El CRE celebra el primer turno del intercambio de francés con el Instituto Nacional de París

  • Boletín: BOLETÍN 131 mayo 2019

    Temática: Educación Alumnos franceses y andaluces en el interior de la Mezquita de CórdobaAlumnos franceses y andaluces en el interior de la Mezquita de Córdoba

    Por iniciativa de la Dirección de Empleo, Promoción Cultura y Braille de la Dirección General de la ONCE, se ha organizado desde el Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla el II Intercambio Cultural y Lingüístico entre estudiantes ciegos y deficientes visuales españoles y franceses.

    Este intercambio tiene dos fases, la primera se ha realizado en Sevilla entre los días 5 y 11 de abril; la segunda fase está prevista llevarla a cabo en Paris en el mes de septiembre.

    Foto de grupo en un patio cordobés

    El grupo de alumnos españoles ha estado formado por 14 participantes, 6 chicas y 8 chicos de distintas Comunidades Autónomas. Los estudiantes franceses han sido 10: 5 chicos y 5 chicas de distintos Departamentos de Francia, pertenecientes todos ellos al Instituto Nacional de Jóvenes Ciegos de Paris (INJA).

    Los recibimos a todos en Sevilla el día 5 de abril para pasar una intensa semana de convivencia, aprendizaje lingüístico y cultural.

    ¡Qué mejor manera para comenzar esta bonita experiencia que hacerlo jugando! Así comenzaron a conocerse, los animamos a rromper el hielo de la barrera idiomática y a establecer un buen ambiente de grupo.

    El sábado 6 de abril visitamos Córdoba. Todos, españoles y franceses, quedaron maravillados con la Mezquita, el barrio judío, plazas y patios cordobeses.

    Foto de grupo a los pies de la Giralda de Sevilla

    Ya en Sevilla, el resto de la semana se realizaron diversas actividades. Algunas culturales como visitar el Parque de Mª Luisa, Plaza España, Barrio Santa Cruz, Catedral, Giralda, paseo en barco por el Guadalquivir, Plaza de toros... Otras deportivas, como paseo en bicicleta grupal en el Parque de Mª Luisa, actividades con caballos andaluces y otras en el pabellón deportivo del CRE.

    También han realizado diversos talleres, tanto en el Museo del Baile Flamenco como en el de Cerámica en Triana, donde trabajaron con el torno y con azulejos, los pintaron y se los han llevado de recuerdo y hemos asistido a un ensayo de una Banda de Música de la Semana Santa de Sevilla. 

    Tampoco faltó la visita a la Plaza España de Sevilla                            

    Además, para favorecer el intercambio cultural-lingüístico entre los chicos, se prepararon actividades de cocina, juegos, tiempo libre con música en discoteca...

    Ha sido una semana repleta de actividades y emociones.

    Tras una emotiva despedida están todos deseando volver a verse en Paris en Septiembre.

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla

     

     

    “¿Inventamos?”

    Por otra parte, el CRE de Sevilla celebró el pasado 5 de abril otra de sus jornadas lúdicas en la que participaron 42 niños y niñas procedentes de todas las provincias andaluzas y extremeñas, que estaban dispuestos a ser “los nuevos inventores”.

    Nuestros alumnos llegaron con muchas dotes creativas. En las cocinas de los apartamentos, cada uno de ellos inventó una receta de empanadilla. También hicieron trabajo en equipo participando en un concurso a la mejor empanadilla. Había que ponerse de acuerdo en los ingredientes que dieran más gusto al paladar.

    Y antes de empezar la cena, un jurado muy especial formado por José Antonio Ornedo, vicepresidente del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, junto a Sergio Montero, nuestro coordinador del Equipo Educativo de Sevilla, probaron las empanadillas que con tanto cariño habían elaborado nuestros inventores; todo estaba riquísimo, pero como en todo concurso que se precie, sólo podía ganar uno!!!

    Imagen del taller de cocina ingeniosa

    Después de la cena, pudieron disfrutar de un rato de ocio con el English Bingo, en el que además de pasárselo genial, practicaron y pusieron a prueba sus conocimientos numéricos en inglés.

    El sábado por la mañana, todos se despertaron con la curiosidad de saber dónde irían esta vez de excursión. Y, más maravillados aún se quedaron, cuando llegaron a la Casa de la Ciencia, y disfrutaron como nunca, tanto aprendiendo y experimentando con los inventos del taller de Leonardo da Vinci, como en la exposición sobre venenos, en la que, entre otras cosas, tuvieron la oportunidad de tocar ¡una serpiente viva!

    Tras esta interesante visita, volvieron al CRE para comer y tener un rato de tiempo libre.

    Ya después del almuerzo, empezaban de nuevo los talleres de la tarde. En esta ocasión, los alumnos se dividirían en distintos grupos que irían rotando por los distintos talleres.

    En el taller de inventos de la ciencia aplicada al juego, fueron capaces de crear un futbolín, midiendo, calculando, elaborando y montando los distintos materiales. Luego, lógicamente todos probaron sus futbolines y disfrutaron de un par de partidas para ver si realmente el invento funcionaba.

    Imagen del taller de futbolines

    En otro de los talleres, descubrieron cómo la tecnología puede ser tan sencilla como uno quiera, y así, de esta manera, lograron crear un coche que se desplazaba a través del aire expulsado por un globo. Todo un misterio, y ¡un verdadero invento!

    Y, no podía faltar un taller de tifloinventos, es decir, inventos aplicados a mejorar la vida de las personas ciegas o deficientes visuales. En este taller, a través de un juego, probaron distintos inventos tales como la báscula parlante y balanza de cocina, relojes parlantes y de braille, lector LEO, colorino, lupa de mano... y otros muchos inventos, que más de uno se ha llevado en la cabeza a su casa para comprárselo en cuanto lleguen.

    Taller de Leonardo da Vinci

    Tras la cena, de nuevo el último rato de tiempo libre, donde una vez más, pudieron compartir risas, charlas, experiencias, recordarse y prometerse una vez más, que se volverían a encontrar en las próximas jornadas.

     

    | Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla