Nace Braitico, el primer método oficial inclusivo para aprender braille desde la cuna

  • Boletín: BOLETIN 118 marzo 2018

    Temática: Educación Braitico es un proceso de alfabetización completo desde que los niños nacen hasta tener plena autonomía en la lectoescrituraBraitico es un proceso de alfabetización completo desde que los niños nacen hasta tener plena autonomía en la lectoescritura

    Para presentar este innovador sistema, que pretende que los niños ciegos aprendan braille desde el momento en que nacen, un grupo de ocho alumnos usuarios de braille de 1º a 5º de Primaria de distintos centros educativos de Sevilla han participado esta tarde en un taller práctico para demostrar cómo funciona el método, guiados por tres de las maestras de la ONCE andaluzas que han estado en el origen del proyecto -Amelia Estévez Pérez, Concha Ruíz Flores, Cristina Ruíz Joya y María del Carmen Hernández Mariano-, y que son las están llevando a cabo la formación de los maestros del CRE para que conozcan el método. Los niños manejaron el ordenador y las actividades informáticas que despliega Braitico desde sus pupitres.

    Alumnos de 1º a 5º de Primaria participaron en la presentación de Braitico en el CRE de Sevilla

    En la presentación estuvieron presentes el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y el subdelegado territorial, José Antonio Toledo, la directora general de Participación y Equidad de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, Isabel González, la delegada territorial de Educación de la Junta de Andalucía en Sevilla, Francisca Aparicio, la directora del CRE de Sevilla, Eva Pérez, y la directora pedagógica del centro, Carmen de Miguel, y el vicepresidente del Consejo Territorial de la ONCE, Diego Delgado. También presenciaron el taller el director del Área de Cohesión Social e Igualdad de la Diputación de Sevilla, Javier Guzmán, y la jefa de Servicio de Ordenación Educativa de la Delegación Territorial de Sevilla, Feliciana Amorín, con la responsable del Área de Área de Cultura y Ciudadanía, de la Diputación, Rocío Sutil.

    Braitico facilitará que los alumnos con compañeros ciegos en el aula también aprendan braille

    Esta nueva didáctica ‘Braitico’ favorecerá que los escolares ciegos que aprendan a leer y a escribir en braille lo hagan de la misma manera dentro y fuera del aula, fomentando además que el resto de sus compañeros se interesen, conozcan y familiaricen con este código.

    Se convierte así en el primer método oficial e inclusivo para aprender braille, que va más allá del simple aprendizaje de un código de lectoescritura, pues comienza cuando el niño nace y continúa durante toda su escolarización, siempre con una base didáctica y neurológica basada en los últimas innovaciones educativas.

    La ONCE quiere que Braitico se convierta en una herramienta útil de trabajo para los profesores

    Auspiciado por la Comisión Braille Española (CBE), ‘Braitico’ es fruto del trabajo realizado por un importante número de profesores y educadores de la ONCE de toda España. El objetivo es que se convierta en una herramienta fundamental para más de 400 docentes de todo el país que tienen a alumnos ciegos en sus aulas y que hasta ahora no contaban con un método apropiado para desarrollar un programa de alfabetización tan necesario para conseguir un grado idóneo de inclusión en el aula.

     

    TIC al servicio del aprendizaje braille

    Nacido de la idea de que el aprendizaje braille es una completa alfabetización y de que las TIC deben formar parte de ese proceso, ‘Braitico’ se divide en cuatro módulos diferenciados por la edad, desde el nacimiento hasta el final de la Educación Primaria (de 0 a 12 años aproximadamente).

    ‘Manitas’ es el nombre del primer módulo, dirigido a la alfabetización y habilidades previas al braille (0 a 2 años).

    Braitico se divide en cuatro módulos diferenciados por la edad

    Se trata de despertar el deseo por el mundo y proporcionar experiencias, ejercitando el desarrollo sensorial, el esquema corporal y la lateralidad, la coordinación psicomotora, la percepción sensorial, los conceptos básicos, el desarrollo de la percepción háptica (al tacto) y la motivación hacia la lectura. Cuenta con un software para el maestro en el que puede seguir toda la secuencia y los objetivos y actividades para esta etapa y un banco de recursos, consistente en las canciones y retahílas que se utilizan en las diferentes actividades.

    El módulo 2 ‘A punto’ contempla la prelectura y preescritura braille (de 2 a 4/5 años). Busca iniciar un aprendizaje intencional, pasar del tridimensional al plano y comprender la estructura del signo generador y, por tanto, del braille. Se divide en cinco competencias: lenguaje oral, competencia motriz y manipulativa, competencia cognitiva, técnica prelectora y técnica preescritora, cada una de las cuales se ha relacionado con un tema vinculado a los niños de Educación Infantil (la granja-escuela, el cumpleaños, el parque, el colegio o la banda de música).

    La directora del CRE de Sevilla, Eva Pérez, dio la bienvenida a las autoridades de las distintas administraciones, representantes de la ONCE y participantes

    Con el módulo 3 ‘Brailleo’ se aprende a leer y escribir en braille (de 4/5 a 7/8 años), lo que consituye la enseñanza de la lectoescritura como tal para que el manejo de este código permita mantener su nivel educativo. Se trabaja la secuencia de letras más acorde con las necesidades del alumno ciego.

    Por último, el módulo 4 ‘Superbraille 4.0.’ (de 7/8 a 12/13 años) pretende afianzar el braille para su uso con velocidad, eficacia, utilidad y placer. Está distribuido en cinco competencias: precisión, técnica lectoescritora, organización y tratamiento de la información, y técnicas de estudio, comprensión y velocidad. Se trabaja fundamentalmente desde el ordenador y con libros y papel.

    En la actualidad, la ONCE atiende a 1.770 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave en Andalucía a través de un sistema integral de apoyo, que contempla al alumnado, los centros escolares y las familias, con el objetivo de que su incorporación se realice en igualdad de condiciones.

    La presentación de Braitico captó la atención de los medios de comunicación

     

    II Jornadas Deportivas en el CRE

    Por otra parte, el CRE de Sevilla acogió los días 2 y 3 de febrero las II Jornadas deportivas zonales para alumnos afiliados de Huelva y Sevilla con edades comprendidas entre los 6 y 15 años. El objetivo era servir de punto de encuentro entre los alumnos ciegos y con discapacidad visual grave de la zona dándoles a conocer diferentes modalidades deportivas, fomentando hábitos de vida saludable y concienciando a las familias de la importancia de la práctica de actividad física desde temprana edad.

    En esta ocasión los alumnos pudieron practicar cuatro talleres de iniciación deportiva y conocer así deportes como el judo, el goalball, la natación y el showdown. El sábado, en Huelva, participaron en una actividad de iniciación a la natación en las instalaciones del polideportivo Diego Lobato de la capital onubense. Un total de 21 alumnos divididos en tres grupos en función de su edad y nivel disfrutaron de una mañana en la piscina con actividades de perfeccionamiento y juegos en el medio acuático. Por la tarde, compartieron un tiempo de convivencia con niños del Club Judo Onuba, que desarrolla su actividad en diferentes poblaciones de la provincia de Huelva y que cuenta entre sus miembros con alumnos con y sin discapacidad.

    Alumnos batiendo piernas en el bordillo de la piscicna

    La actividad fue muy didáctica y motivante. Nuestros alumnos, ataviados con las equipaciones propias de este deporte, aprendieron formas de agarre, técnicas de caída y sobre todo jugaron y se lo pasaron en grande compartiendo esta experiencia con niños sin discapacidad que practican judo de forma habitual.

    Al terminar la sesión de Judo, los padres de los alumnos de Huelva mantuvieron una reunión informativa con el Coordinador de deportes de Huelva y la Directora Pedagógica y subrayaron la importancia de la actividad física para sus hijos y de dar a conocer los diferentes talleres deportivos e instalaciones, donde puedan practicar alguno de los deportes que durante el fin de semana se les había presentado.

    De regreso a casa, cansados por la larga jornada pero con la gran satisfacción por parte de los responsables, entrenadores y educadores por el trabajo realizado, y la alegría y entusiasmo con el que los alumnos habían vivido estas jornadas. La dirección del CRE confía en que este tipo de eventos sigan dando buenos frutos y permitan ir incrementando el número de alumnos que se acercan al mundo de la actividad física y se interesan por la práctica deportiva.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla 

    Ejercicios de Judo en la convivencia con el Club de Judo Onuba

     

    Conocemos Europa

    El CRE de Sevilla también fue escenario, del 16 al 18 de febrero, de otras jornadas júdicas, en esta ocasión, bajo el lema ‘Conocemos Europa’, en las que 45 alumnos procedentes de distintas localidades de Andalucía, Extremadura y Ceuta, junto a sus maestros y profesionales de los equipos específicos de la ONCE, emprendieron un viaje por Europa, que les conduciría en primer lugar al CRE de la ONCE en Sevilla, donde empezarían esta gran aventura.

    Y, qué mejor forma de simular un viaje, que haciéndolo a través de su gastronomía. Y es que estos chavales venían con ganas de ¡comerse el mundo! Para ello, los alumnos se dividieron en 6 grupos repartidos en los distintos apartamentos del CRE, en los que elaboraron distintas recetas sencillas de distintos países: croissants franceses, pastelitos de Belén de Portugal, paninis italianos y la tarta Sacher de Austria. Además, pudieron hacer una degustación de distintos tipos de pasta, reconociendo y tocando su forma en crudo, y saboreándolas junto a distintas salsas ya cocinadas.

    Imagen del taller de ciudades europeas

    Pero ¡qué hambre! Por fin llegó la hora de cenar y poder probar y compartir todas las recetas que habían elaborado.

    Después de la cena, disfrutaron de una divertida velada en la que jugaron a la ruleta ... ¡pero no la Rusa! Sino la europea. Porque no olvidemos que estaban viajando por Europa.

    Al día siguiente, en cuanto se despertaron, todos los alumnos saltaron corriendo de sus camas, pues no querían llegar tarde al aeropuerto y perder su avión. En cuanto desayunaron, cogieron un autobús que les llevaría al aeropuerto de Sevilla. ¡Qué nervios! Y qué divertido puede resultar pasar el control de seguridad, que hay que quitarse de todo para que no piten los detectores.

    Y, tras una agradable visita por el aeropuerto, donde les mostraron y explicaron las distintas estancias y actividades que allí se realizan, los alumnos volvieron al CRE para comer, y disfrutar de un rato de tiempo libre, en el que los futbolines ¡no pararon de girar y girar!

    El taller de inglés desarrollado durante las jornadas también tuvo forma de juego

    Por la tarde, se dividieron los alumnos en cuatro grupos, que a través de cuatro talleres rotativos, irían viajando por algunas ciudades europeas. 

    Antes de comenzar su viaje, el primero de los talleres les ayudaría a conocer algunas de las principales capitales europeas, y descubrir sus costumbres, arquitectura más famosa, comida, idioma, etc. Porque, si no lo tenían claro, podían acabar viajando a Francia en busca de una pizza carbonara, o, llegar a Londres buscando la torre Eiffel.

    En uno de los talleres, aprendieron a preparar su viaje: la maleta, los billetes, las reservas..... ¡Cuántas cosas hacen falta para viajar!

    El siguiente taller, les condujo a Reino Unido, donde pusieron a prueba sus conocimientos y habilidades lingüísticas con el inglés, practicando algunas de las frases más importantes y básicas para comunicarse, desde pedir una habitación o gestionar una reserva, sacar un billete o preguntar por un lugar u objeto perdido, sin olvidar las frases de cordialidad para saludar a alguien y hacerse entender.

    Los participantes pudieron distinguir monedas en el taller de autonomía

    Después, prosiguieron el viaje de una forma muy especial y divertida, a través de la música típica y característica de cada país. Así, recorrieron entre otros, Francia, Italia, Alemania, Escocia, Irlanda, y como no, Portugal y España. Pero antes de abandonar este viaje musical, todos se unieron en un gran círculo, para bailar una conocida danza griega, llamada Sirtaki, en la que el paso cruzadito hizo que más de un grupo acabara por el suelo muerto de risa.

    Después de este intenso viaje, llegó la hora de cenar y recuperar fuerzas, para disfrutar del último rato de tiempo libre.

    Al día siguiente, su viaje acabaría, regresando en tren a sus distintas provincias de origen, con mucha pena de que el viaje hubiera durado tan poco, pero convencidos de que pronto tendrían otra ocasión de volver a encontrarse en el CRE.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla