El talento musical de la ONCE busca nuevos escenarios y mayores públicos

  • Boletín:

    Temática: Cultura Medio centenar de artistas de toda España participaron en las jornadas de MadridMedio centenar de artistas de toda España participaron en las jornadas de Madrid

    Pianistas de jazz, de clásico, cantaores flamencos, cantantes líricos, guitarristas, baterías, cantantes de pop y de folk, sopranos, miembros de corales, medio centenar de artistas como ejemplo de la larga cantera incluidos en la Promoción Artística de la ONCE, participaron el primer fin de semana de diciembre, en el Complejo Duques de Pastrana de Madrid, en unas jornadas de encuentro en el  que, durante dos días, pudieron compartir las barreras que tienen que superar en su día a día para ganarse un espacio propio en el siempre competitivo mercado artístico de este país.

    Además de recibir formación sobre claves del éxito en el mundo de la música o cómo está funcionando en la actualidad el panorama de los programadores de circuitos y salas o el lanzamiento de proyectos, el encuentro sirvió también para intercambiar experiencias y que los artistas más destacados en el ámbito de la ONCE conocieran con detalle las carreras de sus colegas.

    El jefe de Prensa de la ONCE, Chema Prieto, animó a los artistas a hacn uso "natural" de las redes sociales para mejorar su proyección profesional

    En la inauguración de estas jornadas, el director general adjunto de Servicios Sociales, Andrés Ramos, destacó la importancia estratégica que tiene la música para la ONCE, dentro del área de los servicios sociales. “Un mundo sin cultura es un mundo más pobre. Por eso queremos seguir avanzando para dotar a los artistas afiliados de herramientas que les faciliten su trabajo”, explicaba. Ramos defiende que hay mucho talento artístico en el seno de la ONCE en toda España. “La gente ciega que se dedica a la música, lo cual es muy complicado, lo hacen muy bien y nosotros desde la ONCE tenemos que estar ahí apoyando y ayudándolos a que sigan haciendo bien su trabajo, porque además funciona como elemento de inclusión para demostrar lo que somos capaces de hacer las personas ciegas”.

    Por su parte, el director de Promoción Cultural, Atención al Mayor, Juventud, Ocio y Deporte de la ONCE trasladó a los asistentes la necesidad de innovación y actualización de los procesos y de profesionalización en este campo. “El mundo de la cultura es complejo, por eso debemos de tener este tipo de programas en la ONCE –explica Ángel Luis Gómez-. Pero nos pasa lo mismo en el mundo artístico o en el deporte. Por eso necesitan de nuestra ayuda, para que puedan seguir haciendo lo que más les gusta”.

    En este sentido, el jefe de Prensa de la ONCE, Chema Prieto, animó a los artistas a utlizar más y mejor las posibilidades que ofrecen las redes sociales para reforzar su proyección, darse a conocer más y de forma más eficiente para conquistar nuevos públicos. “Debéis estar en las redes de forma natural porque la mayor parte de las audiencias se dan cita en las redes de forma natural”, señaló.

    Otra Macarena

    Desde la Sociedad General de Autores, su director de Proyectos, Luis Francisco García, sugirió a los artistas que se hagan socios de la SGAE, o de cualquier otra entidad de gestión de derechos, y que registren sus obras. “Hacedlo porque nunca sabéis si vais a tener otra Macarena escrita en vuestras manos”, dijo gráficamente en alusión al éxito planetario de Los del Río.

    “Más que por la SGAE, por ellos mismos, es bueno que se hagan socios porque es la entidad de gestión en España que se dedica a los derechos de autor. Los  derechos de autor perduran hasta los setenta y cinco años después la muerte del mismo, es decir, puede ser la casa tuya, la de tu hijo y la de tu nieto –les explicó-. Entonces hay que hacer uso de ellos. La SGAE tendrá sus aciertos y errores, pero es de las cinco entidades que mejor gestionan los derechos de los artistas en el mundo. En resumen, que se hagan socios. El derecho del autor no se termina por ejecutar si no estás dentro de una entidad de gestión”, matiza.

    “Es complicado abrirse un hueco”

    De las dificultades de un artista para hacerse con un espacio propio en el mundo artístico sabe bien Juan García Padilla, ‘Juan de Úbeda’, que perdió la visión por desprendimiento de retina y fue vendedor de la ONCE desde 1982 a 2010. Aunque lleva a su pueblo y a Andalucía siempre en el corazón, el jienense se marchó a los 14 años de Úbeda y se instaló en Cataluña donde lleva su cante flamenco a todas las peñas y asociaciones que le abren sus puertas. “Cuesta muchísimo. Es bastante complicado abrirse hueco”, reconoce, y más ahora en la Cataluña del procés, tan volcada en su debate político.

    Juan de Úbeda en gesto flamenco

    “Hubo muchos años en los que se abrieron muchas peñas, pero actualmente han cerrado muchas y las ayudas por parte de las entidades públicas cada vez son menores y poco a poco se está perdiendo”, explica. “Ahora si vas a algún ayuntamiento separatista las puertas se te cierran y es complicado que te llamen para actuar. Aunque normalmente, todas las peñas y casas culturales suelen estar dirigidas por andaluces”.

    A Juan le encantaría cantar este año en Úbeda, porque allí presentó su primer disco en el Hospital de Santiago, y presentar en sociedad este segundo álbum, aunque en el Ayuntamiento –lamenta- no han sido muy receptivos hasta la fecha. “Sigo con esa ilusión de presentar este disco allí y que desde dentro de la ONCE nos conozcan tanto interna como externamente”.

    La cantante granadina María José Muñoz, vendedora de la ONCE y afiliada desde 2012, componente del grupo ECNO (ONCE al revés), asegura haberlo tenido “un poco más fácil” por haber empezado como parte de la ONCE aunque ya se han “emancipado”, y ahora avanzan gracias a los muchos contactos acumulados en los últimos años. “Pero cuesta mucho –reconoce también- y las puertas que hemos conseguido han sido en gran parte gracias a la ONCE”. ECNO interpreta sobre todo rock de los años setenta hasta ahora y canciones de Joaquín Sabina, Fito y Fitipaldis y su debilidad, Amy Winehouse. “Nos llena mucho –concluye-. Es nuestra forma de evasión total porque la lírica nos gustaba, pero es que el rock nos gusta aún más. Ensayas y te olvidas de absolutamente todo”.

    María José Muñoz reconoce que la música le desconecta de todo

    La prioridad de la ONCE pasa ahora por potenciar las actuaciones de los artistas ciegos o con discapacidad visual fuera de los escenarios de la Organización y dar más oportunidades para salir fuera, de ahí la necesidad de seguir profesionalizando esta cantera de artistas, según destacó Ángel Luis Gómez, para que lleguen a un público cada vez mayor que descubran fuera el mucho talento y diverso que hay dentro de la ONCE.