capaz de ponerme en su piel. Me parece que está dejando su sello personal en Andalucía y eso es muy importante. No sabría qué hacer que él no esté haciendo.

    C.M. Ahora como para decir yo lo contrario... Es difícil, las tareas están definidas. Todos haríamos lo mismo, aunque cada uno tenga su impronta personal. Pero eso no es lo importante. Lo importante es que hay un proyecto, un equipo y tenemos claro que debemos que remar todos en la misma dirección somos muy potentes y podemos conseguir muchos logros para nuestra gente.

    I.V. De todas formas, hay mucha unión entre el Consejo y la Delegación Territorial. Estamos trabajando muy bien juntos, conocemos cómo trabajamos el uno y el otro, y si nos hacemos falta, sabemos que estamos ahí. Hay un trabajo en equipo.

    Isabel Viruet: "La ONCE es una insitución modélica en su lucha por la mujer"

    Viruet: "Sin la ONCE el mundo sería más caótico de lo que ya es"

    ¿Ustedes creen que hay suficiente conciencia en nuestro colectivo, afiliados, trabajadores, de formar parte de la primera organización social del mundo? ¿O todavía hay que trabajarse algo más el sentido de orgullo y de pertenencia?

    C.M. Hay que trabajarlo, pero cada vez hay más conciencia que esto es una Organización en la que trabajamos todos por una idea, la integración en la sociedad, la autonomía, la independencia, y eso lo tienen claro. Y tienen claro que si no fuera por la ONCE su vida sería completamente diferente y desde luego nada mejor. Y esa conciencia la tienen todos y muchos miles de ciudadanos que nos conocen. Y vamos a seguir peleando porque nuestra gente se sienta vinculada a la Casa pero lo importante es que saben dónde tienen que acudir cuando tienen una necesidad.

    I.V. ¿Sabes qué pasa? Que nuestra gente aquí está protegida, muy cuidada. Da la sensación de que no acabamos de apreciar lo que tenemos. Pasa como cuando en una familia hay un niño muy mimado y protegido y no conoce lo que hay fuera y quiere más. Ese querer más, esa presión, es lo que a nosotros nos hace crecer. De todas formas siempre hay que seguir trabajando ese sentimiento de pertenencia.

    2018 no es un año cualquiera para la ONCE. Es el año en el que la Organización cumple 80 años ya de vida. Sé que la pregunta da para un debate aparte, pero, si tuvieran que elegir una idea fuerza, ¿cuál creen ustedes que ha sido la principal contribución de la ONCE a España en estos 80 últimos años?

    C.M. La normalización de la vida de las personas con discapacidad. Hoy en día los ciegos de este país están integrados en la sociedad, comparten con ella tiempo, esfuerzos, satisfacciones, preocupaciones, y sienten el paraguas de la ONCE cuando lo necesitan, pero afortunadamente se van cumpliendo los objetivos que se planteó cuando se fundó en el 38, que la gente viva integrada en la sociedad. Creo que hemos avanzado mucho en eso. Hoy por hoy la ONCE es absolutamente reconocida por la sociedad, es un trabajo de todos, y es defendida por nuestra gente como nunca cuando tiene dificultades.

    I.V. Yo aporto tres ideas. La inclusión de las personas ciegas en la vida cotidiana. En una sociedad globalizada donde todas las personas luchan por la individualidad nosotros luchamos por ser uno más. En segundo lugar, la solidaridad con otros colectivos y la Economía Social. El mundo del tercer sector no hubiera sido igual si la ONCE no hubiera estado ahí. Si no el mundo aún sería más caótico de lo que ya es.

    Isabel, ¿usted está satisfecha con el espacio que ocupa la mujer en los puestos de responsabilidad y representación de la Organización?

    Sí, yo creo que la ONCE es una institución modélica en su lucha por la mujer, porque le da preparación, eso significa que la empodera para que haga lo que quiera. El problema que tiene la mujer con discapacidad es que la sociedad misma te hace entender un rol con el que realmente no estamos conformes. Pero eso no tiene nada que ver con nosotros. Nosotros estamos haciendo mucho más de lo que podemos. Y estamos luchando porque se visualicen las capacidades y la igualdad de la mujer con respecto al hombre. La ONCE hace muy bien su papel. Nos forma, nos prepara, nos da trabajo, dentro de la Casa no tenemos dificultad, distinto es que cada una decida. Es verdad que todavía se ven más corbatas en las mesas, pero no porque nadie les ponga límites sino porque la propia vida como madres nos aleja en ocasiones.

    Cristóbal, ¿algún comentario adicional?

    Desde hace muchos años estamos trabajando para que se den las condiciones para que realmente en todos los puestos de la Casa exista una paridad y eso se hace con bastante naturalidad. Creo que fuera tienen mucho que aprender como Organización.

    Cristóbal Martínez: "Somos un referente en el conjunto de la ONCE en España

    Martínez: ""Hemos dejado atrás los síntomas más rotundos de la crisis"

    Andalucía en el conjunto de la ONCE a nivel nacional. ¿Dónde estamos? ¿Qué somos? ¿Cabe hablar de liderazgo de Andalucía en el seno de la ONCE?

    C.M. Yo creo que sí. Andalucía, no solo por ser el centro más grande España, está aportando mucho valor a la ONCE en lo económico -somos casi un 30% de todas las ventas-. La población de Andalucía respecto a España es un 25% -el conjunto de afiliados son un 19%-, sin embargo en cuanto a  Juego sumamos un 29,5% y esa cifra suma un punto por cada año y eso sin duda marca. También porque las cuotas de venta en Andalucía están en un nivel por encima de la media de España y significa que aportamos recursos al conjunto de la institución. Y luego como equipo grande creo que aportamos valores como la cohesión interna, el trabajo en equipo, el no querer ser más que nadie pero tampoco menos que nadie y el unirnos para superar las dificultades, todos como centros cohesionados. Nos sentimos andaluces no como falso patriotismo sino porque simplemente nos sentimos de una forma de ser que no va contra nada ni nadie pero que nos parece importante defenderla. Y desde que lo venimos haciendo así, especialmente desde los últimos diez o quince años, ha supuesto un salto cualitativo de Andalucía respecto al conjunto de España. De manera que sí, somos un referente.

    I.V. Yo poco que añadir. La clave está en el trabajo en equipo y en la forma de ser de los andaluces, que trabajamos como nadie y sabemos hacer equipos como nadie. Nos sentimos muy orgullosos de ser andaluces. Estoy completamente de acuerdo con lo que él apuntaba. Me cuesta ver que no seamos líderes por ese orgullo que siento por mi gente y por mi tierra.

    2018, 80 años ya. ¿Cuáles son los grandes retos para este año tan simbólico para la ONCE, aquí en Andalucía?

    C.M. Mantenernos en este nivel de ventas a través de nuevas estrategias que nos permitan obtener recursos, desarrollar en el ámbito de los servicios sociales para que sean muy competitivos y podamos estar a la atura de lo  que nuestros afiliados nos demandan. Y seguir coordinando con administraciones, el tercer sector y la sociedad civil para conseguir entre todos cosas que son fundamentales para evolucionar y que la discapacidad cuente en las políticas sociales.

    I.V. Yo por mi parte mantener la velocidad de crucero en el trabajo del Consejo Territorial. Me gustaría tener un contacto personal más directo con los afiliados, por el tamaño de Andalucía nos hace falta llegar a esos hogares donde están nuestros afiliados y poder atenderles. Mi reto es si no podemos llegar al 100% de las visitas de los afiliados que nos acerquemos lo más posible. Que todos los andaluces y andaluzas nos conozcan y sepan cuando necesiten algo dónde estamos y para qué servimos.

    Una curiosidad para terminar, si les tocara el Sorteo de Navidad, ¿dejarían de trabajar, cómo pregunta la campaña de publilcidad de Navidad de este año?

    I.V. Yo tengo claro que no. Soy una persona muy inquieta no sabría qué hacer 24 horas en casa. La ONCE es mi casa, no sé si trabajaría remuneradamente o no, pero no voy a dejar de estar cerca, aquí nos morimos trabajando por la Casa.

    C.M. Yo tampoco me planteo en absoluto dejar de trabajar por la institución de la manera que sea. Mientras que la ONCE quiera seguir contando conmigo yo voy a seguir aportando todo lo que sea capaz de aportar.

    El último minuto debe ser forzosamente para compartir un deseo para esta Navidad y este próximo nuevo año.

    Isabel Viruet. Que nunca falte la ilusión. Es lo que mueve el mundo. Si no tenemos ilusión y sueños por los que luchar nos venimos abajo. Esa fuerza es la que nos va a mantener de pie. Si tenemos sueños por los que luchar no vamos a tener tiempo ni de ponernos malos. Así que ilusión, deseo, fuerza y sobre todo compromiso. Comprometerse siempre es bueno.

    Cristóbal Martínez. Disfrutar de lo conseguido que ha sido mucho y a veces no nos paramos a valorarlo y disfrutarlo y seguir cogiendo impulso en este tiempo de Navidad para terminar el año que viene con el colofón de haber cubierto todo nuestro programa de gobierno y diseñar la ONCE de dentro de cuatro o diez años que en ello estamos. Con ese esfuerzo tenemos que seguir a la vanguardia de la prestación de los servicios sociales.

    AUDIO COMPLETO

    El diálogo entre el delegado territorial y la presidenta del Consejo se grabó el pasado 4 de diciembre en la sala de juntas de la Delegación Territorial