La ONCE dota de material y alimento a la Escuela creada por periodistas sevillanos en Guinea-Bissau

  • Boletín: BOLETÍN 115 diciembre 2017

    El centro educativo impulsado por la Asociación de la Prensa de Sevilla es ya un referente de cooperación en Guinea-BissauEl centro educativo impulsado por la Asociación de la Prensa de Sevilla es ya un referente de cooperación en Guinea-Bissau

    El colegio forma parte del proyecto Laovo Cande creado por Periodistas Solidarios-APS, con financiación de la Diputación de Sevilla, de la Mancomunidad de Municipios de Écija y de un numeroso colectivo de profesionales a título particular, y que incluye también un centro de salud, un aula de alfabetización de adultos, una cooperativa de campesinas y la próxima puesta en marcha de Radio Mujer, emisora con patrocinio de la ONU.

    La asistencia a la escuela supone para muchos de estos cien niños y niñas de Candemba-Uri la única certeza de recibir una comida diaria. La preparan Djadja, Suncar y Cadijatu, las profesoras que están al frente del centro escolar. Con los 830 kilos de arroz tienen garantizada una comida diaria aproximadamente hasta el mes de marzo, fecha en la que habrá que buscar medios para alcanzar el fin de curso.

    A la escuela asisten a diario unos cien niños de Candemba-Uri

    Otra parte de la aportación de la ONCE se ha destinado a la adquisición de uniformes dado que los padres consideran imprescindible que sus hijos vayan convenientemente vestidos para un acto tan trascendente como es acudir a la escuela y ellos carecen de medios para adquirirlos.

    La ONCE contribuye todos los años, desde 2012 en que echó a andar el colegio, a su sostenimiento mediante donaciones destinadas a la adquisición de material y equipamiento escolar. Periodistas Solidarios-APS se hace cargo de la nómina de las maestras gracias a la cuota de sus socios, mientras que la construcción de los colegios ha sido posible por la aportación del fondo de cooperación al desarrollo de la Diputación de Sevilla y de los ayuntamientos de Écija, Fuentes de Andalucía, Cañada Rosal, La Campana y La Luisiana.

    El colegio forma parte del proyecto Laovo Cande creado por la APS

    El delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, se ha mostrado “orgulloso” por el respaldo de su Organización a este proyecto “que vincula a la educación con valores tan esenciales para la ONCE como la solidaridad y la cooperación” y felicitó a la APS por impulsar una iniciativa “ejemplar” que, a su juicio, servirá de referente para que otras organizaciones profesionales copien ese modelo y apuesten por fortalecer su compromiso social a favor de los países con mayores necesidades de desarrollo y de las personas más vulnerables de la sociedad.

    En el ámbito de la cooperaicón, la ONCE ha logrado que todos los niños ciegos de los campamentos saharauis de Tinduf-Argelia estén escolarizados. Se trata de la única zona del mundo en vías de desarrollo y difícil situación donde se da esta característica para los niños ciegos. En Marruecos, la Organización colabora con el Instituto Cervantes para la dotación de materiales en braille y sonoro para personas ciegas. También se han donado materiales educativos en colaboración con otros organismos.

    La ONCE colabora con la APS desde el inicio de este proyecto de cooperación que comenzó en 2012

    También en el norte de Uganda, apoyando a la Fundación África Directo, recibieron la ayuda de la ONCE para mejorar las condiciones de las niñas ciegas internas en una escuela. Además, en colaboración con Cruz Roja Andalucía, se procedió a la donación de filtros solares para personas ciegas albinas de Tanzania y Senegal, países  donde esta población convive cada día sorteando el estigma de la superchería.

    Con carácter global, la ONCE trabaja en el Comité de Naciones Unidas para el Seguimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, donde una mujer ciega española ha ejercido la vicepresidencia, representando a España; ha impulsado un histórico acuerdo logrado en julio en Marruecos para la libre circulación de libros accesibles destinados a la educación entre personas ciegas de todo el mundo (antes prohibida por los derechos de autor); y colabora con multitud de organismos como la Unión Mundial de Ciegos (UMC).

    La aportación de la ONCE se destina prioritariamente a uniformes y material escolar