FIRMA INVITADA: Esther Requena, gerente de FOAPS

  • Boletín: BOLETÍN 105 enero 2017

    Eshter Requena, gerente de FOAPSEshter Requena, gerente de FOAPS

    DIEZ AÑOS EN DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS SORDOCIEGAS

    Hace 10 años la ONCE pensó que la mejor manera de atender a uno de los colectivos mas desconocidos de la casa, los sordociegos, afiliados que suman a la ceguera o deficiencia visual la discapacidad auditiva, era creando una Fundación que cubriese su necesidad de mediación de manera específica.

    Y así nació la Fundación para la Atención de Personas con Sordoceguera un 20 de Julio de 2007.

    Por aquel entonces, cuando se puso en marcha el servicio, se atendía a unas 160 personas, hoy estamos cerca de las 400, en 12 Comunidades Autónomas y en la Ciudad de Ceuta, hoy tenemos presencia en todas las Comunidades Autónomas y en las ciudades de Ceuta y Melilla, tanto en grandes capitales de provincia como en ciudades y pueblos mas pequeños, en Ibiza, en la Gomera. Allá dónde se encuentre una persona sordociega y un mediador que la pueda atender.

    Para ello se contaba con una plantilla de 49 mediadores que hoy son 100.

    Sumaban entonces cerca de 5.000 horas de atención directa, nuestro objetivo en el año en el que cumplimos 10 es superar las 80.000 horas de prestación de servicio.

    A la medida que la Fundación ha ido creciendo también lo ha hecho su peso en la defensa de los derechos de las personas sordociegas.

    Defensa que por parte de la ONCE se remonta al año 1987. En ese entonces la ONCE seguía con interés la evolución de los programas de atención a las personas con sordoceguera en el resto del mundo,  Con este objetivo inició ya en noviembre de ese año el desarrollo de un Programa de Atención que tenía en cuenta las necesidades específicas del colectivo, acorde con las recomendaciones de los organismos internacionales interesados en el tema: la DbI (Deafblind International/ Internacional de la Sordoceguera) y la EDbN  (European Deafblin Network/ Red Europea de Sordoceguera).

    Ese interés por prestar la adecuada atención y la búsqueda del mejor camino para colaborar en la atención de las necesidades de las personas con sordoceguera en cuanto a comunicación, educación, acceso a la información y rehabilitación para una vida independiente llevó a la ONCE a cras la Fundación ONCE para la Atención de las Personas con Sordoceguera (FOAPS) que inicia su andadura con el desarrollo del Programa de Mediación  Comunicativa que tiene como objetivo posibilitar la integración educativa, social y laboral de las personas con sordoceguera para que participen activamente en la sociedad en la que viven de acuerdo a sus características individuales y las posibilidades que de ellas se derivan.

    Y así hemos llegado dónde estamos hoy, superándonos. Y alcanzando niveles de atención no imaginables en aquel entonces.

    Pero además de todos estos logros, de llegar a las 80.000 horas, tenemos otros: estamos apoyando a un joven sordociego que está cursando su Erasmus en Londres; estamos apoyando la formación de voluntarios para personas sordociegas en toda España; y con motivo de nuestro cumpleaños recorreremos todas las comunidades autónomas explicando a la sociedad que hay personas que además de no ver no oyen y que hay una Fundación que las apoya, que las ayuda, que les enseña sistemas alternativos de comunicación, que promueven su interés por comunicar, ... porque si bien es cierto que tienen una gran discapacidad que dificulta la interacción y la interlocución con su entorno, y que por eso necesitan ayuda, también es bueno que se sepa que cada vez están más presentes en la calle y más presentes en actividades sobre todo de la vida diaria. Y gracias a la Fundación que pone a su disposición un mediador pueden hacer cosas que otros hacemos sin necesidad de ayuda, ayudando a salvar el aislamiento que la incomunicación provoca.

    Seguiremos apoyando en cualquier lugar, estructura, u organización pública o privada dónde se nos requiera, dónde la persona sordociega tenga presencia. Donde la figura del mediador sirva como nexo entre la persona sordociega y su entorno.

    Treinta años de experiencia, desde la andadura iniciada en 1987 y a punto de que cumplamos nuestro décimo aniversario, la formación de nuestros profesionales y el contraste continuo con los servicios de otros países ha permitido elaborar una forma de actuación ajustada a nuestra cultura y configurar una metodología de intervención en la línea de los modelos más avanzados (Reino Unido, Países Nórdicos, Canadá)

    El balance es positivo, hemos posibilitado que cientos de personas sordociegas hayan podido estudiar o formarse para encontrar un empleo, gracias al trabajo de todos nuestros mediadores, que de manera vocacional con humildad y profesionalidad, atienden de manera ejemplar a este colectivo.

    FOAPS se nutre presupuestariamente en un 85 %, gracias a las aportaciones de la ONCE y su Fundación, un 14 % provienen de subvenciones públicas autonómicas y un 1% de la generosidad de particulares y empresas...

    Esther Requena

    Gerente de la Fundación ONCE para la Atención a las Personas Sordociegas