El guitarrista malagueño Sergio Molido, premio al artista con discapacidad de la VII Bienal Flamenca

  • Boletín: BOLETIN 122 julio 2018

    Temática: Cultura Sergio Molido, El Kuko, premio al artista con discapacidad de la VII Bienal Flamenca de la ONCESergio Molido, El Kuko, premio al artista con discapacidad de la VII Bienal Flamenca de la ONCE

    Hijo y nieto de tradición flamenca, Sergio Molido, ‘El Kuko’, comenzó a los ocho años a estudiar la guitarra de la mano de Pedro Blanco, Antonio Losada y Ramón Barranquero y en los últimos años ha recibido clases de Antonio Soto y del algecireño José Carlos Gómez. En la actualidad forma parte de la directiva de la Peña Torre del Cante, forma parte del jurado del concurso ‘Mirando a la Torre’ y es profesor de guitarra en los talleres que la ONCE organiza en Málaga.

    Al Kuko, este premio, le ha pillado por sorpresa. “No me lo esperaba –reconocía-. Ha sido un premio al trabajo de tantos años ahí estudiando. Pero en mi vida me esperaba yo un reconocimiento”. El guitarrista asegura que las bulerías le han acompañado toda la vida, “van conmigo siempre”, dice, y considera a Paco de Lucía prácticamente como un Dios. “Es un creador, el más importante que ha dado la música, no el flamenco, la música en general, es demasiado”, dice.

    Vendedor de la ONCE en la barriada de Los Girasoles de la capital malagueña, le dedica a la guitarra todo el tiempo que puede. “Hay días que dos horas y otros que diez, va por épocas y por rachas”, explica. Ahora pasa por un momento dulce por la satisfacción que le da impartir clase a otras personas con discapacidad en el taller de la ONCE. “Este premio es un estímulo para mí para poder seguir, pero también una motivación para ellos, un ejemplo para que vean que siempre se puede conseguir algo más”.

    Vanessa González suma este premio a una larga ya trayectoria de galardones y reconocimientos

    Por su parte, Vanessa González suma este reconocimiento a una larga lista de premios de su trayectoria artística entre los que destaca el primer premio del Concurso Nacional de Flamenco ‘Curro Malena’ de Aguilar de la Frontera (Córdoba), el primer premio del Concurso Nacional Flamenco de Coria del Río (Sevilla), el de Jóvenes Flamencos Rafael Romero ‘El Gallina’ de Andújar (Jaén), el de la Peña Cultural ‘Juan Casillas’ de Cuevas de San Marcos (Málaga), todos ellos en 2016, o el primero también del Concurso de Cante Flamenco Peña Cultural ‘Curro de Utrera’ o el de Morón de la Frontera, en Sevilla, el año pasado.

    En 2001 entró en la Escuela de Saetas La Santa Cena de Sevilla y en 2008 comenzó su andadura en el flamenco en la Escuela de Cante de Fernando Rodríguez. Ese año obtuvo ya el primer premio del Concurso Nacional de Cante Flamenco Antonio Mairena, de Mairena del Alcor. En 2015 estudió becada por la Fundación Cristina Heeren con profesores como Calixto Sánchez, Julián Estrada y Pepa Sánchez entre otros. Hoy su voz flamenca, su quejío, su forma de sentir y entender el flamenco y su juventud, 29 años, le convierten en una gran promesa del cante andaluz.

    “Todos los premios son especiales y este también, es un paso más, me hace una ilusión enorme”, comenta Vanessa tras conocer el fallo del jurado. “Es el fruto del esfuerzo, una forma de reconocer el trabajo y que hay detrás del escenario, que muchas horas de escuchar y de estudiar detrás”. Vanessa González señala a la figura de Antonio Mairena como su principal fuente de inspiración. “Por mi tierra, estoy muy pegaita a Mairena, y desde chica, desde siempre me he criado escuchando a Antonio Mairena. Bebo mucho de su fuente –reconoce- aunque escucho de todo un poco, me gusta sobre todo el cante antiguo, de raíz, no soy mucho de innovar”.

    La cantaora del Viso se declara una artista de sentimientos “porque cuando me pongo a estudiar cante solo busco entenderlo y sentirlo, no puedo cantar una letra que no me llegue o hacer un cante sin saber lo que estoy contando. Porque el cante son historias y las letras tienen su fondo. El cante y el arte antes que todo es sentimiento”, afirma.

    David Campaña cursa estudios de guitarra flamenca en el Conservatorio Cristóbal Morales de Sevilla

    David Campaña, 20 años, cursa 4º de grado profesional de guitarra flamenca en el Conservatorio Cristóbal Morales de Sevilla con Marcelo de la Puebla. Comenzó con 14 años con el profesor Roque Acevedo, y ha dado también un año de guitarra clásica con José María Sánchez. Este es el primer reconocimiento que suma a su experiencia artística. “Me ha sorprendido, no me lo esperaba, pero me hace mucha ilusión este premio”, subraya.

    Coincidiendo con los años de celebración de la Bienal de Flamenco de Sevilla, la ONCE organiza desde hace 14 años, siempre en Granada, su propia bienal con la intención de descubrir nuevos talentos en el ámbito del flamenco y dar oportunidades a los artistas con discapacidad en cualquiera de los palos del flamenco, tanto en cante como en toque y baile.

    La Bienal Flamenca de la ONCE se realiza en colaboración con el Instituto Andaluz del Flamenco y celebrará su gala de entrega de premios el próximo 18 de octubre, por primera vez en el teatro Isabel la Católica, que será presentada por el periodista de Canal Sur, Manuel Curao.

    El jurado, reunido el pasado 25 de junio, ha estado presidido por el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, y compuesto por el director de la ONCE en Granada, Alberto Morillas, el cantaor flamenco Ángel Rodríguez, el guitarrista flamenco Isidoro Pérez, el especialista en flamenco Francisco Rodríguez y el periodista especializado en flamenco Juan Antonio Ibáñez.