Fundación ONCE apoya la puesta en marcha de 28 proyectos de emprendedores andaluces

  • Boletín: BOLETÍN 117 febrero 2018

    Temática: Fundación ONCE La comisaria europea Thyssen visitando un stand de emprendedoresLa comisaria europea Thyssen visitando un stand de emprendedores

    Desde la puesta en marcha de esta iniciativa de fomento del autoempleo en 1988, se han ofrecido ayudas a más de 1.500 emprendedores. De acuerdo con un estudio realizado sobre los emprendimientos apoyados entre 2008 y 2014, el perfil del emprendedor es el de un hombre de entre 30 y 50 años, con discapacidad física, con estudios y del entorno urbano. Además, la tasa de supervivencia de las iniciativas puestas en marcha es de un 71 por ciento. Entre los factores que influyen en su éxito figura el nicho de mercado, la zona en la que se implementan, la constancia y el trato que se ofrece.

    En esta edición, de nuevo los proyectos aprobados acumulan un alto grado de innovación. Entre las iniciativas presentadas, destacan, por ejemplo, una empresa dedicada al diseño e impresión en ED de libros y materiales didácticos inclusivos; una plataforma de publicidad basada en ‘advergaming’ y realidad aumentada, y un proyecto para realizar trabajos aéreos de fotografía y filmación con drones. Además, también podemos encontrar una pequeña fábrica de ositos de peluche con diseño exclusivo, así como varias iniciativas relacionadas con el turismo.

    De las 81 ayudas concedidas un 63 por ciento fueron destinadas a hombres y un 37 por ciento para mujeres. En cuanto a la distribución geográfica, 28 son de Andalucía, 14 son de Galicia y 9 de Cataluña. En Castilla-La Mancha, Madrid y Asturias se han aprobado 5 proyectos en cada comunidad; en Canarias y Castilla y León se han concedido 3 ayudas; mientras que la Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Extremadura y Murcia, suman dos iniciativas cada una. Por último, se ha aprobado un proyecto en Cantabria. Entre los 28 proyectos andaluces figuran desde un comercio al por menor online de artículos de ferretería en Sevilla, a una plataforma digital para servicios de peritaje y marketing en Jaén a un alquiler de apartamentos turísticos con servicios de terapias en Granada o una apuesta de promoción y divulgación del aceite de oliva en Córdoba.

    Ayudas para jóvenes emprendedores con discapacidad

    Además, Fundación ONCE quiere impulsar el emprendimiento de los jóvenes con discapacidad. Así, a mediados del ejercicio pasado lanzó una convocatoria específica para este colectivo que permanece abierta hasta el próximo 31 de marzo.

    En este caso, se ofrecen ayudas a fondo perdido en calidad de Organismo Intermedio del Programa Operativo FSE de Empleo Juvenil 2014-2020 (POEJ), y se dirigen, concretamente, a personas de entre 16 y 30 años. Estas personas deberán estar inscritas en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil (SNGJ), ser demandantes de empleo y no haber trabajado o participado en actividades de educación o formación al menos el día anterior a la presentación de su solicitud en esta convocatoria.

    Dichas ayudas serán de un mínimo de 6.000 euros y podrán aumentar hasta un máximo de 18.000 si se destinan a proyectos que fomenten sectores en crecimiento, impliquen el desarrollo del medio rural o que se enmarquen dentro de la sociedad de la información, entre otras circunstancias. Asimismo, podrán percibir una ayuda superior a los 3.000 euros los negocios impulsados por colectivos con discapacidad con especial dificultad (personas con parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual), mujeres, los que empleen además a otras personas con discapacidad, y los promovidos por víctimas de violencia de género o parados de larga duración, entre otros.

    Los interesados en optar a estas subvenciones tienen de plazo para presentar sus solicitudes hasta el 31 de marzo de 2018. Y los recursos presupuestados por Fundación ONCE, incluida la cofinanciación del Fondo Social Europeo para esta convocatoria, ascienden a 200.000 euros, si bien dicha dotación podrá ampliarse en función de las ayudas que se vayan aprobando.

    Con el fin de ayudar y ofrecer el mayor nivel de información, Fundación ONCE cuenta con un espacio específico en su página web con toda la documentación.

    http://www.fundaciononce.es/es/pagina/emprendimiento-de-personas-con-discapacidad

     

    Red de Universidades Inclusivas

    Por otra parte, la Universidad de Granada acogió el pasado 19 de enero la II Jornada ‘INnet Campus Erasmus +’, un encuentro que sirvió para hacer balance del desarrollo de los campus inclusivos europeos que tuvieron lugar en 2017 y en el que sus promotores, coordinados por Fundación ONCE, apostaron por crear una Red de Universidades Europeas Inclusivas.

    La jornada reunió a representantes de los actores de INnet Campus, una acción conjunta de Fundación ONCE, como coordinadora del proyecto, con la Escuela Superior Artesis-Plantijn de Amberes (Bélgica), la Universidad de Granada (España) y la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa (Portugal). El proyecto se lleva a cabo con el apoyo financiero de la Comisión Europea en el marco del programa Erasmus+.

    Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada; Pablo Martín, director del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE), e Isabel Martínez Lozano, comisionada para Universidad, Juventud y Planes Especiales de Fundación ONCE, debatieron en la mesa inaugural sobre los retos de futuro que tienen los programas universitarios de movilidad internacional para acoger a más estudiantes con discapacidad.

    Desde esta perspectiva, todos coincidieron en señalar la importancia de que cada vez haya más universidades dispuestas a participar en campus inclusivos europeos y en crear, por tanto, una red que las acoja a todas.

    La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, participó en la inauguración del encuentro

    Para tejer esta red, los componentes de INnet Campus se fijaron en ejemplos de buenas prácticas llevados a cabo en universidades como la de Montpellier (Francia), o la de Granada, en España, y escucharon el parecer de Ann Heelan, presidenta de la Expert community ‘Access and Diversity’, de la European Association for International Education, y Esteban Sánchez, delegado del rector para la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión UCMd+i y responsable del grupo de movilidad internacional de la red SAPDU.

    Además, el encuentro sirvió para evaluar el desarrollo de los campus inclusivos europeos llevados a cabo el año pasado en Granada, Lisboa, y Amberes, con el objetivo de facilitar la movilidad transnacional de los estudiantes con discapacidad. Según se puso de manifiesto en la jornada, estos tres campus reunieron en el verano de 2017 a unos 60 estudiantes con discapacidad procedentes de España, Portugal y Bélgica. Estos alumnos tuvieron la oportunidad de disfrutar durante una semana de actividades inclusivas relacionadas con la divulgación académica y también con el deporte, el ocio y la cultura.

    El objetivo principal de INnet Campus es ayudar a los estudiantes con discapacidad que actualmente están cursando etapas de la educación secundaria a continuar su trayectoria formativa a nivel universitario, ya que presentan un alto riesgo de abandono escolar temprano y una mayor probabilidad de exclusión social en la edad adulta.

    En concreto, este programa se propone promover la movilidad transnacional de los jóvenes con discapacidad y mejorar su acceso a los estudios universitarios, reduciendo así su porcentaje de abandono escolar temprano. También prevé dar a las universidades la oportunidad de llegar a estudiantes potenciales con discapacidad e identificar oportunidades de mejora en sus campus. Por último, pretende mejorar y promover la inclusión de las personas con discapacidad en la comunidad universitaria.