EN PRIMERA PERSONA: Sonia Martos, empresaria, creadora de 'Conecta2 Eventos'

  • Boletín: BOLETÍN 131 mayo 2019

    Temática: Entrevistas Sonia Martos se declara una apasionada de los viajesSonia Martos se declara una apasionada de los viajes

    “Decidí emprender y hacer de mi ocio mi sueño”

    Cristian Díaz | Sonia Martos (Torredonjimeno, 1982) es la creadora de ‘Conecta2 Eventos’, una empresa de ocio conciliador que organiza actividades recreativas para, entre otros colectivos, personas con discapacidad. Fundación ONCE ha apoyado esta iniciativa, junto con otros 68 proyectos de la economía social, de forma económica y financiera. La jienense padece fibromialgia, pero esto no le impide luchar por sacar adelante su negocio. Viajar es la mayor pasión de Martos que, además, escribe cuentos infantiles para concienciar a los niños de que tienen que superar las barreras que se les pongan por delante en su vida. Ha visitado medio mundo. Tiene en mente volar a Perú, pero el destino que más le llama la atención, en estos momentos, es Panamá.

    Ha puesto en marcha ‘Desconecta2 Eventos’, una empresa de ocio conciliador que organiza actividades recreativas para familias monoparentales, solteros y otros colectivos específicos como personas con discapacidad. ¿Cómo surgió esta idea?

    Esta idea surgió de mi propia experiencia. Soy una madre, monoparental. Ya tenía discapacidad, de hecho, antes de ser madre. Vi que salir cuesta un poquito. Si ves que estás solo, a la hora de irte de vacaciones, por ejemplo, cuesta trabajo. Me di cuenta de que no era la única con este problema y, como mi gran pasión siempre ha sido viajar, pues decidí emprender y hacer de mi ocio mi sueño.

    Familias monoparentales, solteros, gente con discapacidad... ¿Desconecta2, además, organiza actividades para encontrar pareja?

    Quienes acuden no se conocen entre ellos. Soy yo la única que les conoce. Cuando van dos personas solas cualquier cosa puede pasar. Es un poco aventura todo. Se ha dado el caso, pero esa no es la finalidad.

    ¿Qué le hizo pensar que esta idea podía ser rentable?

    Pensé que iba a ser rentable porque si somos tantos los que requerimos de este servicio, que, obviamente, orientarlo de manera que esto sea una empresa totalmente legal, con su seguro, es una garantía más de aval.

    ¿Es mucho más sencillo trabajar cuando el empleo forma parte del ocio?

    Claro. Mi cabeza, normalmente, no para. Es una caja de fabricar ideas. Si no me gustara viajar, para mí, sería prácticamente inviable llevar a cabo este proyecto. Si haces algo que te gusta y está dentro de tus pasiones, realmente, es algo que no te planteas ni como un trabajo.

    Es una de las 68 personas con discapacidad que han podido poner en marcha sus iniciativas durante 2018 gracias al apoyo de Fundación ONCE a proyectos de emprendimiento. ¿Su empresa hubiera sido viable sin el apoyo de esta entidad?

    Sin esta inversión, este apoyo ni esta financiación, no sé si esto se hubiera mantenido en el tiempo o no porque todo requiere de una inversión. Y, sin contar tanto con la inversión como con el apoyo que me están prestando, quizás, con el tiempo me hubiera terminado desanimando o, simplemente, económicamente no me lo hubiera podido permitir este apoyo.

    Le gusta mucho viajar. Este proyecto ¿es una manera de ganarse la vida con lo que le apasiona?

    Claro que sí. Por supuesto. Si no me gustara viajar, el proyecto sería inviable porque creo que no hay nada más bonito que a una persona le guste lo que está haciendo. Como mi mayor pasión es viajar , creo que esto también funciona porque transmito a la gente el entusiasmo que pongo en todo lo que hago.

    Ha viajado por medio mundo: Tailandia, El Caribe, algunos destinos europeos y africanos, tiene previsto ir a Perú... ¿Qué lugar anhela más por conocer?

    Yo no digo no vuelvas donde ya hayas estado porque mi lema es: Donde has sido feliz tienes que volver. Tengo muchos proyectos para el próximo año como Perú. Me muero por conocer Panamá, sinceramente. Fue mi mayor descubrimiento en FITUR (Feria Internacional del Turismo).

    ¿Por qué, Panamá?

    Era un gran desconocido para mí. Pero cuando lo conocí en FITUR lo tenía todo: playa, cultura, gastronomía... Me parece un destino que lo reúne todo.

    Cada persona busca en los viajes algo distinto: playa, montaña, gastronomía, deporte, fotografía... ¿Qué debe reunir para usted un destino perfecto?

    Organizamos viajes que lo reúnen prácticamente todo. Si buscas bien el destino, es posible que todo encuadre. El mayor punto en común que tienen todos nuestros destinos es que buscamos siempre que el círculo sume. El destino no sería nada si los que vamos al viaje no nos sumamos entre nosotros. Al final, lo que buscas es vivir nuevas experiencias y conocer a gente nueva que t aporte.

    Panamá es el lugar que querría visitar, pero... ¿Dónde no querría regresar?

    Por suerte o por desgracia, me encantan todos los sitios que he conocido hasta el momento. Hasta el momento no he tenido ninguna mala experiencia. Todos tenían algún encanto.

    Usted padece fibromialgia. Ésta es una enfermedad por la que duelen distintos puntos de la anatomía tanto, que no permiten, en algunas ocasiones, moverse a quien la sufre. ¿Es compatible iniciar un proyecto, como una empresa, con esta dolencia?

    Es duro. Cuando uno tiene una discapacidad se tiene que reinventar mucho. Hay días buenos y días regulares. Haber puesto en marcha este proyecto hace que, en lugar de venirme a abajo, piense en el montón de gente que hay en el mismo lugar que yo y que tire para adelante y que siga luchando. Ahora, de hecho, voy a un viaje y la mayor parte de los que vienen tienen la misma discapacidad, que yo.

    “Jaén es otro gran desconocido”

    Sonia Martos en uno de sus viajes internacionales

    ¿Al juntarse en un ambiente distendido con personas que tienen su misma discapacidad ayuda a tratar el tema sin tanto dramatismo e, incluso, a bromear acerca de ello para quitarle hierro?

    Por supuestísimo. No te hablo sólo de la fibromialgia. Con nosotros han viajado mujeres con cáncer de mama. El punto de vista bueno es que, al final, esto te lo tienes que tomar con un poco de sentido del humor. Ver un poco la luz. Ver un poco más allá. Es bueno, para nuestros propios hijos, que desdramaticemos el tema de la discapacidad. Desde el punto de vista bueno no es tan malo. Ellos están viendo un ejemplo de colaboración y de compañerismo.

    En los viajes que usted organiza han participado personas usuarias de silla de ruedas. ¿Cuál es el país mejor adaptado, en cuanto a movilidad se refiere, en el que usted ha estado?

    Jamaica. Jamaica es un gran país, teniendo en cuenta que es muy montañoso, pero está todo perfectamente adaptado para las personas con discapacidad. Por ejemplo, el tema de transporte es muy accesible.

    ¿Y el peor?

    Quizás, el peor, aunque sea vecino nuestro y no quiera hablar mal de ningún destino porque, para mí, es de mis favoritos también, que está aquí al lado... Quizás sea El Algarbe. En España quizás no nos demos cuenta, pero en temas de comidas para celiacos estamos súper preparados, aunque no nos lo parezca. Pero te vas a El Algarbe que está muy cercano, y en los restaurantes no te ofrecen menú para los celiacos... Les queda un poco de adaptarse a lo que se viene.

    Y en cuanto a movilidad, ¿también El Algarve?

    Sí, quizás, sí. Tiene unas playas muy bonitas, pero, al ser tan rocosas, están más centrados en poner más barreras por temas de seguridad, pero han dejado de lado el tema de las personas con discapacidad.

    Y desde la perspectiva de la discapacidad, ¿Cómo situaría a España en esa clasificación personal?

    En un ranking del uno al diez, todavía le daría un seis.

    ¿No le sorprende que un país como Jamaica, que teóricamente no está tan desarrollado económicamente como España o Portugal, sea un destino más accesible que los europeos más ricos?

    A lo mejor, tenemos un concepto equivocado porque, para mí, Jamaica es un país que tiene una calidad de vida muchísimo mejor que España.

    ¿Jaén existe?

    Sí. Gracias por hacerme la pregunta. Jaén es otro gran desconocido.

    ¿Qué lugares de Jaén nos recomendaría?

    Por supuesto, la Sierra de Cazorla. Jaén tiene un gran patrimonio, tanto la capital como Úbeda o Baeza. Jaén es una tierra de fortalezas, aunque no lo parezca. Le falta un poco de impulso turístico a Jaén.

    Escribe cuentos sobre sus viajes. ¿Intenta, con ello, inocular el amor por el turismo a los más pequeños?

    Esta empresa se dedica al turismo, pero más que enfocarlo al turismo lo que intento transmitir con ello es que las barreras están en nuestra mente. Tenemos barreras físicas también, pero si las sabes llevar bien, las barreras también se saltan.

    Imagen corporativa de la firma empresarial de Sonia Martos