EN PRIMERA PERSONA: Miky González, un mago en ILUNION

  • Boletín: BOLETÍN 107 marzo 2017

    Temática: Entrevistas Miky González junto a la sede de Fundación ONCE e ILUNION en la Isla de la CartujaMiky González junto a la sede de Fundación ONCE e ILUNION en la Isla de la Cartuja

    L.G. | Miguel Ángel González, Miky González (Valencina de la Concepción, Sevilla, 1986), estuvo a punto de quedarse ciego por una retinopatía diabética a los 24 años. Tantas operaciones para salvarlo de la ceguera le abrieron un mundo de fantasía y le condujeron a la magia, un mundo de ilusión donde se desenvuelve como un auténtico seductor.  En la actualidad trabaja como teleoperador de ILUNION para el Hospital Vithas Salud de Sevilla.

     

    “La magia es el arte de la mentira”

    -Comenzó su trayectoria como guía de turismo cultural arqueológico y se especializó en la era calcolítica, romana, paleo botánica y paleo geográfica. ¿Qué le atrae del Neolítico y la Edad de Bronce?

    Más que nada el saber de dónde venimos, porque el Neolítico y la Edad de Bronce es algo relativo. Siempre hay algo antes, es el de dónde venimos, quién soy y de alguna manera la evolución que hemos tenido desde hace cinco mil años hasta ahora. Lo que más me gustaba del Neolítico era la Edad Dorada de Egipto, y es una comparativa donde hace cinco mil años solo cruzando el Mediterráneo había una grandeza increíble como eran los egipcios y, sin embargo, aquí en la zona hispana, éramos, por decirlo de alguna forma, ‘los catetos de pueblo’, porque todavía estábamos en una fase que no habíamos evolucionado. Por lo tanto, me gusta ver  esa evolución de cómo dejamos la piedra.

    -¿Y hemos evolucionado mucho? ¿O hemos retrocedido con el paso de los años?

    Hemos retrocedido bastante, no hemos evolucionado para nada. Mucha tecnología, pero si hoy en día te pierdes en un bosque no sabes qué hacer.

    -Como guía, ha enseñado en multitud de ocasiones el Museo de Arqueología de Sevilla, las ruinas de Itálica, el teatro romano de Mérida, ¿valoramos lo suficiente el patrimonio que tenemos?

    Para nada. No se valora. No me entra en la cabeza que haya personas que se puedan aburrir de una zona tan rica culturalmente. Lo que sí es cierto, es que los jóvenes que ahora sí están valorando más la cultura, pero en el aspecto artístico, valoran mucho las artes. Lo que hay que hacer es fomentarlos a valorar, no solamente lo que es el arte, sino lo que es la historia de su propia ciudad.

    -Las administraciones ¿hacen un uso correcto del legado histórico y deberían ponerlo en valor de una forma más activa?

    No, sinceramente no. No hacen nada. El ejemplo más claro lo tienes ahí en Itálica, hace poco echaron a varias personas encargadas de la enseñanza de Itálica y la prospección geográfica de Itálica no se ha explotado. Ya que se sabe lo que hay allí abajo, pero no le interesa al Ayuntamiento sacar a luz restos de piedra de hace dos mil o tres mil años.

    - A usted, una retinopatía diabética que casi le deja ciego a los 20 años. ¿Con qué talante afrontó esa dificultad?

    He pasado 17 veces por el quirófano y al principio lo llevé muy mal. No veía futuro, me quedé estancando e iba al quirófano como el que iba a comprar pipas, no veía mejoría.

    - Y cómo le ha influenciado en su forma de ver la vida la discapacidad visual.

    Lo ha moldeado al 200 %, me ha hecho ver las cosas de otra manera, tratar a las personas de otra forma y dejar de ser tan egoísta. Porque conoces a personas con problemas más graves que el tuyo y piensas más en los demás.

    - ¿Cómo se inició en el mundo de la magia?

    La casualidad quiso que, en la rehabilitación, conociera a una persona de unos 70 años que me dio apoyo y consejos y me indujo al mundo de la magia, era mago, Me enseñó que una persona manca podía hacer magia con una sola mano y entonces yo me pregunté ¿por qué no una persona con problemas de vista no voy a poder?

    -La cartomagia, es su predilección, ¿no es así?

    Es que la cartomagia se ha perdido muchísimo. Hoy ponemos la tele y vemos al típico mago que utiliza muchos efectos tecnológicos de magia, pero a mi me gusta más el estilo clásico. Soy más de Juan Tamariz. Ahora, los magos hacen muchos shows de escenario, pero la magia se hace para sorprender no para un juego de luces.

     

    “Internet ha hecho mucho daño a la magia”

    -La magia, ¿es un tipo de arte escénica?

    Sí. Piensa que la magia, más que un arte es un engaño. El mago es un gran mentiroso, que hace que tú te creas su propia mentira, hacer que tú te fijes en lo que yo quiero que te fijes y aunque estés mirando el objeto que tengo delante, voy a intentar que mires lo que yo quiero de ese objeto. Es el arte de la mentira, la mentira para divertir.

    -¿Hace falta cierto equilibrio mental para ejercer de mago?

    No, yo estoy loco. Ahí tienes a Juan Tamariz. Al revés, cuanto menos equilibro mental tengas mucho mejor.

    -¿Es cuestión de habilidad, de técnica, de concentración, de Sicología?

    De todo un poco. Tú un juego de magia no puedes hacerlo si no tienes una buena palabra, sino tienes una buena técnica, sino tienes una buena presentación. Es todo un poco.

    - La magia ¿ha perdido mucho con Internet?

    Demasiado daño. Por culpa de internet, muchos se meten para revelar juegos de magia e intentan pillarte el truco, estás desvelando un secreto y eso sienta mal. A mí me da igual que me pilles el truco, sinceramente, pero no vas a disfrutarlo.

    - Hay un boom de magos jóvenes en estos momentos en España. ¿Es un buen momento para hacer magia? ¿A qué se debe este boom de nuevas generaciones de ilusionistas en la actualidad?

    A dos factores: el dinero y por falta de información. El primer factor se debe al hecho de conseguir fama y el segundo que vamos pensando que voy a ganar dinero, pero no sabemos que en España no tengo ninguna salida en comparación con otros países de Europa como Inglaterra. Pero en España, no sé el motivo, de ese boom.

    -La crisis ¿ha restado ilusión a la magia o ha sido un aliciente?

    Sinceramente, la crisis no ha afectado en absoluto. Aquí en España el mundo de la magia no tiene fuerza,  aquí no hay un gran potencial. La crisis puede que, incluso, haya ayudado a que el mago callejero se haya explayado más y abrirse para ganar más dinero.

     

    “Hago mucha referencia a la vida en mis trucos”

    - ¿Cuál es su truco favorito?

    Es una pregunta bastante complicada, porque siempre hay un juego favorito. Por ejemplo, de Juan Tamariz, me encanta la ‘Historia del Siempre Seis’, pero por más que lo veo, aunque sepa hacerlo, no lo hago por respeto a Juan. Después, tengo dos juegos extranjeros: el de David Copperfield, de hacer desaparecer la estatua de la Libertad, es un juego muy bonito, y de René Lavand hay uno de cartas que se llama “No se puede hacer más lento”. Uno mío propio, que me gusta mucho, que se trata de que por mucho que cortes la baraja siempre va a salir la carta que has escogido. No lo hago yo, lo hace el espectador.

    - ¿Tiene que ver el truco con la vida?

    Sí, yo suelo hacer mucha referencia a la vida en mis trucos. Si son juegos más donde la historia es más seria sí meto aspectos de la vida, pero si son juegos para divertir, suelo utilizar otro tipo de hincapié.

    - ¿Hay que creer en el más allá para ser un buen mago?

    No, para nada. Te digo por qué. Vamos a dar un salto al pasado y dime si crees que el druida de hace cinco mil años creía en el más allá. No creía. Solo creía que cuando se moría hacía un efecto de humo, hacía un ‘truco’ para comer. Pero no hace falta creer en el más allá.

    - El gran Carlos Durán, gran maestro de magos, creador de la nueva magia, va a ser su mentor. ¿Qué consejo le ha sugerido?

    Carlos Durán es socio fundador de la Asociación de Magos Sevillanos y es un gran amante de la Magia Ilusionismo. Él, me ha dado varios consejos, entre ellos que sea yo mismo, que sea natural. Si soy serio, no intentar ser divertido, y si soy divertido intentar no ser serio. Ah! Y que no intente ligar a través de la magia!

    - Es compatible la magia con un puesto de oficina.

    Sí, la verdad que sí. Porque en un puesto de oficina siempre tienes personas al lado y en la magia necesitas al público.

    - En la actualidad, usted trabaja como teleoperador de ILUNION, ¿cree que el talento de las personas con discapacidad está lo suficientemente reconocido en el mundo empresarial?

    No. Como repito siempre, una persona con discapacidad no está solo para sentarse detrás de un mostrador o gestionar las citas, tiene una limitación pero sinceramente todo ser humano es discapacitado porque todos tenemos una limitación. Una persona con discapacidad es una persona que vale mucho y hay que descubrir y apostar por su talento.

     

    Miky González en ONCE respuestas

    -¿Todo comenzó con Magia Borras?

    No, la verdad es que no. Todo comenzó con los juegos de magia que uno veía en Barrio Sésamo.

    -En su caso, la pérdida de visión, ¿agudizó el ingenio?

    La verdad es que sí, me hizo más utilizar el tacto.

    - ¿Alguna manía antes de salir al escenario?

    Crujirme todos los huesos del cuerpo.

    - Si pudiera elegir un superpoder, ¿cuál sería?

    Poder levantarme temprano antes de que suene el despertador.

    - ¿A quién haría desaparecer si tuviera oportunidad?

    ¿Empezamos por los políticos?

    - Para perderse, ¿mejor una isla griega, el Ateneo o el Coliseo romano?

    Sinceramente me iría para abajo, una de las islas de Hawai, Oahu, pero si tuviera que elegir una de las que me has dicho me iría al Coliseo.

    - De niño ¿fue mucho de Juan Tamariz?

    De Juan Tamariz y de otros grandes magos como David Copperfield.

    - Lo de su pasión por los tatuajes no tiene nada que ver con la magia.

    Lo de mis tatuajes tiene que ver con cada situación grave que yo he pasado en la vida. Es una manera de recordar que he salido de un problema gordo.

    - Recomiéndenos por favor un libro, una canción y una película.

    Un libro, uno que me gusta mucho es ‘La Magia’ de Ascanio, un libro para todos los amantes de la magia; película, claramente escogería  la saga completa de ‘Pesadilla en Elm Street’, y canción ‘Cosa más bella que tú’, de Eros Ramazzotti.

    - Si pudiera elegir una época para vivir, ¿volvería a la Edad de Cobre?

    No, había muchos animales por ahí en esa época, me iría a la época del Western.

    - ¿Es lo suficientemente mago como para adivinar el número del Cuponazo que va a tocar el próximo viernes?

    Sí, soy lo suficientemente mago para adivinarlo pero no te lo voy a decir.

     

    “La magia es el arte de la mentira”