Noticias por secciones

Entrevistas

  • EN PRIMERA PERSONA: Juanjo Montiel, programador informático

    Luis Gresa | Juanjo Montiel (Málaga, 1984) no se reconoce como un ser excepcional, pero toda su trayectoria indica justo lo contrario, un cráneo privilegiado de los que describiera Valle-Inclán. Su pasión por los ordenadores comenzó de forma autodidacta y ya a los 12 años diseñó sus primeras webs. Sabía que si aprendía a programar lograría ser capaz de hacer lo que quisiera. Y el tiempo le ha dado la razón. Su primer gran éxito fue Litersoft, el programa para acceder a la biblioteca tiflotécnica de la ONCE, tan apreciado por el colectivo de personas ciegas. En la actualidad, trabaja como programador con dos perfiles de gran exigencia profesional; en un sistema para el manejo de reservas e interconexión entre líneas aéreas para una multinacional y como responsable de Accesibilidad de Pasion, en Barcelona. Juanjo es ciego de nacimiento y se declara muy crítico con el cumplimiento de la Accesibilidad en España y muy consciente de los riesgos que los desarrollos de las tecnologías pueden generar en la sociedad de hoy. Pero él insiste, “no soy un fuera de serie”, sostiene. Quizá no lo sea, pero es, en todo caso, un buen ejemplo de capacidad.

  • Pilar Mir, en su estudio de Málaga, se declara una autora de la ambigüedad en la escultura EN PRIMERA PERSONA: Pilar Mir, escultora

    Luis Gresa | De pequeña le impresionó tanto el Renacimiento, las obras de Miguel Ángel y sobre todo Bernini, que desde entonces ha volcado toda su vida en la escultura y hoy es una de las escultoras que mejor trabajan la piedra en España. Pilar Mir (Jaén, 1957) es afiliada a la ONCE desde el pasado mes de diciembre por un glaucoma que puede robarle la vista, pero se declara preparada para lo que venga e impresionada por la calidad humana que ha encontrado dentro de la Organización. Ahora, sueña con dejar huella en Málaga, su ciudad, frente al Mediterráneo. La conversación transcurre en su estudio en medio de un mar de esculturas perfectamente ordenadas que un día fueron el boceto de grandes obras.

  • Adriana Pérez sostiene en esta entrevista que el Plan ONCERCA supone "una bocanada de realidad" | Reportaje gráfico: Pepo Herrera EN PRIMERA PERSONA: Adriana Pérez, jefa de Servicios Sociales de la Delegación Territorial

    La nueva jefa de Servicios Sociales de la Delegación Territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Adriana Pérez (Algeciras, 1987), es un torrente de entusiasmo y vitalidad, una mujer apasionada por lo que hace y muy convencida del regalo que es ser, como dice, afiliada a la ONCE. Diplomada en Trabajo Social, máster de Mediación Familiar, grado de Educación Primaria con inglés y máster en Neurosicología de la Educación, se declara una enamorada de la Neurociencia y en la actualidad se plantea ya el doctorado de Sicología además de ultimar su primera novela. Con este currículum abrumador, Adriana defiende el Plan ONCERCA como “una bocanada de realidad”.

  • Sonia Martos se declara una apasionada de los viajes EN PRIMERA PERSONA: Sonia Martos, empresaria, creadora de 'Conecta2 Eventos'

    Cristian Díaz | Sonia Martos (Torredonjimeno, 1982) es la creadora de ‘Conecta2 Eventos’, una empresa de ocio conciliador que organiza actividades recreativas para, entre otros colectivos, personas con discapacidad. Fundación ONCE ha apoyado esta iniciativa, junto con otros 68 proyectos de la economía social, de forma económica y financiera. La jienense padece fibromialgia, pero esto no le impide luchar por sacar adelante su negocio. Viajar es la mayor pasión de Martos que, además, escribe cuentos infantiles para concienciar a los niños de que tienen que superar las barreras que se les pongan por delante en su vida. Ha visitado medio mundo. Tiene en mente volar a Perú, pero el destino que más le llama la atención, en estos momentos, es Panamá.

  • María José Fernández pintará un cuadro al sonido de la música de un piano en la inauguración de la Semana ONCE en la Delegación Territorial EN PRIMERA PERSONA: María José Fernández, pintora

    Cristian Díaz | María José Fernández Martínez (Utrera, Sevilla, 1961) no termina de creerse que el próximo lunes abrirá la Semana de la ONCE en la Delegación Territorial. Esta artista, ciega total, pintará un cuadro mientras el pianista Rafael Arregui interpretará su pintura con una melodía. Los dos creativos improvisarán en un espectáculo que sorprenderá al público. Fernández es una mujer sencilla que le gusta pasar tiempo con sus amigos, cocinar y practicar deporte en el gimnasio. La utrerana, sin embargo, tiene una pasión que ocupa la mayor parte de sus pensamientos: el arte. Admira a Sorolla, dibuja sin parar y sus exposiciones se cuentan como éxitos.

  • Manoli Jiménez ha obtenido el premio Experiencias ONCE por su trabajo sobre voluntariado norteamericano con la ONCE | Reportaje gráfico: Pepo Herrera EN PRIMERA PERSONA: Manuela Jiménez, premio Experiencias ONCE

    Cristian Díaz | Manuela Jiménez Muñoz (Morón de La Frontera, 1965), ‘Manoli’ para sus familiares y amigos, desempeña funciones de trabajadora social en la ONCE desde 1989, los últimos cinco años como coordinadora del Voluntariado en Sevilla y Huelva. Aficionada al teatro, al baile y al senderismo, el pasado 22 de febrero recibió el segundo premio del III Concurso de Experiencias de Innovación y Buenas Prácticas en Servicios Sociales’ que convoca la Dirección General de la ONCE por la experiencia titulada ‘Volunteering/Voluntariado. Rompiendo Fronteras’, bajo el seudónimo de ‘Gente corriente’.

  • "Lo que más me seduce es el contacto con los afiliados", sostiene Ornedo | Reportaje gráfico: Fernando Ruso EN PRIMERA PERSONA: José Antonio Ornedo, vicepresidente primero del Consejo Territorial

    Luis Gresa | Cualquiera que conozca a José Antonio Ornedo destaca de él su gran calidad humana. Como jefe, como compañero, como padre, como amigo, todos coinciden en el gran corazón que hay detrás de su sonrisa, siempre cercano, dispuesto a resolver y a ayudar, a ponerse en el lugar del otro, a ser útil a los demás. Con ese espíritu asume ahora un nuevo reto en su vida, la vicepresidencia primera del Consejo Territorial de la ONCE después de cinco años al frente de los Servicios Sociales en la Delegación Territorial.

  • Jesús Casanova y Esperanza Pazo, frente a frente, antes de comenzar su conversación en la sede de la ONCE en Huelva EN PRIMERA PERSONA: Esperanza Pazo y Jesús Casanueva, los mismos 80 años que la ONCE

    Cristian Díaz | Luis Gresa | No es una entrevista al uso. De hecho, no es una entrevista, es una conversación a dos bandas. Hemos querido juntar, en el último Boletín de ONCE Andalucía de este emblemático 2018, a dos afiliados que nacieron el mismo 1938 que la ONCE. Y nos hemos sentado con ellos en Huelva para hablar sobre su infancia, sus recuerdos, sus anhelos... Son Esperanza Pazo, onubense, viuda, dos hijos, cinco nietos y tres biznietos, y Jesús Casanueva, de Udías, en Cantabria, aunque sevillano desde los dos años, casado, tres hijas, seis nietos y dos biznietos. Ambos tienen mucho en común: los dos son ciegos, los dos quieren a la ONCE, los dos se sienten muy orgullosos de ser andaluces y los dos se declaran felices en este último tramo de la vida, gracias, en gran medida, reconocen, a la ONCE.

  • José Galán, premio Solidarios ONCE 2016, estrenará la Bienal de Flamenco de Sevilla con su flashmob EN PRIMERA PERSONA: José Galán, bailaor y coreógrafo

    Luis Gresa | José Galán (Sevilla, 1980) no es ciego. Tampoco va por la vida en silla de ruedas. También oye. Pero lleva la discapacidad en las venas. Discapacidad en todos los poros de su piel a cada paso de baile, en cada una de sus coreografías, en cada uno de sus espectáculos. Con el tiempo, el bailaor sevillano, premio Solidarios 2016, se ha erigido en el principal referente del flamenco integrado en España, que es como decir, en el mundo. Y ahora, tras diez años de bailar en el desierto, ve reconocido su esfuerzo situando a la discapacidad en la cumbre del flamenco, la Bienal de Sevilla. Un flashmob integrador coreografiado por él abrirá el próximo 6 de septiembre la XX Bienal de Flamenco.

  • Cristina Calleja reconoce que tiene debilidad por la tortilla de patata EN PRIMERA PERSONA: Cristina Calleja, jefa de Sala de 'No veas'

    L. G. | Cristina Calleja (Barcelona, 1992) ha cumplido ya su segundo año como jefa de Sala en ‘No veas’ de Sevilla, un espacio de experiencias gastronómicas, pionero en su oferta, que permite al cliente disfrutar del sentido del gusto completamente a oscuras. Residente en Utrera (Sevilla) desde 2006, a los 17 años se quedó ciega en un mes, por un problema hereditario, estando estudiando en el CRE de Sevilla. Hoy es una joven feliz entregada a la responsabilidad de dirigir un restaurante muy, muy especial.

Páginas