Fundación ONCE, CERMI y Real Patronato sobre Discapacidad impulsan otra ‘nueva normalidad’

  • Boletín: BOLETÍN 144 julio 2020

    Temática: Fundación ONCE Fundación ONCE ha sumado más de mil voluntarios durante la pandemiaFundación ONCE ha sumado más de mil voluntarios durante la pandemia

    La publicación impulsada por Fundación ONCE, el CERMI y el Real Patronato sobre Discapacidad aborda, de manera fácil y sencilla, once elementos como son las ‘Pautas de conducta’, ‘Información en diferentes formatos’, ‘Adecuación de Equipos de Protección’, ‘Dispensadores de Gel Hidroalcohólico’, ‘Espacio de separación mínima’, ‘Mamparas separadores de protección’, ‘Terrazas y veladores’, ‘Sistemas de activación de elementos’, ‘Espacios higiénicos de uso público’, ‘Transporte colectivo’ y ‘Reducción de aforo de espacios públicos’.

    Cada uno de estos elementos ha sido analizado y dentro de ellos se proponen consejos que reflejan aspectos relacionados con los grandes colectivos de personas con discapacidad como son discapacidad visual, auditiva, física, cognitiva y discapacidad psicosocial, de manera que el nuevo cumplimiento normativo en los entornos públicos y laborales no se convierta en una barrera para la libre circulación y desarrollo de actividades por parte de las personas con discapacidad.

    Imagen del cartel de la guía 'Nueva Normalidad Accesible'

    De esta forma, en lo que respecta a la información se recomienda el uso de pictogramas y la lectura fácil, así como que los mensajes que se ofrezcan en formato sonoro en espacios públicos incorporen alternativas en formato escrito o en lengua de signos.

    Respecto a las mascarillas, se afirma que pueden provocar desconfianza por parte de personas con discapacidad cognitiva o psicosocial al dejar o

    culto parte del rostro. Además, disminuyen la vocalización y volumen entre los interlocutores, lo que incide negativamente en la comunicación con personas con discapacidad auditiva.

    En cuanto al gel hidroalcohólico, se considera necesario plantear un criterio de cara a normalizar su ubicación y facilitar su localización por parte de las personas con dificultad visual y asegurar su cómoda manipulación a quienes tengan problemas de destreza en los miembros superiores.

    Esta publicación se enmarca dentro de la iniciativa #BarrerismoCovid cuyo objetivo es sensibilizar sobre las barreras a las que pueden enfrentarse las personas con discapacidad. Irá acompañada de videos protagonizados por los personajes de la serie animada ‘ON Fologüers’.

     

    Más de mil voluntarios

    Dentro del contexto de las actuaciones llevadas a cabo por Fundación ONCE en su lucha contra el coronavirus, el servicio de voluntariado de Fundación ONCE ha sumado ya más de 1.000 personas gracias al esfuerzo realizado por la entidad desde el inicio de la crisis del coronavirus para ayudar a las personas con discapacidad y sus familias.

    De esta forma, el servicio ha pasado de tener 351 voluntarios a mediados de marzo, cuando se declaró el estado de alarma, a 1.092 a finales de junio, con presencia en todas las provincias andaluzas y con una labor que se ha centrado, sobre todo, en llevar medicamentos y alimentos a los hogares de personas vulnerables, además de ayudar por teléfono en otro tipo de tareas.

    Del total de voluntarios prácticamente la mitad (528) han realizado su labor en la Comunidad de Madrid. También se han sumado a la Unidad de Voluntariado de Fundación ONCE ciudadanos de Alicante, Asturias, Barcelona, Canarias, Castilla-La Mancha, Galicia, Málaga, Murcia, País Vasco, Palencia, Sevilla y Valladolid.

    Gracias

    El reconocimiento a su labor ha llegado desde todos los estamentos de la sociedad y también desde la propia ONCE, que se ha sumado con una serie especial de cupones dedicada a "dar las gracias" por el trabajo de todos durante la pandemia. En concreto, mañana sábado, 20 de junio, el cupón está dedicado al personal voluntario de las distintas organizaciones sociales, bajo el lema ‘Gracias por estar pendientes’.

    La labor de ayuda de los voluntarios de Fundación ONCE ha sido decisiva para las personas más vulnerables en estos meses

    Desde el pasado 15 de junio, la ONCE ha emitido un total de 46,5 millones de cupones, uno por cada ciudadano residente en España, bajo el lema #LaIlusiónPuedeConTodo. Están dedicados especialmente a los trabajadores sanitarios, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los agricultores y ganaderos, los transportistas, los farmacéuticos, los comerciantes y los voluntarios.

    La serie se cierra el domingo, 21 de junio, agradeciendo a los 73.000 trabajadores del Grupo Social ONCE la labor desarrollada durante la pandemia.

    Se dirige al personal educativo y de servicios sociales de la ONCE; a los profesionales de empleo de Fundación ONCE; a los trabajadores de las lavanderías de ILUNION, que lavan y desinfectan la ropa de hospitales, y a los empleados de los hoteles medicalizados de ILUNION en varias ciudades, que atendían a sanitarios y afectados por Covid-19.

    Balance

    El objetivo que persigue Fundación ONCE con su Servicio de Voluntariado es ponerse a disposición de las personas más vulnerables, entre ellas las que tienen alguna discapacidad.

    En los últimos meses, coincidiendo con el periodo de confinamiento, Fundación ONCE ha prestado un total de 160 apoyos de forma individual o en colaboración con otras entidades como Mensajeros de la Paz o Ángeles Urbanos, que proporciona comida a familias necesitadas y que ahora llega hasta los hogares, muchos de ellos con personas con discapacidad, gracias al trabajo desinteresado de los voluntarios.

    Voluntarios de Fundación ONCE dispuestos a iniciar una jornada más de solidaridad

    Además de esta acción de reparto, que se ha llevado a cabo una vez a la semana durante el periodo de confinamiento, los voluntarios de Fundación ONCE han estado haciendo la compra a ciudadanos con discapacidad que lo necesitaban, llevando medicamentos de dispensación hospitalaria desde el Gregorio Marañón a enfermos de Madrid y apoyando al movimiento 'Coronavirus Makers', que diseña y fabrica útiles sanitarios con impresoras 3-D para llevar después a servicios de salud y entidades de personas con discapacidad.

    Ante la llegada de la “nueva normalidad” Fundación ONCE espera seguir llevando a cabo muchos otros trabajos, ya que una quincena de asociaciones se ha interesado por sus voluntarios para ponerlos al servicio de las necesidades que les vayan surgiendo.

    Los voluntarios también están adquiriendo formación en temas de discapacidad, ‘mentoring’ y acompañamientos individuales. Igualmente, en la Unidad de Voluntariado de Fundación ONCE se han puesto a disposición nuevos webinar sobre discapacidad, discapacidad intelectual y enfermedades raras.