‘Paralelismo Sintético’ desnuda la realidad fraccionada de Paky García

  • Boletín: BOLETÍN 114 noviembre 2017

    Temática: Cultura Paky García junto a una de las obras que expondrá en la exposición 'Paralelismo Sintético'Paky García junto a una de las obras que expondrá en la exposición 'Paralelismo Sintético'

    Francisca García Martín (Segovia, 1957), Paky García, es una pintora hecha en la Málaga de Picasso, su ciudad desde hace ya 43 años. Amante de la obra de Dalí, su mundo expresa un puzzle al que le faltan algunas piezas. Paky pinta con texturas diferentes, cortes en el lienzo, hilos y cordones entre otros materiales, para contar, y en ese empeño, la artista se enfrenta a un reto en cada cuadro, darle vida a las ideas que van fluyendo desde adentro para seducir al espectador, para provocarle, atraparle, para hacerle pensar.

    Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Málaga, su deficiencia visual ha ido modelando su propia obra. “Los cuadros que yo realizo actualmente están fraccionados, a veces cortando el propio lienzo o a veces fraccionada la imagen, como una descomposición de la imagen. He llevado un poco a mi terreno, a como yo veo el mundo, de una forma fraccionada, no de una forma continuada”.

    Uno de los paisajes fraccionados que expondrá Paky García en el ILUNION de Málaga

    Paky asegura que el mundo que ve se parece mucho a los cuadros que pintaba Picasso. “Mi visión es un poco como un puzzle al que le faltan distintas piezas –sostiene-, entonces en esa línea es donde estoy ubicando mi tipo de pintura”. Sin embargo se declara más una admiradora de la obra de Dalí, su pintor favorito no solo por su forma de pintar, sino por la cantidad de interpretaciones que, a su juicio, el espectador puede encontrar ante un cuadro del pintor de Cadaqués.  “Es una de las cosas que a mí me motiva a la hora de pintar, el contar cosas –afirma-. No me interesa tanto que se vea un paisaje muy bonito sino que, aunque el cuadro no sea tan atractivo a nivel estético, sí transmita cosas y sí cuente cosas. Por eso me gusta tanto Dalí, porque transmite mucho. Puedes haber observado muchas veces un cuadro de Dalí y siempre hay un detalle que te sorprende”.

    Los grises también forman parte del paisaje emocional de la artista malagueña

    De Málaga, se queda con su luz. “Es muy particular, sobre todo la luz de otoño, es magnífica y, quieras o no, eso te influye como te puede influir el contacto con un tipo de gente o un paisaje determinado”. El azul, asegura, es un color al que no está dispuesta a renunciar. García es una apasionada también del ajedrez por el ejercicio de creatividad e intuición que conlleva. “Nunca sabes cómo vas a terminar”, dice. Y viajar es otra de sus grandes pasiones. Viajar para seguir visitando y conociendo museos del mundo, como el Hermitage de San Petersburgo, el que más le ha cautivado hasta ahora.

    A la inauguración asistirán el próximo día 20 la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Isabel Viruet, el director de la ONCE en Málaga, José Miguel Luque, y la directora del hotel ILUNION Málaga, Mar Almagro, junto a otros representantes de las organizaciones sociales de la ciudad.

    La influencia de Dalí y Picasso es evidente en alguna de sus obras