Derroche de imaginación frente al coronavirus

  • Boletín: BOLETÍN 142 mayo 2020

    Temática: Educación Marcelo García Martín, autor del cartel 'Déjame que te cuente', alumno del colegio Carlos III de CádizMarcelo García Martín, autor del cartel 'Déjame que te cuente', alumno del colegio Carlos III de Cádiz

    Desde sus domicilios, los maestros de la ONCE se han adaptado a la situación y gracias a las nuevas tecnologías siguen manteniendo el contacto con el alumnado ciego o con discapacidad visual grave, el profesorado y los tutores de sus centros educativos además de los especialistas y orientadores. Así realizan atenciones individuales y reuniones con los profesores ayudándose de las nuevas tecnologías. “Las vídeo llamadas son de una gran utilidad en estos momentos de confinamiento. De esta forma se sienten un poco más cerca de sus alumnos, profesores y familias”, explica la responsable de Servicios Sociales de la ONCE en Cádiz, Tamara Ramos.

    Rebeca Davies, alumna de 5º de Primaria del colegio La Romanilla de Roquetas de Mar (Almería)

    Conscientes de que los estudiantes están muy bien atendidos desde sus centros, incluso pueden llegar a tener una gran carga académica, el equipo de maestros de la ONCE está diseñando boletines de actividades que son enviados dos veces por semana a las familias. En estos boletines proponen actividades lúdicas, manualidades y recetas de cocina que permiten al alumnado pasar tiempo en familia y al mismo tiempo divertirse. 

    Natalia Rosillo, alumna de 2º de Primaria del colegio Maestro José Sabio de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

    Los equipos educativos específicos se reúnen dos veces por semana para organizar el trabajo que posteriormente envían a las familias. Ponen sus ideas en común y de ahí salen los boletines de actividades. “Se trata de un buen complemento que les permite adquirir habilidades y destrezas de la vida diaria, proponiendo la implicación de los alumnos y alumnas en la cocina y la colaboración en las tareas del hogar”, comenta la responsable de Servicios Sociales de Granada, Margarita Martos.

    Helia Caro, alulmna de 1º de Primaria del centro Ángel Campano Florido de Gines (Sevilla)

    “A estos días de confinamiento, también hay que sacarles la parte positiva, potenciando la imaginación y creatividad de nuestros profesionales, aprovechando y aprendiendo a usar al máximo las nuevas tecnologías, compartiendo recursos y experiencias, y dando la oportunidad a las familias de aprender con sus hijos nuevas formas de afrontar las tareas diarias”, subraya la directora del Centro de Recursos Educativos de la ONCE en Sevilla, Eva Pérez. Desde el CRE de Sevilla se coordina toda la atención educativa de los cerca de 1.800 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave que hay en todos los niveles educativos en Andalucía, a través de los diez equipos de atención educativa que hay en la comunidad autónoma, además de dos en Extremadura y uno en Ceuta y Melilla respecdtivamente que se coordinan también desde el CRE de Sevilla.

    Déjame que te cuente

    La maestra del Equipo de Atención Educativa de la ONCE en Cádiz, Cristina Mateos, ha ideado una forma de motivar a sus alumnos, niños ciegos o con discapacidad visual grave durante los días de confinamiento en casa; leerles un cuento cada noche. “¿A quién no le gusta que le cuenten un cuento?”, se pregunta. Y así, Maestro decidió grabar un relato corto diario a sus alumnos bajo el lema ‘Déjame que te cuente’ con la intención de “levantar los ánimos e intentar de cambiar el mundo”.

    Cristina Mateos, maestra de la ONCE en Cádiz

    Cristina Mateos, que trabaja con bebes y niños y niñas de hasta 13 años en su mayoría en Cádiz capital, aprovecha el confinamiento para viajar, vivir nuevas aventuras y mirar a la vida con otros ojos, a través de los libros claro, sin salir de cada.  Fan del novelista Eloy Moreno, autor de grandes novelas como ‘El Regalo’ o ‘Invisible’, al que sigue desde sus inicios, elige uno los relatos incluidos en ‘Cuentos para quedarse en casa’ y se los manda por WhatsApp a sus alumnos, aunque la iniciativa tiene réplica a diario en el Facebook de ONCE Andalucía y está a disposición de todos los afiliados de España a través del Portal ONCE.  

    Iluminar el braille

    En muchos casos los profesionales se las han tenido que ingeniar para superar las barreras que impone el confinamiento para las personas con discapacidad. Es el caso de Lucía González, que ha cumplido 33 años como maestra de la ONCE en Granada, y ha diseñado un sistema casero, pero muy práctico, para suplir su presencia física en las clases de apoyo de su alumna Jazmín Irani Machuca, 12 años, estudiante de 1º de la ESO en el Colegio ‘Nuestra Sra. de la Merced’ en la capital granadina. Y lo hace con transcripciones a braille de las fotografías de los ejercicios que realiza en casa, una práctica habitual con los alumnos ciegos totales en circunstancias excepcionales.

    Lucía González, maestra de la ONCE en Granada

    “Si esta época de confinamiento ha convertido a muchos padres en maestros improvisados, a los padres de nuestros alumnos ciegos o deficientes visuales se les ha pedido un esfuerzo extra, que sean maestros de apoyo en casa”, explica González desde su domicilio. A su juicio, padres y alumnos han tenido que enfrentarse “de la noche a la mañana” con adaptaciones de tareas escolares para las que en muchas ocasiones no estaban preparados. “Por eso es importante que tanto ellos, como nuestros alumnos, se sientan apoyados por nosotros, que resolvamos sus dudas y sepan que caminamos junto a ellos”, comenta con entusiasmo.

    Los abuelos cuentan

    En Córdoba los profesionales de la ONCE han puesto en marcha el proyecto bautizado bajo el lema ‘Los abuelos cuentan’. En este caso, los maestros contactan con los abuelos de sus alumnos y les piden que graben la narración de un cuento que luego el equipo distribuye entre todo el alumnado periódicamente. “Jugamos con el doble sentido de la palabra contar; contar un cuento para todos los niños y para todos nosotros a la vez, pero subrayando que los abuelos cuentan para nosotros, que las personas mayores son importantes, ahora que en ocasiones son los más olvidados y quienes más están padeciendo las consecuencias de esta pandemia y del confinamiento”, explica Antonio Maestre, uno de los maestros que ha impulsado esta iniciativa.

    Antonio Maestre, maestro de la ONCE en Córdoba

    Los profesionales educativos de la ONCE quieren romper así la dinámica de trabajo con sus alumnos. “Queremos romper la indiferencia. Esta idea parte de una rebeldía –añade Maestre-. Porque nos rebelamos a que las personas mayores sean las principales víctimas de esta pandemia y les necesitamos. No queremos que les pase nada, y lo han recibido con entusiasmo”. Los mayores, los padres y los propios niños. En principio, están publicando dos video-cuentos por semana, pero la audiencia a la que llega está resultando mayor de lo que son estrictamente alumnos de Primaria, porque están teniendo muy buena acogida por parte de los de Secundaria.

    Cuentailusión

    En Almería los profesionales de la ONCE han invitado a sus alumnos a grabar vídeos en los que leen cuentos que envían a otros alumnos con discapacidad de otros centros educativos y distintas localidades de la provincia. La iniciativa, bautizada bajo la denominación de ‘Cuentailusión’ partió de Elisa Poyatos, que ha cumplido 29 años como maestra de la Organización. Pensó que los ejemplos de Mandarina, la popular cuentacuentos almeriense de Youtube, podrían servir de referencia práctica para motivar a sus alumnos y que fueran también protagonistas de sus lecturas. 

    Elisa Poyatos, maestra de la ONCE en Almería

    La aventura arrancó con tres de ellos, dos niños de Almería, alumnos de Primaria de la ‘Compañía de María’ y ‘Madre de la Luz’, y otra niña de ‘La Romanilla’ de Roquetas de Mar. Los vídeos se publican los viernes en el blog de sus colegios para que tengan también un efecto integrador. En algunos, los protagonistas van acompañados de una marioneta, otros de muñecos, otros de más cuentos, mientras leen los textos que graban en vídeo sus padres a través del móvil. “Queremos que se animen unos a otros a contar –explica Poyatos-. A los padres les ha encantado la idea porque les llena bastante que confiemos en sus hijos. Es un elemento motivador y de orgullo personal”, concluye.

    Llegan Los Blindhéroes

    Desde el curso pasado dos maestras de los equipos específicos de atención educativa de la ONCE en Chiclana, Susa Gómez Paredes, y en Sevilla, Rocío De Castro, están elaborando una serie de materiales, cuentos y muñecos personalizados adaptados a las características visuales de los alumnos que atienden.

    Susa Gómez, maestra de la ONCE en Cádiz

    Conscientes de que la mayoría de los niños pueden identificarse con los personajes de los cuentos que pueden encontrar en las librerías o en Internet, pero los alumnos ciegos o con discapacidad visual grave no suelen encontrar “Superhéroes” con discapacidad en los relatos que leen, las maestras se inventaron ‘Los Blindhéroes’. Se trata de una colección de cinco cuentos que presentan cinco patologías visuales diferentes, en los que unos pequeños héroes muestran sus “poderes y herramientas” para superar las dificultades que su falta de visión les va poniendo en su día a día. Esta iniciativa obtuvo el pasado mes de febrero el premio del IV Concurso de Experiencias de Innovación y Buenas Prácticas en Servicios Sociales que convoca la Dirección General de la ONCE.

    Rocío De Castro, maestra de la ONCE en Sevilla

    “En estos momentos de confinamiento, es más difícil todavía localizar cuentos adecuados para ellos, por lo que este material es un buen recurso para sentirse Superhéroes, al mismo tiempo que aprenden a convivir con sus dificultades, es decir, ajustarse a su situación”, afirma Susa Gómez. “Los niños se preguntan por qué no hay protagonistas de cuentos con una prótesis o con un bastón –añade Rocío De Castro-. Y tienen que saber desde muy pequeños que todos somos diferentes, pero a la vez todos iguales”, afirma.

    Un momento de unión

    Ángeles Durán, especialista en Educación Infantil y maestra del equipo educativo de la ONCE en Jerez, también ha puesto en marcha otra iniciativa para paliar los efectos del confinamiento entre su alumnado de atención temprana (de 0 a 6 años) y los del primer ciclo de Primaria (de 6 a 8 años). La maestra graba vídeos de cuentos narrados por ella con un toque de diversión que añade con canciones, textos o comentarios que se le ocurren sobre la marcha con el objetivo de relajarles tanto a ellos como a sus familias y mantener vivo así el vínculo con sus alumnos.

    Ángeles Durán, maestra de la ONCE en Jerez

    “Con los medios que tengo en casa me supone un gran esfuerzo –reconoce-; grabar, poner música, volver a la mesa donde tengo el libro para pasar las hojas a la vez que secuencio, y todo improvisando e intentando divertirme”. Durán ha partido de la colección de cuentos ‘El zoo de las letras’ de la Editorial Bruño que está compuesta por 32 cuentos, dedicados a los distintos sonidos del alfabeto, con simpáticos protagonistas y divertidas historias que ayudan al alumnado con deficiencia visual a desarrollar una mirada activa y fijación, seguimientos y memoria visual, motilidad ocular y agudeza visual. “A mí me hace mucha ilusión entrar en sus casas y encontrar ese momento de unión”, reconoce Ángeles.

     

    Guía de Recursos de Ocio

    La ONCE ha recopilado una amplia variedad de propuestas culturales, educativas y de ocio, todas ellas de carácter accesible, para que las personas ciegas puedan mantenerse activas durante los días de confinamiento. Todas ellas están recogidas en la denominada “Guía de Recursos de Ocio en Cuarentena #YoMeQuedoEnCasa”, disponible a través del ClubONCE (web de acceso exclusivo para usuarios ciegos).

    En dicha guía, que abarca varias temáticas como cine y televisión, música, museos, lecturas, aprendizaje o deporte, entre otras, se incluyen iniciativas propias de la Organización, como, por ejemplo, la Biblioteca Digital o la Videoteca Audesc.

    En el caso de la Biblioteca Digital ONCE (BDO), en la actualidad cuenta con un fondo documental de aproximadamente 60.000 títulos, del que se benefician cada año más de 9.000 personas con discapacidad visual, que realizan más de 336.000 descargas anuales en diferentes formatos de lectura accesible.

    Por otra parte, la videoteca Audesc cuenta con una gran cantidad de películas y series audiodescritas de fácil acceso para las personas ciegas o con discapacidad visual grave, que recoge títulos de todos los géneros y épocas y que periódicamente va aumentando su fondo documental. Por ejemplo, recientemente se incorporó la serie completa de Chernobyl y, en este mismo mes de abril, se han incorporado las películas “Big Little Lais”, “El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie)”, “Lady Halcón”, “Mary Shelley” y “¡Shazam!”.

     

    Así mismo, a través de esta misma web, los usuarios tienen acceso a las diferentes revistas publicadas en el entorno de la Organización,  aptas para todos los públicos, relativas a distintas temáticas: entre ellas, títulos como ‘Recreo’ o ‘Pásalo’ (para los más pequeños de la casa), ‘Arroba Sonora’ (para aquellos interesados en la tecnología), ‘Integración’ (especializada en numerosos temas de discapacidad visual), ‘Así Somos’ (revista sobre la actualidad del Grupo Social ONCE), o los Boletines Digitales ONCE de algunas Comunidades Autónomas como Andalucía.