EN PRIMERA PERSONA: Mónica Gimeno, directora de los hoteles ILUNION en Fuengirola y Mijas

  • Boletín: BOLETIN 110 junio 2017 - BOLETIN 110 junio 2017

    Mónica Gimeno en la piscina del hotel ILUNION de FuengirolaMónica Gimeno en la piscina del hotel ILUNION de Fuengirola

    Me gustaría que desapareciera el ¡España y olé!

    Usted tiene pasión por los hoteles desde que tiene uso de razón. ¿Cómo comenzó esta vocación?

    Desde pequeña siempre, cuando alguien ha llegado a casa, de chiquitina, les preparaba el desayuno, les ponía flores, me gustaba que alguien que viniese a casa y se sintiera bien. Al final un hotel es como una casa, lo que intentas es que el que viene de vacaciones o está trabajando allí, se sienta como en casa. Te tiene que venir de natura, no como una obligación.

    ¿Esa es la clave del éxito de un hotel? ¿Hacer sentir al cliente como si estuviera en su propia casa?

    En muchos casos sí lo sería aunque hay hoteles que prefieren que el cliente note que no es una casa, sino un hotel porque son súper lujosos y no quieren que el cliente esté como en casa… esto me lo repetían mucho en los cinco estrellas. A mi me gusta que la gente esté cómoda y disfrute. Cuántas veces he oído como la gente dice que una habitación de hotel es fría… eso me gusta trabajar, que los hoteles acojan a las persona y se sientan fenomenal y a gusto.

    Estudió Filología Inglesa y Turismo. ¿Cuántos idiomas habla?

    Hablo inglés y alemán en un nivel inferior, me defiendo en francés e intento mantenerlo al día. Es difícil porque todo el mundo habla inglés y siempre acabas hablando en inglés y los otros idiomas se olvidan si no se utilizan.

    Hay muchas ciudades andaluzas –y no es el caso de Málaga- donde resulta difícil encontrar un camarero o un taxista que hable inglés en un destino tan turístico como es Andalucía. Eso ¿resta muchas posibilidades de negocio, no es así?

    En determinados sectores no es tan imprescindible como en un hotel, pero yo creo que eso está cambiando, cada vez nos vamos actualizando más y el andaluz habla sus idiomas y sale al extranjero.

    Ha trabajado en distintos ámbitos en Inglaterra, Francia y Alemania. ¿Qué aprendió en cada uno de ellos?

    Intenté llevarme lo mejor de cada sitio y sentirme como ellos. No busqué grupitos españoles o residencias españolas, me mezclé con cada país e intenté aprender todo lo que pude de ellos. Su forma de trabajar, su comida, su ocio. Alemania me pareció muy estimulante para trabajar, son súper metódicos.

    El Brexit, el lento proceso de separación del Reino Unido de la Unión Europea, ¿hará mucho daño al turismo o será beneficioso para un destino como Andalucía?

    Yo creo que el turista seguirá viniendo de vacaciones, pero gastará menos.

    “La magia de ILUNION es la integración”

    ¿Cuál cree que es el elemento diferenciador de ILUNION Hoteles?

    Ilunion hoteles es una cadena de Hoteles diferente, cada día trabajamos con personas con capacidades diferentes en un ambiente totalmente normalizado. Esa es la magia Ilunion, que no nos damos ni cuenta, trabajamos la integración de las personas de dentro a fuera, sin pensarlo. Somos una cadena socialmente responsable y esto para mi es vital, es decir, no solo trabajar como directora de un hotel o dos, sino tener un objetivo más ambicioso y sentirme parte de él. Integrar, ser sostenible, ser accesibles para todos, es un privilegio formar parte y creo que debería haber más Hoteles y más empresas que apostaran por mejorar entornos y hacer un turismo para todos. 

    ¿Y cuál es el perfil del turista que se aloja en los hoteles ILUNION de Fuengirola y Mijas?

    Tenemos cliente nacional en verano, y también el extranjero que viene a disfrutar del invierno en manga corta cuando nosotros algo de frio ya pasamos.

    Dicen que estamos saliendo de la crisis. ¿Qué previsiones hay en sus dos hoteles para este verano?

    Fantásticas, muy buenas. Fuengirola es un hotel muy consolidado y con una situación magnífica en el paseo marítimo, espero ver a nuestros huéspedes habituales y a toda la gente que quiera venir a la playa a disfrutar. Esperamos mejorar el año pasado. Y Mijas es un hotel que irá evolucionando contando con una mejora ya significativa este primer año.

    ¿Cómo ha influido en su vida laboral trabajar en el ámbito de la discapacidad?

    Para mi ha sido un cambio no solo a nivel laboral, sino personal. Cuando creces lejos de la discapacidad y te encuentras con ella de frente, en mi caso, me sorprendió, y fue un antes y un después en todos los ámbitos de mi vida. Si algún día tengo la mala suerte de no trabajar con ILUNION, esta forma de pensar es para mi para siempre, no podría dejar de creer en entornos accesibles, en ser sostenible… qué va, es mi forma de vida, no es solo mi trabajo. La discapacidad forma parte de todos y ha influido positivamente en todos los aspectos de mi vida.

    Y ser directora de dos hoteles ¿conlleva alguna dificultad en su día a día?

    Pues no puedes estar en todo momento, te pierdes detalles, pierdes contacto con el cliente directo en algunos casos, que es lo que más siento porque es lo que más me gusta… pero es un reto y me encanta. Lo mejor de todo es que tengo un equipo que me ayuda muchísimo. Lo puedo llevar bien porque ellos están pendientes de todo conmigo y tiramos todos hacia delante. Es un gozada trabajar con ellos.

    Qué echa en falta a la marca turística Andalucía, a Andalucía como destino turístico.

    Pues yo creo que me gustaría que desapareciera ese carácter de “España y olé” que cuando vamos a las ferias de turismo, se vean más cosas que un traje de luces o una sevillana. Hay lugares preciosos, rincones para descubrir, rutas increíbles.  Andalucía, no es solo fiesta… hay que tocar más palos porque Andalucía tiene todo, montaña, playa, gatronomía, fiesta, rincones asombrosos… magia, duende!! Tiene de todo.

    Mónica Jimeno en ONCE respuestas

    Mónica Gimeno en una terraza del Hotel ILUNION de Fuengirola con el Mediterráneo de fondo

    ¿Qué le queda de los de Bilbao?

    Muy poco, me queda muy poco. Yo nací en Bilbao pero rápidamente me vine a Málaga a vivir. Me he criado aquí en Málaga. Me queda la cuna de Bilbao y el corazón andaluz totalmente.

    ¿Hay algo en la vida mejor que viajar para usted?

    Sí, las personas que van conmigo en cada viaje, eso es lo mejor del mundo.

    Un destino que repetiría siempre y uno al que jamás volvería y por qué?

    Ibiza, volvería cada año mil veces. Es mi destino preferido del mundo. Y no iría jamás a Túnez porque me picaron los mosquitos y no me gustan los mosquitos.

    Es verdad, que usted tiene fobia a los mosquitos y todo tipo de insectos y bichos, ¿son objeto de reclamación?

    No, de momento no, a no ser que alguno se cuele en alguna habitación en alguna cama. Pero si no comparten cama no son objeto de reclamación, de momento.

    ¿Qué es lo primero en lo que se fija cuando va a la habitación de un hotel?

    En la luz siempre, si tiene suficiente luz, si entra luz, para mi es fundamental. Tiene que haber mucha luz en las habitaciones.

    El turista europeo ¿es más exigente que el andaluz? ¿En qué se diferencian?

    Es más exigente el andaluz que el europeo, al menos en territorio nacional, luego ya fuera de España los españoles y los andaluces Somos un poco más cobardicas y nos quejamos mucho menos. Somos mucho más valientes en nuestro país pero luego cuando salimos somos más cobardones. Eso es lo que creo.

    Es una adicta de Michael Jackson, ¿qué le atrae de él?, ¿su forma de bailar, su música, sus letras?

    Sí, pero sobre todo, todo lo que creó alrededor de él. Lo que hizo, era magia. Lo que más me atrae es el personaje que creó, cómo lo hizo y cómo llegó a todo el mundo. Todo el mundo le conoce, ha hecho algo que va a perdurar toda la vida. Es infinito. Y para mí una persona infinita es muy grande.

    ¿Hay que tener alma de hippie para triunfar en el sector turístico?

    No lo sé, yo la tengo, pero no sé si hay que tenerla. Hay que tener la mente abierta. Y hay que evolucionar con la vida y con el mundo. Para eso una mente abierta, fresca y libre y es muy importante.

    ¿Cuál es la petición más surrealista que le ha pedido un cliente?

    Me han pedido muchas, pero una de las más extrañas es en una boda, hacer una torre en medio del salón y poner su mesa encima, estaban como en una montana encima de todos los invitados. Es algo raro, pero así se hizo.

    ¿Y qué es lo más surrealista que le ha pasado como cliente de un hotel?

    ¿Cómo cliente? Ahora mismo no caigo en ninguna. No tengo ninguna anécdota en un hotel que me haga parecer rara. Como cliente no.

    Díganos para terminar, ¿se liga mucho como directora de un hotel?

    No se liga nada. Nada de nada. Estás todo el día dentro del hotel y nadie quiere ligar contigo. Los animadores sí, son el rey, tanto los chicos como las chicas, son lo más cool del hotel.