La presidenta del Parlamento de Andalucía critica la “infantilización” de la mujer con discapacidad

  • Boletín: BOLETÍN 136 noviembre 2019

    Temática: Consejo Territorial La presidenta del Parlamento de Andalucía inauguró la jornada en la sede de Fundación ONCE, en SevillaLa presidenta del Parlamento de Andalucía inauguró la jornada en la sede de Fundación ONCE, en Sevilla

    En la primera mesa de la mañana, se debatieron ponencias y experiencias de miembros como la secretaria general del CERMI Andalucía, Isabel Viruet, el presidente del CERMI, Antonio Hermoso (único miembro masculino en la mesa), la presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, y las miembras del CERMI, Mercedes López y Carmen León. Isabel Viruet, quiso recalcar la importancia de que cargos como tales estuviesen presentes.

    Viruet se mostró expectante y orgullosa de la gran presencia del género femenino que la acompañaba en este encuentro: “Estoy deseando que comencemos a hablar y pasar un buen rato, sólo vamos a hablar en femenino así que los chicos que se den por aludidos que sepan que siempre es al revés y hoy hablaré en femenino”, advirtió.

    Intervención de la presidenta del Consejo Territorial y secretaria general del CERMI-A, Isabel Viruet

    La directora general de Personas con Discapacidad de la Junta de Andalucía, Mercedes López, consideró “un honor y orgullo formar parte de esta mesa, y además junto a Antonio, como gran defensor de la mujer. Mi enhorabuena a estas jornadas que van a dar visibilidad a la discriminación en las mujeres, ya que la diversidad de las mujeres con discapacidad provoca una invisibilidad de éstas en la sociedad donde queda patente una evidente brecha de género, pasando la mujer a una posición inferior”, afirmaba López.

    No quiso dejar de lado la mención hacia el programa especial creado para hacer frente a tal lucha como lo es el Plan de Acción Integral que se creó en 2012 y que bien poco ha hecho para combatir dicho problema social: “sobre este programa, desde que se llevó a cabo su creación en el año 2012 apenas hemos tenido información sobre él”, aclarando la enorme necesidad de que comience a trabajar por y para la mujer desde ya.

    Mercedes López –que tiene discapacidad visual- ha sido la primera mujer con discapacidad en ocupar un puesto en la administración pública y ante lo que ésta veía como un grave problema: “Me niego a ser la única mujer con discapacidad en ocupar un puesto público, porque de lo contrario esto demuestra un enorme problema en nuestra sociedad que debemos mirar”.

    Por último, mostró su agradecimiento hacia la presidenta del Parlamento andaluz por el galardón recibido en este mes de octubre como ejemplo de mujer con discapacidad en la vida política e institucional que otorga el ‘Premio Cermi.es 2019’. Bosquet, devolvió con cariño y un sentido abrazo hacia Mercedes haciéndole llegar que nadie más que ella se merecía ese otorgamiento.

    La presidenta del Parlamento de Andalucía, Marta Bosquet, junto al presidente del CERMI-A, Antonio Hermoso

    Por su parte, Marta Bosquet agradeció tanto a Fundación ONCE como al CERMI Andalucía que le hubiesen permitido estar allí presente. Trató temas tan presentes relacionados con un problema social como tal como el papel principal de los organismos, estamentos e instituciones o la ‘infantilización’ de la mujer con discapacidad. “Existen muchas dificultades para avanzar en el camino de esa igualdad que todos queremos y se normaliza la sexualidad de la mujer con discapacidad en la sociedad vulnerándose uno de los derechos más importantes que tenemos, donde se infantiliza a la mujer”, afirmó la presidenta de la Cámara andaluza.

    “La violencia de género es de por sí ya un problema más que presente, pero cuando la que recibe esa violencia es una mujer con discapacidad nos encontramos ante un problema de doble fondo”, denunció Bosquet. La presidenta concluyó destacando a las mujeres con discapacidad como un ejemplo de coraje y sacrificio. “Una sociedad avanzada es la que no deja a nadie atrás”, subrayó.

    Triple discriminación

    En la ‘Mesa de Experiencias’ intervinieron Patricia Gasco junto a Felisa Losada, de Plena Inclusión Andalucía, Carolina García, de Aspace Andalucía, María Ruíz-Peña, representante de Asperger Sevilla, y Pilar Cuéllar, como sexóloga y psicóloga del Servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla.

    Y aludieron a la triple discriminación. “Ser mujer y tener discapacidad ya es complicado en el mundo que vivimos, pero si a ello le sumamos una palabra, sexualidad, aparece un grave problema –destacó Patricio Gasco-. No está bien visto tener una orientación sexual diferente a la explícitamente normal y es cuando aparecen los ‘seres asexuados’, es decir, personas que al no tener relaciones sexuales parece que ya no pueden tenerlas”, confirmando lo mucho que queda por mejorar aún.

    También quisieron mencionar la diferencia de uso a la hora de plasmar una educación formal y no formal, debiéndose hacer más hincapié en la segunda ya que es la que se suele dar más en aspectos cotidianos y de la vida diaria. Es por ahí por donde se debe comenzar a inculcar la educación y dejar de tratar la sexualidad en mujeres con discapacidad como un tema tabú, según dijeron.

    Desde Plena Inclusión Activa, llevan a cabo diariamente más de ochenta talleres que tienen como principal objetivo promocionar la igualdad, participación y el empoderamiento de la mujer en la sociedad, así como la prevención de la violencia por género. También dan apoyos a mujeres con discapacidad para formar sus proyectos de vida, la toma de decisiones e información necesaria. “Es necesario que se conozca la sexualidad en todas sus esferas”, destacó Losada.

    Las ponentes hablaron con rigor y con coraje a favor de la sexualidad de las mujeres con discapacidad

    La representante de Aspace, la jerezana Carolina Díaz, provocó la sonrisa del auditorio cuando contó con detalle cómo sufrió una parálisis cerebral que le afecta a la parte motora de su cuerpo pero que, sin embargo, no le impide disfrutar de lo que más le gusta. “Soy capaz de hacer muchas cosas, irme de fiesta (¡que me encanta!), trabajar y llevar una vida independiente. La discapacidad no me frena para nada y es necesario que comencemos a romper estereotipos”, reclamó.

    “En la adolescencia se me despertó el interés por los hombres, cuando tenía dieciocho años y sufrí mi primer desamor. Pero actualmente llevo dos años con mi pareja y estoy muy feliz”, con total naturalidad, contó cómo se había ido desarrollando el aspecto sexual en su vida. Dejó claro, que, como cada pareja, cada uno tiene su “librillo”. “Yo espero que mis padres se duerman para tener mi momento de intimidad con mi pareja, todos tenemos nuestro truquillo”, comentaba con un tono divertido.

    Como ella, muchas mujeres con discapacidad se encuentran hoy en día con la sobreprotección y la poca naturalidad de sus padres cuando hay que tratar sobre sexualidad. “Mi familia no hablaba sobre sexualidad pensando que se podía despertar en mí, pero lo que no sabían es que ya se había despertado –contó Carolina-. Pero con los años hemos ido avanzando y hablamos de temas sexuales sin ninguna barrera”. Carolina García, de Aspace Andalucía concluyó reivindicando los derechos y necesidades que deben de tener las mujeres con discapacidad, como todos, disfrutando así de una sexualidad libre, plena y satisfactoria.

    Hay que seguir luchando

    La jornada concluyó con las intervenciones de María Ruíz-Peña y Pilar Cuéllar, como miembros de Asperger Sevilla y del Servicio de Salud del Ayuntamiento de Sevilla.

    Ruíz-Peña, como miembro de Asperger, explicó que mujeres afectadas por este síndrome se encuentran con desventajas tan graves como una interacción social recíproca, distorsiones en la comunicación verbal y no verbal o el hecho de ponerse en el lugar del otro. Y terminó poniendo voz a las palabras de Anaïs Nin: “El erotismo es una de las bases del conocimiento, tan indispensable como la poesía”.

    Pilar Cuéllar, sexóloga con más de veinte años de experiencia en educación sexual y promotora del programa ‘Yo También Siento’ creado en el año 2011 aludió a la mercantilización del cuerpo de la mujer, las mujeres con discapacidad en la sexualidad como fuente de peligro y no de placer, reivindicación de derechos, el paradigma de apoyos o la normalización. “El silencio no protege”, advirtió, haciendo hincapié en la búsqueda de la curiosidad de una persona en relación a temas sexuales. “Por ello debemos de dotarla de los medios adecuados porque si no los encontrará por otros medios no tan seguros”, señaló.

    Vista general del salón de actos del Pabellón de Fundación ONCE durante la celebración de la Jornada

    Con la ponencia magistral de Pilar Cuéllar, se pasó a una ronda de preguntas donde los asistentes pudieron resolver dudas respecto a tema, y tras las cuales, Isabel Viruet puso el broche de oro con un discurso que animaba

    La jornada concluyó con el mensaje de la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE y secretaria general del CERMI quien animó a las mujeres a seguir luchando por una sociedad más igualitaria para que nadie decida por ellas.