Parlez-vous français?

  • Boletín: BOLETIN 120 mayo 2018

    Temática: Educación Los participantes en el intercambio disfrutaron de la belleza inmensa de París, en la imagen a los pies de la Torre EiffelLos participantes en el intercambio disfrutaron de la belleza inmensa de París, en la imagen a los pies de la Torre Eiffel

    Los alumnos españoles seleccionados han sido 10, de los cuales 2 eran chicas y 8 chicos, de edades comprendidas entre 12 y 16 años y pertenecientes a distintas Comunidades Autónomas. Los estudiantes franceses han sido 11, entre ellos 6 chicos y 5 chicas, todos ellos alumnos del Instituto Nacional de Jóvenes Ciegos de París.                    

    Partimos de Sevilla el 28 de marzo con muchísima ilusión y algo de nerviosismo, ya que era una nueva experiencia para casi todos los participantes.

    Visita del grupo de estudiantes españoles y franceses al Real Alcázar de Sevilla

    En París hemos visitado los monumentos más emblemáticos: Torre Eiffel, Catedral de Notre Dame, entorno del Louvre y Jardines de las Tullerías..., hemos paseado por el centro medieval, cruzado los puentes del Sena...  Nos tenían preparadas algunas visitas activas y táctiles como el  Museo de Ciencias y la Galería de la Evolución, donde nuestros alumnos pudieron realizar actividades completamente adaptadas a sus necesidades.

    Realizamos una visita a Versalles, allí con una maqueta pudieron hacerse una idea de la majestuosidad del palacio y de los jardines, cuyas espectaculares fuentes estaban en funcionamiento.

    Como despedida de la estancia en Paris, pasamos un inolvidable día en el Parque Disneyland donde paseamos por las distintas zonas temáticas y montamos en diversas atracciones. 

    Visita obligada a Eurodisney y foto de familia junto al castillo                       

    El día 3 de abril volvimos todos a Sevilla, estudiantes españoles y franceses y aquí visitamos la Catedral, Alcázar,  Parque de Mª Luisa, subimos a la Giralda... También hemos realizado diversos  talleres, tanto en el Museo del Baile Flamenco como en el de cerámica en Triana, donde trabajaron con el torno y con azulejos, los pintaron y se los han llevado de recuerdo.

    Además de Sevilla, se visitó la ciudad de Cádiz. Allí un guía nos amenizó la ruta con anécdotas y curiosidades de la ciudad, acompañándolo con su guitarra. Itálica ha sido otro de los lugares visitados, así como Córdoba que con su Mezquita y Barrio Judío les ha cautivado.        

    Además de todas estas visitas, para favorecer el intercambio cultural entre los chicos, se prepararon en ambas ciudades actividades deportivas, degustaciones de comidas típicas, y convivencia en su tiempo libre.

    Visita al conjunto arqueológico de Itálica en Santiponce (Sevilla)

    Todos los alumnos y profesionales que hemos intervenido en este intercambio lo hemos valorado de forma muy positiva para el desarrollo personal y social de los participantes. Han mejorado su nivel en lenguaje oral y les amplia sus perspectivas escolares y  personales. Aprenden a conocer y respetar otros hábitos y costumbres, se acostumbran a valorar y asistir a monumentos y museos. Todo ello mejora de forma notable su autonomía, su socialización y les conecta con un mundo más global.

    Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla

    Viajamos por España

    En el primer fin de semana de abril, el CRE de Sevilla, se llenó nuevamente de un montón de niños y niñas, 39 en total, procedentes de todas las provincias andaluzas y extremeñas, que habían decidido, emprender un viaje por España, para conocer sus costumbres, gastronomía, cultura, música etc.

    Visita al Museo del Baile Flamenco

    Y como muchos llegaron hambrientos después del viaje, nos invadieron las cocinas de los apartamentos, donde elaboraron su propia merienda. Unos se decantaron por la empanada gallega, mientras los más golosos decidieron hacer sus propias magdalenas. Los más atrevidos probaron suerte con el hojaldre sorpresa. De una forma u otra, todos estuvieron hora y media con las manos en la masa, dispuestos a comerse España. Y ¡qué bien sabe todo cuando uno tiene hambre! y además, se come lo que él mismo ha elaborado. ¡Así sabe todo mucho más rico!

    Tras la cena, los alumnos disfrutaron de una divertida velada, en la que participaron de un juego que los educadores les habían preparado.

    Y pronto, todos se fueron a la cama, pues al día siguiente, empezaba el viaje de verdad.

    El sábado por la mañana, tras desayunar, se dirigieron al Museo del Baile Flamenco, pues qué mejor forma de empezar este viaje, que conociendo la música de Andalucía.

    Con arte o sin arte, con duende o sin él, todos los alumnos y profesores acompañantes disfrutaron tocando el cajón flamenco, imitando y sintiendo los ritmos más flamencos. Se iniciaron en el baile a través de sencillos pasos y percusiones corporales. Acabaron visitando el museo donde pudieron aprender un poquito más sobre el flamenco, escuchando los distintos palos y viendo y tocando algunos de sus trajes expuestos en el museo.

    Un grupo de alumnos bailando por alegrías

    Después de este interesante viaje por la música andaluza, regresaron al CRE a reponer fuerzas con la comida, a descansar y disfrutar de los compañeros con un rato de tiempo libre.

    Por la tarde, los alumnos se dividieron en 4 grupos, para descubrir y vivenciar distintos talleres.

    En el taller “Hacemos la maleta”, aprendieron a organizar su viaje, y preparar todo lo necesario dependiendo del lugar elegido. Unos fueron a la playa, otros a la ópera, y otros a dar un paseo por los patios cordobeses.

    En otro de los talleres, conocieron un poquito más acerca de las costumbres, historia, tradiciones y monumentos de España, mediante un divertido juego en el que todos aprendieron y se lo pasaron muy bien.

    En el taller de música, los alumnos viajaron desde Andalucía, hasta Galicia y Cataluña, para descubrir distintos estilos e instrumentos musicales, y divertirse cantando en gallego y tocando las conchas de vieiras, o la guitarra y el cajón flamenco y las castañuelas.

    Pero como este intrépido grupo planea viajar próximamente fuera de España, decidieron participar también de un taller de inglés, donde aprender el vocabulario y las frases más comunes para comunicarse.

    Imagen del taller de inglés

    Después de esta completa y divertida tarde, los alumnos fueron a relajarse con el baño y la cena. Después, disfrutarían de una agradable velada para despedirse de sus amigos y acabar de pasar los últimos ratos con ellos, pues el domingo por la mañana, el viaje continuaría, regresando cada grupo de alumnos a sus distintas provincias de procedencia.

    Para muchos, este ha sido el primer viaje de su vida, y probablemente no lo olvidarán jamás, porque han descubierto y aprendido muchísimas cosas, al mismo tiempo que se han divertido con las actividades y hablando y jugando con otros compañeros.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla