Orozú llevará su sátira al Festival Internacional de Teatro de Almagro

  • Boletín: BOLETIN 120 mayo 2018

    Temática: Cultura Orozú da un paso de éxito más en su trayectoria con su participación en el Festival de AlmagroOrozú da un paso de éxito más en su trayectoria con su participación en el Festival de Almagro

    Orozú acudirá al Teatro Municipal de Almagro los días 24 y 25 de julio para representar ‘Volpone’, de Ben Jonson, una sátira mordaz sobre la avaricia y la lujuria. Andrés Alcantara, director de la agrupación con Belén Perez, valora esta participación en el Festival Internacional de Teatro de Almagro como un reconocimiento a la trayectoria del grupo. “Estar incluido en la programación de un festival de teatro que es el mejor de España y uno de los mejores de Europa es algo muy grande, una satisfacción inmensa y un alto honor porque vamos a llevar el humor gaditano y andaluza a un sitio castellano”, reconoce.

    “Nos estamos esforzando por dar la mejor imagen de Andalucía y del movimiento teatral de la ONCE”, afirma Alcántara, que es también director escénico de la obra que van a representar, una reivindicación muy crítica, a través del humor, de la sociedad actual y de plena vigencia dada la sucesión de casos de corrupción que asolan a España en la actualidad.

    Para los directores de Orozú es un reconocimiento a la calidad artística de sus componenentes

    Volpone es un contemporáneo de Shakespeare representado por una compañía de clowns que van incorporando personajes de forma muy actualizada. “Es una crítica hacia la avaricia y el ansia de poder y obviamente  incluye insinuaciones críticas con el modo de vida que estamos llevando y la sociedad que tenemos”, explica Alcántara, quien considera que una buena crítica entra mejor con humor. “La crítica a ese ansia de poder, de engañar a los demás, de riqueza, es el terreno en el que se mueve Volpone, y resulta muy actual, por eso la elegimos. Aquí hay mucha gente que nos engaña, políticos, timadores, sinvergüenzas, pero aceptamos ese engaño, que nos den coba, que esos sinvergüenzas pasen por encima de nosotros, como una manera normal de vivir, y por eso en la obra siguen saliendo timadores y sinvergüenzas que ensucian la sociedad con mucho humor.”

    Orozú Teatro es uno de los grupos de teatro apoyados por la ONCE que en 2013 recibieron el Premio Max de Teatro Aficionado, en reconocimiento a su contribución al fomento del teatro amateur, la creación de nuevos públicos y la promoción de las Artes Escénicas durante más de 25 años. ‘Orozú’ nace en el año 1993, en el seno de la ONCE de Cádiz, y está compuesto por actores ciegos, con discapacidad visual grave y videntes, en una perfecta integración social. En 2010 el grupo inició una nueva etapa de gestión, configurándose dentro de A.C.I.CA (Asociación Cultural de Invidentes de Cádiz). Y en 2013 pasa a integrarse en la Asociación Cultural de Ciegos y Discapacitados Visuales de Andalucía (AACUC).

    Lo que más claramente define al grupo es su manera de afrontar el hecho escénico, utilizando recursos teatrales de todo tipo, adaptados muchos de ellos a la ceguera. Sus montajes se enfocan, exclusivamente, desde el prisma de la capacidad artística de sus actores y se caracterizan por el acercamiento a la tierra, a la forma de sentir el teatro por gaditanos andaluces, entroncándolo con sus raíces, hecho este reconocido por crítica y pública de todos los rincones de España, por la proyección que el grupo hace del divertimento, la frescura escénica, y la fiesta teatral.

    Un festival accesible

    El director del Festival de Almagro, Ignacio García, y el director general adjunto de Servicios Sociales para Afiliados de la ONCE, Andrés Ramos, acordaron que el Festival vele para que todos los espectadores puedan tener acceso tanto a las representaciones teatrales previstas como al resto de actividades programadas como exposiciones o talleres. La ONCE formará parte de la cita manchega colaborando, haciendo realidad esta accesibilidad y este sentido inclusivo del hecho cultural, según destacó Andrés Ramos.

    “La inclusión ya estaba presente en el Festival con la presencia de la audiodescripción en las representaciones, pero con esta firma hemos dado un paso más y podemos ofrecer tres pequeñas muestras de la gran actividad cultural que desarrollan las personas ciegas en España como protagonistas de diferentes expresiones artísticas”, explicó el director general adjunto de la ONCE.

    El director general adjunto de Servicios Sociales de la ONCE, Andrés Ramos, en la firma del convenio con el Festival de Almagro

    Por su parte, Ignacio García aseguró que entre sus objetivos en esta nueva etapa del Festival está el de “romper barreras” y lo han querido plasmar, por un lado, tratando de ofrecer una plena accesibilidad en los diferentes espectáculos, pero a la vez “contar con algunos grupos de teatro de la ONCE y de algún músico ciego es de verdad una inclusión total”.

    A lo largo de todo el Festival, ambas entidades llevarán a cabo, además, diferentes acciones que garanticen esa plena accesibilidad del público con discapacidad, en general, y con discapacidad visual, en particular.

    Programación inclusiva

    Dentro de la programación, que se presentará en su totalidad el lunes 16 de abril a las 12 del mediodía en el Teatro de la Comedia de Madrid (Calle del Príncipe, 14), este convenio contempla tres espectáculos inclusivos, protagonizados por personas con discapacidad visual:

    Martes 24 de julio a las 22:45 horas, Corral de Comedias

    Concierto de música sefardí a cargo de la cantante ciega argentina Mónica Monasterio quien, acompañada del músico Horacio Lovecchio, interpretará canciones sefardíes del siglo XVI.

    Martes 24 y miércoles 25 de julio a las 20 horas, Teatro Municipal

    ‘Volpone’, de Ben Jonson, sátira mordaz sobre la avaricia y la lujuria a cargo de la compañía gaditana Orozú Teatro, formación que nace en 1993 en el seno de la ONCE de Cádiz compuesta por actores ciegos, deficientes visuales y videntes en una perfecta integración visual.

    Viernes 6 y 20 de julio a las 21 horas, Plaza Mayor

    Coplas y romances de cordel. Los populares ‘cantares de ciegos’ a cargo de la compañía albaceteña La Ruina, fundada también en el seno de la ONCE en 1990. Este modelo de comunicación oral solía caracterizarse por su selección de temas truculentos y sucesos insólitos; y ha quedado estrechamente ligado al mendigo errante que iba de pueblo en pueblo relatando, cantando o vendiendo los ‘pliegos de cordel’.