El CRE de Sevilla recibe la bandera de Andalucía, máxima distinción de la Junta en la provincia

  • Boletín: BOLETÍN 129 marzo 2019

    Temática: Educación Eva Pérez recibió la Bandera de Andalucía de manos del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Sevilla | Reportaje gráfico: Pepo HerreraEva Pérez recibió la Bandera de Andalucía de manos del delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Sevilla | Reportaje gráfico: Pepo Herrera

    La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, presidió el pasado 22 de febrero en el teatro de la Fundación Cajasol el acto de entrega de las banderas en el que el delegado del Gobierno de la Junta en la provincia, Ricardo Sánchez, entregó a la directora del CRE de Sevilla, Eva Pérez, la verdiblanca en reconocimiento al trabajo a favor de la inclusión en el ámbito educativo.

    Manuel Martín cuativó a todos con su lectura de agradecimiento a sus maestros

    La ONCE compartió esta distinción junto al programa de intervención socio-familiar en el medio escolar CIMA, la empresa Inés Rosales, el proyecto La Azotea Azul en el ámbito de la sanidad, el fotógrafo Jesús Martín Cartaja en acción cultural, Empresarias Sevillanas como trayectoria asociativa, Mazanilla Olive en el de Agricultura y Desarrollo Rural y el cantante Arrebato en la categoría de Comunicación y Promoción de Andalucía en el Exterior. Además, recibió una mención especial los 35 años del Plan Romero caminos de Sevilla.

    Los premiados escucharon muy atentos las palabras de Manuel Martín

    En nombre de todos los premiados, la directora del CRE de Sevilla, destacó la “ambición y el compromiso por Sevilla” que comparten todos los premiados.  “Somos hombres y mujeres, empresas, profesionales, asociaciones, tejido social, el rostro humano en definitiva de la mejor Sevilla posible, la que emprende, la que arriesga, la del valor y el coraje, la del talento, la del esfuerzo –afirmó-. La Sevilla que triunfa fuera a fuerza de pelear dentro. La que siente el orgullo de ser de aquí y de hacer aquí”.

    La directora del CRE, Eva Pérez, dedicó la Bandera de Andalucía a todos los profesionales de la educación inclusiva

    Aunque el momento de mayor emoción lo protagonizó Manuel Martín Villaseñor, alumno de 4º de Primaria en el Colegio de los Salesianos de Utrera, ciego total, quien leyó en braille un texto de agradecimiento a sus profesores y a la ONCE por la ayuda que recibe en su trabajo diario. Todos los premiados, autoridades y público acogieron con una larga ovación puestos en pie sus palabras. Manuel reconoció que este año ha descubierto que le encantan las Matemáticas. “Yo sé que todos los profes de la ONCE son mis amigos y que me van a ayudar siempre”, dijo.

    Todos los premiados en el escenario del Teatro de Fundación Cajasol tras el acto

    “Es la mejor clausura que podríamos tener del acto”, sostuvo la consejera de Cultura al tomar la palabra tras escuchar le lectura pausa y enérgica que realizó el niño. Patricia del Pozo, en uno de sus primeros actos como titular de Cultura del nuevo Gobierno andaluz. Del Pozo dijo que el CRE de Sevilla, como el resto de premiados, es “un ejemplo de valores para el Gobierno de la Junta de Andalucía, y una pieza fundamental para el presente y para el futuro de la Comunidad Autónoma”. “Ponéis Andalucía en lo más alto –continuó-. El orgullo es nuestro porque pongáis esa solidaridad, ese trabajo y ese talento al servicio de Andalucía”.

    El delegado y subdelegado territorial se sumaron a la foto de familia con las responsables del CRE de Sevilla

     

    Jornadas Lúdicas: ¿Inventamos?

    Por otra parte, el CRE de Sevilla acogió del 8 al 10 de febrero unas jornadas lúdicas bajo el lema ‘¿Inventamos?’ en las que participaron 55 alumnos de 10 a 12 años del ámbito de Andlucía, Extremadura, Ceuta y Melilla y en la que todos mosdtraron un gran espíritu inventivo.

    A su llegada elaboraron distintas empanadillas, cada una con unos ingredientes y un toque especial... Y de postre, una brocheta de frutas, cada cual más variado y distinto que el anterior. Además, cada grupo elaboró una empanadilla especial, que participaría en el concurso del Consejo Territorial, los cuales juzgarían y darían un premio a la empanadilla más rica y elaborada.

    Después de la cena, pudieron disfrutar de un rato de ocio con el English Bingo, en el que además de pasárselo genial, practicaron y pusieron a prueba sus conocimientos numéricos en inglés.

    El sábado por la mañana, todos se despertaron con la curiosidad de saber dónde irían esta vez de excursión. Y, más maravillados aún se quedaron, cuando llegaron a la Casa de la Ciencia, y disfrutaron como nunca, tanto aprendiendo y experimentando con los inventos del taller de Leonardo da Vinci, como en la exposición sobre venenos, en la que entre otras cosas, tuvieron la oportunidad de tocar ¡una serpiente viva!

    En el taller de futbolines, los participantes disfrutaron del juego antes, durante y después de su realización

    Por la tarde, los grupos rotaron por los distintos talleres. En el taller de “inventos de la ciencia aplicada al juego”, fueron capaces de crear un futbolín, midiendo, calculando, y elaborando y montando los distintos materiales. Luego, lógicamente todos probaron sus futbolines y disfrutaron de un par de partidas para ver si realmente el invento funcionaba.

    En otro de los talleres, descubrieron cómo la tecnología puede ser tan sencilla como uno quiera, y así, de esta manera, lograron crear un coche que se desplazaba a través del aire expulsado por un globo. Todo un misterio, y ¡un verdadero invento!

    Y no podía faltar un taller de tifloinventos, es decir, inventos aplicados a mejorar la vida de las personas ciegas o deficientes visuales. A través de un juego, probaron distintos inventos como la báscula parlante y balanza de cocina, relojes parlantes y de braille, lector LEO, colorino, lupa de mano y otros muchos más

    Tras la cena, de nuevo el último rato de tiempo libre, donde una vez más, pudieron compartir risas, charlas, experiencias, y recordarse y prometerse una vez más, que se volverían a encontrar en las próximas jornadas.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla