Vuelven las clases, ponte las pilas

  • Boletín: Boletín 113 octubre 2017

    Temática: Educación El profesor de Geología muestra la estructura molecular a un grupo de alumnosEl profesor de Geología muestra la estructura molecular a un grupo de alumnos

    Ya se acabaron las vacaciones, y aunque para muchos niños esto podría suponer una mala noticia, para otros no lo es.

    Esto se debe, a que en el CRE de la ONCE en Sevilla, se les ha dado la oportunidad de ponerse las pilas, olvidarse de los bañadores y las chanclas, y empezar a arrancar entre libros y programas informáticos.

    Durante toda una semana, ocho alumnas procedentes de distintas provincias andaluzas, divididas a su vez en dos pequeños grupos, han podido repasar la lectura y escritura en braille, han recordado conceptos y operaciones matemáticas, algunas incluso utilizando el editor matemático LAMDA, y han cogido ritmo pulsando las teclas del ordenador y repasando el manejo del mismo en la clase de tiflotecnología. También han tenido clase de plástica, música y educación física, para aprender de forma más accesible alguna de las cosas que luego tendrán que hacer en sus colegios.

    Una alumna preparando su merienda pelando su manzana

    Pero todo no acaba ahí! Las tardes también dan para mucho, pero ya sin libros ni ordenadores, sino a través de actividades lúdicas, donde reforzaron su autonomía y habilidades de la vida diaria, y han puesto a prueba su competencia social.

    Y estas actividades se han desarrollado en varios momentos. Desde el principio tuvieron que tomar decisiones para seleccionar qué tipo de merienda iban a elaborar en esos días, unas prefirieron frutas, otras helados, algunas querían pan y galletas, pero siempre partiendo de una dieta saludable.

    Salimos a la calle en una calurosa tarde, para comprar todos estos ingredientes, haciendo varios grupos para distintos supermercados del barrio; pusieron en práctica la localización de los productos, preguntando de manera educada a los dependientes y clientes del local, y también trabajaron el manejo del dinero para pagar y pedir la cuenta. Cuando llegamos al centro guardamos cada producto en su lugar correspondiente.

    A través de una gimkana con dinámicas, ritmos, juegos, y exploración de maquetas, se reforzaron los contenidos trabajados por la mañana. Y siguiendo con una temperatura elevada, nos fuimos a la calle provistos de mucha agua, para conocer la ciudad. Anduvimos por avenidas, jardines, parques en el que recalamos para que las chicas disfrutaran con los columpios y toboganes; dentro del recinto se desplazaron con bastante autonomía, ayudándose entre ellas y tomando referencias. Las tardes concluyeron con una velada, con cena, música y juegos. Fue una forma fácil y divertida para comenzar el curso.

    Alumnas disfrutando de divertidos momentos

    Y del 11 al 13 de septiembre el CRE acogió otra actividad similar pero dirigida a los alumnos de la ESO. Fueron un grupo de doce alumnos procedentes de distintas provincias andaluzas, que tuvieron la oportunidad de ponerse a punto tanto con los contenidos del curso escolar correspondiente, como con el braille.

    Durante esos tres días, los alumnos tuvieron un horario muy variado por las mañanas, con materias relacionadas con el currículum, como las técnicas de estudio, o la plástica, música y la educación física, y otras que constituyen herramientas para reforzar otras áreas del currículum, como el editor matemático LAMBDA que sirve de herramienta fundamental para las Matemáticas, o la Tiflotecnología, con la que los alumnos refuerzan y afianzan el uso del ordenador y las nuevas tecnologías, lo que les permitirá desenvolverse y realizar tareas en distintas asignaturas. Las mañanas fueron intensas, pero muy productivas, ya que todo lo que aprendieron estos días, les va a permitir empezar el curso con muchas ganas, y sobre todo, con multitud de recursos para poder afrontar el curso con éxito. Las tardes se aprovecharon también para multitud de actividades, unas más lúdicas, y otras, para trabajar la autonomía y las habilidades sociales.

    Los alumnos del SECC recorren la exposición del Taller de Geología

    Incluso hubo tiempo hasta para disfrutar de un Taller de Geología, en el que conocieron de primera mano, minerales y rocas, aprendieron a comprobar y diferenciar sus características, diferencias, las pesaron, las compararon, e incluso las probaron. Los momentos de ocio fueron para jugar al Show-Down, con campeonato incluido. Se trata de un juego similar al ping-pong adaptado a la ceguera y que está despertando un gran interés y entusiasmo entre los chavales ya que les ayuda a afianzar los reflejos y las relaciones de compañerismo.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla