FIRMA INVITADA: Isabel Ojeda, directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla

  • Boletín: BOLETÍN 114 noviembre 2017

    Temática: Firma Invitada Isabel Ojeda, directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, nos invita a disfrutar del Año MurilloIsabel Ojeda, directora general de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, nos invita a disfrutar del Año Murillo

    Murillo a través de sus ojos

    Habitualmente, la conmemoración de los centenarios de artistas, escritores, científicos… entraña un pacto: revisitar el pasado, estudiarlo, difundirlo y ponerlo en valor. En Sevilla, donde estamos a punto de celebrar los 400 años del nacimiento de Bartolomé Esteban Murillo, uno de nuestros más grandes pintores y uno de los maestros indiscutibles de la historia de la pintura, hemos querido ampliar esta peculiaridad de las efemérides para asomarnos, también, al futuro.

    Si hemos tomado este camino no es por otra razón que ligar nuestra fastuosa tradición al momento actual, a una ciudad que progresa día a día, que une las bondades de ayer a los avances de hoy y que, con todos ellos, continúa avanzando.

    Ha sido el propio Murillo, con su mirada innovadora, quien nos ha animado a celebrarle de esta manera. Desde el comienzo de su trayectoria como pintor, cuando era apenas un muchacho, Murillo fija su vista en la ciudad donde habita.

    Acomete sus encargos convirtiendo en divinidades a los personajes y tipos de sus calles, toda vez que se anticipa a la pintura moderna realizando otra clase de obras en las que, casi a modo de reportero, muestra la vida del momento. La que sucedía en cada esquina de Sevilla, la de la picaresca de los niños de la calle, la cotidianeidad de las familias, la de la moda y otras costumbres de una urbe que, por aquel entonces, era testigo de complejas transformaciones pero que continuaba siendo la puerta de América en Europa.

    La temprana fama que adquieren sus trabajos fuera de la ciudad se debe a su pincelada maestra y al hecho de que en ellos casi puede percibirse el rumor de la gente, los sonidos de los oficios, el sabor y los aromas de la mesa en los días del barroco. Murillo y Sevilla funcionan como un binomio inseparable. Tanto es así, que el maestro compuso su imponente paleta creando los colores con el agua del Guadalquivir.

    Por todas estas razones Sevilla es el escenario óptimo para redescubrir la obra de Murillo, para realizar ese viaje al pasado a través de los numerosos lugares de nuestro casco histórico que conservan algunas de sus obras maestras.

    Queremos invitarles a conocer a Murillo en las calles por las que paseó y en las que se inspiró, a admirar sus lienzos en el mismo espacio para el que fueron creados. El Año Murillo quiere convertir Sevilla en una pinacoteca urbana, donde tanto ciudadanos como visitantes puedan empaparse de esta imponente obra pictórica y de la fuerza del arte barroco del que presume Sevilla en iglesias, conventos, palacios…

    Durante más de un año, ocho exposiciones, entre ellas la primera antológica dedicada al artista en su ciudad, nos ofrecerán una perspectiva múltiple de su obra y su estela en Sevilla y en el mundo; dos itinerarios coordinados por Enrique Valdivieso, uno de los mayores expertos mundiales en Murillo, nos conducirán por cada rincón ligado a su biografía o en el que podamos contemplar sus magníficas piezas; un concierto inaugural oficiado por el director y violagambista Jordi Savall, que ha creado un programa para la ocasión basado en la peripecia vital del pintor, así como dos ciclos musicales de piezas barrocas llevarán a nuestros oídos las composiciones que se escuchaban en tiempos de Murillo; un gran congreso internacional, coordinado por el profesor Benito Navarrete, así como varios ciclos de conferencias y la edición de publicaciones científicas ahondarán en nuevas vías de estudio de su legado; podremos seguir a Murillo en fotogramas a través del primer documental dedicado a su figura, disfrutarlo con los más pequeños en actividades pedagógicas, visualizarlo a través de la dramaturgia…

    Vamos a viajar al tiempo de Murillo a través de sus ojos. Pero vamos a hacerlo como si él también nos contemplara a nosotros, como si posara su mirada en la Sevilla de hoy. Queremos que, a través de esta óptica murillesca, vengan a descubrir nuestro nuevo y sorprendente paisaje urbano, nuestra apuesta por la movilidad ecológica, nuestra potencia como capital cultural, nuestra consolidación como uno de los destinos predilectos para el turismo en España.  

    Todo esto es el Año Murillo, esta es la mirada innovadora que deseamos que vengan a disfrutar con nosotros a lo largo de este cuarto centenario. El maestro, su huella, sus obras y todos los sevillanos les estamos esperando.

               

    Isabel Ojeda

    Directora General de Cultura

    Ayuntamiento de Sevilla