El braille también tiene música

  • Boletín: BOLETÍN 117 febrero 2018

    Temática: Educación Profesores de las Escuelas de Música con la especialista de Música del CRE de SevillaProfesores de las Escuelas de Música con la especialista de Música del CRE de Sevilla

    La música es un área muy importante y presente en el alumnado con discapacidad visual. Cada vez son más los alumnos invidentes que estudian música en conservatorios y escuelas de música, integrados en las aulas con otros alumnos, ya que la música es una materia que favorece su plena integración, desarrolla sus capacidades y fomenta su autoestima.

    Además, el área de música está presente en toda la Educación Primaria, así como en el Primer Ciclo de Secundaria, y los alumnos que utilizan el código braille deben enfrentarse a una signografía específica que aparece en sus libros de música, y que difiere notablemente de la música en pentagramas que utilizan sus compañeros.

    Por este motivo, es importante conocer el código de lectoescritura musical de dichos alumnos, para ofrecerles las mismas oportunidades y conocimientos que al resto de sus compañeros, no eludiendo la lectura musical bajo el pretexto del buen oído musical que suelen tener estos alumnos, sino exigiendo y ofreciendo las mismas garantías de aprendizaje.

    Estas ideas las tienen bien claras y presentes el grupo de profesionales que asistieron del 15 al 17 de Enero al curso de “La musicografía braille y recursos didáctico-musicales para el alumnado con discapacidad visual”, que se llevó a cabo en la sede de la ONCE en Granada asistiendo, por un lado, un grupo de 10 profesores de dos escuelas de música, “Escuela Municipal de Música de Albolote”, y la Escuela “Iniciativas Musicales Willems”, en las cuales estudian un total de tres alumnos con discapacidad visual, y por otro, un grupo formado por todos los maestros y profesores del Equipo Específico de la ONCE de Granada, así como las madres y un padre de los tres alumnos que estudian música en dichas Escuelas.

    Maestros del Equipo Específico de Granada con padres de alumnos ciegos

    Durante el curso, se ofreció una visión y exposición de la musicografía braille, asentada en ejercicios prácticos de transcripción de partituras braille-tinta. A través de estos ejercicios, los participantes pudieron afianzar la lectura de notas musicales en braille, así como comprender los distintos signos y elementos específicos que en ella aparecen. El grupo de padres y maestros de la ONCE partieron de una introducción al lenguaje musical y los elementos de una partitura convencional, para posteriormente, iniciarse en la musicografía braille básica, y realizar distintas prácticas de transcripción y reconocimiento de notas y figuras. 

    La sesión finalizó ofreciendo distintas estrategias y recursos metodológicos, tanto indicaciones y sugerencias de la metodología a usar en clase, como posibles adaptaciones de actividades, fichas, musicogramas y láminas en relieve,  y otros recursos como la pizarra de ritmos.

    La segunda jornada, estuvo dedicada principalmente al BME (Braille Music Editor), que es un editor de partituras específico para el alumnado con discapacidad visual, y que supone una herramienta imprescindible para la comunicación entre el alumno y el profesor, permitiendo la transcripción de partituras en ambos formatos.

    De este modo, tras conocer las principales funcionalidades del programa (escritura, lectura, memorización y audición, identificación de símbolos de la partitura, simplificación de partitura y conversión a tinta o braille), los asistentes practicaron escribiendo en el programa a través de la musicografía braille una canción popular ofrecida en tinta. Posteriormente, pudieron practicar con las conversiones braille-tinta y viceversa, utilizando un editor musical convencional y su posibilidad de exportar a formato xml.

    Por último, llegó el truco de magia prometido, lo que para muchos fue la guinda del curso; a través de la aplicación para móvil NotateMeNow, pudieron  escanear una partitura y pasarla al formato xml, para enviarla por correo en este formato y abrirla posteriormente con el BME y poder así imprimirla en braille tras unos fáciles retoques de formato y sencillas comprobaciones.

    Todos los participantes han mostrado un gran interés, el cual ha sido patente en su esfuerzo y dedicación durante el curso, a pesar de los distintos niveles y conocimientos musicales, todos han adquirido una visión de la musicografía braille, que les permitirá orientar y ayudar al alumno en su aprendizaje.

    Una vez más, la actitud positiva y entregada de dichos profesionales y familiares, así como de los responsables en la organización de dicho curso, han demostrado que la música es una materia tan importante como el resto de asignaturas, y que requiere una formación del profesorado para poder atender en igualdad de condiciones a aquellos alumnos con necesidades educativas especiales que así lo requieran.

    Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla

    Formación en interacción social

    Vivir en una sociedad compleja como la nuestra implica el aprendizaje y despliegue de multitud de competencias tanto de conocimientos académicos como de herramientas que facilitan la interacción social y que cobran especial relevancia cuando nos referimos a las personas con discapacidad visual. Desplazarnos por el entorno, realizar compras en grandes almacenes, relacionarnos con los compañeros/as y el profesorado de nuestros centros educativos, disfrutar del ocio compartido en los recreos y en el barrio, enfrentarnos a un proceso de selección de personal o defender nuestros derechos, son situaciones cotidianas que van más allá de los contenidos educativos que tradicionalmente enseñamos a nuestros escolares. Sin embargo, podemos considerar estas competencias sociales como potentes herramientas que mejoran nuestra calidad de vida y la satisfacción personal.

    Presentación del SECC a cargo de la directora pedagógica del CRE de Sevilla, Carmen de Miguel

    El pasado 19, 20 y 21 de enero tuvo lugar en el CRE de la ONCE de Sevilla una nueva edición del Servicio de Escolarización Combinada Compartida de Competencia Social (SECC de CS). En esta ocasión fueron convocados seis alumnos/as de Educación Primaria y siete de Educación Secundaria Obligatoria provenientes de distintas provincias de Andalucía y Extremadura que, junto a seis educadores y un psicólogo abordaron este importante tema.

    Pararnos a pensar sobre cómo son nuestras relaciones sociales y cómo nos gustaría que fueran, preparar un encuentro con un grupo juvenil invitado a participar en el SECC, aprender a quedar con ellos por teléfono, buscar la dirección por internet, atrevernos a preguntar por calles, autobuses y metros, buscar las palabras adecuadas para que nos respondan sin indicaciones visuales, agradecer la información que nos ofrecen, presentarnos ante el grupo juvenil, disfrutar con ellos compartiendo actividades divertidas, informarles de nuestra dificultad para realizar juegos cargados de contenido visual, plantearles alternativas más inclusivas, realizar la compra de la comida, compartir el almuerzo, debatir con ellos nuestras dificultades y escuchar las suyas, sentirnos parte de un grupo mayor con ilusiones y a veces problemas similares, reflexionar sobre el encuentro mantenido con el grupo juvenil y el estilo con el que nos hemos relacionado, buscar en sus zonas grupos juveniles que nos puedan dar soporte para repetir la experiencia, hablar con los padres de lo que hemos hecho en el SECC y de las propuestas que tenemos para relacionarnos mejor en nuestros barrios, son experiencias que se han vivido en un fin de semana y que ahora, con la ayuda de los padres y de los Equipos Específicos de las distintas zonas, deben trasladarse a sus centros educativos y barrios para que produzcan cambios reales en nuestras relaciones.

    Actividad lúdica del Grupo de Secundaria y la Asociación La Candelaria de Sevilla

    Por ello, este SECC de CS no finaliza sino que inicia un proceso de intervención más complejo que tendrá su continuidad en las zonas en las que estos estudiantes viven. Para ello contarán con el apoyo de sus padres y de los Equipos Específicos y finalizará en el SECC de CS que tendrá lugar el próximo mes de Mayo en el que volveremos a encontrarnos alumnado, profesionales y padres para valorar el esfuerzo realizado, analizar nuestros logros, reformular las dificultades encontradas y seguir mejorando y disfrutando de las relaciones sociales.

    Equipo de Especialistas y Educadores del CRE de Sevilla